Público
Público

Twitter El Gobierno se desentiende de las mofas de policías sobre el "osito" Junqueras

Ante preguntas del grupo Unidos Podemos en el Senado, el Ejecutivo afirma que la actuación de la Policía Nacional "se ha ajustado a los principios básicos" que recoge la Ley. Entre los comentarios a los que aludía el senador Joan Comorera se encuentran las burlas de tres agentes de servicio el día en el que el exvicepresidente de la Generalitat entró en prisión: "Al osito ya verás cómo lo van a poner"; "le arreglan el ojo".

Publicidad
Media: 4
Votos: 3

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, al término de un discurso en el Congreso. EFE/Archivo

Tres agentes de la Policía Nacional pueden llamar "osito" al exvicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras; tienen vía libre para especular sobre su futurible violación en prisión provisional -"Que lo pongan a cuatro patas"-, y pueden mofarse de él hasta el punto de asegurar que, así, a lo mejor "le arreglan el ojo". Y pueden hacerlo vistiendo el uniforme y estando de servicio a las puertas de la Audiencia Nacional, pero el Ejecutivo de Mariano Rajoy no parece apreciar ninguna irregularidad en esta conducta, que sí ha llevado a la Dirección General de la Policía a abrir una información reservada.

De hecho, y aunque le pregunten específicamente al respecto, el Gobierno obvia además los mensajes sobre Catalunya lanzados desde la cuenta oficial de la Policía Nacional en Twitter, en los que los agentes hacían uso de hashtags utilizados en ciertas manifestaciones -de los autodenominados "constitucionalistas"-. También elude comentar los tuits de sindicatos policiales contra miembros del Govern cesado vía 155 de la Constitución, de la Mesa del Parlament o de personalidades catalanas de diversa índole. El más conocido es el que publicó la Unión Federal de Policía desde su cuenta oficial en la citada red social, junto a la imagen de agentes fuertemente armados y con los rostros cubiertos con pasamontañas.

Y, sin embargo, para el Gobierno de Rajoy la actitud de estos policías se ajusta "a los principios básicos" que recoge la ley que regula la actuación de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Así lo afirma en respuesta a una pregunta escrita del grupo confederal Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea en el Senado a la que ha tenido acceso Público, y en la que se despacha en dos breves párrafos:

"En relación con la pregunta planteada, se informa que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, bajo dependencia del Gobierno, tienen como misión proteger el libre ejercicio de los derechos y libertades, así como garantizar la seguridad ciudadana. De este modo, su actuación se ha ajustado a estos principios básicos recogidos en la Ley 2/1986, de 13 de marzo, de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad", reza el texto remitido por el Ejecutivo, con fecha 12 de enero de 2018.

Así, la respuesta del Gobierno no satisface en absoluto al senador Joan Comorera Estarellas, autor de la iniciativa, registrada el 6 de noviembre del pasado año. "El Gobierno no responde, tal y como es su obligación, a una cuestión clave: se está utilizando de forma política y partidista a unas fuerzas de seguridad que deben servir al conjunto de la ciudadanía, y no al partido del Gobierno, como el PP parece creer", explica el senador a este medio.

Además de citar los casos mencionados, el texto registrado por Unidos Podemos recordaba que el artículo 5.1 b) de la Ley Orgánica 2/1986, de 13 de marzo, de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, establece que "son principios básicos de actuación de los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, actuar, en el cumplimiento de sus funciones, con absoluta neutralidad política e imparcialidad y, en consecuencia, sin discriminación alguna por razón de raza, religión u opinión".

En concreto, las preguntas con las que abordaban esta cuestión son las siguientes: "A tenor de ello [los casos citados], ¿Qué valoración hace el Gobierno de esas actuaciones? ¿Piensa tomar el Gobierno algún tipo de medidas o recomendaciones a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad para garantizar el estricto cumplimiento de lo previsto en el artículo 5.1 b) de la Ley Orgánica 2/1986, de 13 de marzo, de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad?". Todo, para que el Ejecutivo se despache en apenas dos párrafos, obviando -nuevamente- la realidad.