Publicado: 09.12.2013 21:50 |Actualizado: 09.12.2013 21:50

'Txikierdi', ex jefe de ETA e histórico portavoz de los presos, sale de la cárcel tras 28 años en prisión

Juan Lorenzo Lasa Mitxelena renunció el pasado 2011 a su función de representante de los presos que compaginaba con la también terrorista Ana Belén Egües

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Juan Lorenzo Lasa Mitxelena, alias Txikierdi, ha abandonado esta tarde la cárcel después de permanecer 28 años preso tras la derogación de la retroactividad de la doctrina Parot. Con una dilatada trayectoria en ETA de la que llegó a ser su máximo responsable de comandos, este interno era además uno de los más representativos del Colectivo de Presos de la banda (EPPK en sus siglas en euskera), donde ejerció de portavoz durante años hasta el pasado 2011.

Según han confirmado a Europa Press fuentes conocedoras de la excarcelaión, Txikierdi ha abandonado este lunes la cárcel de Sevilla. Precisamente en el penal de Morón de la Frontera, Mitxelena inició junto a sus compañeros de la banda de esa cárcel una huelga de hambre el pasado 28 de octubre y la mantuvieron cerca de un mes. Protestaban por sus condiciones en prisión y exigían la reunificación de todos los internos de la organización terrorista.

Txkierdi renunció el pasado 2011 a su función de representante de los presos que compaginaba con la también terrorista Ana Belén Egües. Cumplió esa función durante cerca de 20 años. Posteriormente la dirección de ETA nombró una nueva cúpula de interlocutores más amplia y en la que también figuraban veteranos dirigentes de la organización como Mikel Antza.

En octubre de 1977 Mixtelena se benefició de la Ley de Amnistía y tan sólo un mes más tarde ya intentó asesinar a un guardia civil en Villabona. El 21 de julio de 1978 fue autor del asesinato de dos militares. En noviembre de ese año acabó con la vida de un juez del Tribunal Supremo, en Madrid, y el 7 de abril de 1979 asesinó a un sargento y a dos policías en San Sebastián.

En 1980 huyó a Francia donde se ocupó de la dirección de los comandos. En febrero de 1983 regresó a España para integrarse en el comando Madrid, ordenando el secuestro de Diego Prado y Colón de Carvajal, el 28 de febrero de 1983. Un año después volvió a Francia, y siguió como responsable militar y pasó a formar parte de la dirección de la banda.

En octubre de 1984 formó parte del aparato de seguridad contra los GAL y el 30 de enero de 1985 fue detenido en Anglet (Francia). Tras cumplir condena de siete años fue extraditado y llegó al aeropuerto de Barajas el 10 de abril de 1992. En marzo de 1993 fue condenado a 54 años de cárcel por colaboración necesaria en el atentado que sufrió el general Rosón, el 21 de noviembre de 1984. También fue condenado a 55 años de prisión por el asesinato del general Esquivias y a 116 años por el atentado contra el general Valenzuela, según los datos recogidos por Europa Press.

Más tarde, el 16 de diciembre de 1996, fue juzgado en la Audiencia Nacional junto con Henry Parot por el asesinato del teniente general Guillermo Quintana Lacacci, asesinado el 29 de enero de 1984 cuando salía de una iglesia cercana a su domicilio del barrio de Moncloa, en Madrid. El fiscal solicitó 30 años de cárcel para cada uno de ellos. La Audiencia confirmó la petición del fiscal.