Publicado: 10.02.2014 07:00 |Actualizado: 10.02.2014 07:00

La ultraderecha lanza una coalición antiabortista para las europeas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Ni el PP de Gallardón ni el VOX de Santiago Abascal. Los antiabortistas y ultracatólicos españoles han decidido unir fuerzas para presentar su propia candidatura a las elecciones europeas, en las que intentarán medir el respaldo social hacia lo que sus militantes definen como "derecho a la vida". Alternativa Española (AES), Comunión Tradicionalista Carlista (CTC) y el Partido Familia y Vida (PFyV) darán a conocer en los próximos días la marca oficial de la primera coalición provida, consagrada en cuerpo y alma a la defensa de una ley del aborto aún más restrictiva.

"Entre nuestras formaciones pueden existir algunas diferencias mínimas, pero no precisamente en los valores innegociables de la vida, la familia y la educación de los hijos", resumió a Público el representante del PFyV en Euskadi, Miguel Aguilella. Este firme activista contra el aborto jamás se había sentido tan acompañado: a diferencia de anteriores experiencias electorales, en las elecciones europeas del próximo 25 de mayo su partido irá de la mano de AES y CTC, por lo que confía en superar los humildes resultados obtenidos en cada una de las contiendas a las que han presentado listas.

Sus nuevos compañeros de la CTC -una de las corrientes más radicales de lo que aún queda del carlismo- también están entusiasmados. "Vamos a intentar que haya -al menos- un eurodiputado español que defienda los principios de defensa de la vida, la familia como Dios manda, la libertad de educación y las raíces cristianas de Europa. Los optimistas pensarán que es mucho. Los pesimistas que es poco. En cualquier caso, es lo que es", señalaron sus responsables en una nota dirigida a sus "afiliados y simpatizantes".

Si bien el acuerdo tripartito se firmó a mediados de noviembre pasado, los integrantes de la coalición aún realizan gestiones para tratar de sumar a distintas asociaciones antiabortistas de distintas zonas del país. Sus potenciales compañeros de viaje están en la Coordinadora por la Vida, una plataforma compuesta por 61 organizaciones del mundo ultracatólico y de la extrema derecha. Entre ellas figura Falange Española de las JONS, un partido que de momento se mantiene al margen de cualquier coalición. En ese contexto, Aguilella asegura que existen "muchas coincidencias" con los integrantes de la mencionada coordinadora, pero evita dar más pistas.

Los misterios se revelarán en los próximos días, cuando AES, CTC y PFyV hagan pública la marca con la que se presentarán a las elecciones europeas y los nombres de sus candidatos. "Estamos avanzando en las negociaciones", asegura el representante de Familia y Vida. Uno de los aspectos que más inquieta a los miembros de estas formaciones es el resultado de las conversaciones entabladas con el Frente Nacional francés, un partido al que las encuestas auguran una exitosa participación en los comicios europeos de mayo próximo. "Se está hablando, pero todavía no hay una respuesta", confirma Aguilella.

En realidad, el peso fuerte de las negociaciones con la formación de Marine Le Pen recae sobre AES, el partido ultraconservador que lidera el abogado Rafael López Diéguez, yerno del recientemente fallecido Blas Piñar. "Antes de que se conformase la coalición ya habían mantenido contactos, pero ahora todas las decisiones corresponden a la comisión tripartita", indica el representante de PFyV, quien admite que existe más de una coincidencia ideológica con el Frente Nacional.

Aguilella cambia de tono cuando se refiere a VOX, el partido fundado por el ex miembro del PP Santiago Abascal. "Varios de sus representantes ya han demostrado en más de una ocasión que no son provida. Es más, incluso alguno de ellos es proaborto", advierte. Tampoco cree que el Partido Popular esté en condiciones de satisfacer el apetito de los sectores antiabortistas. Ni siquiera la última reforma presentada por el gobierno de Rajoy -criticada por su dureza hasta por miembros del propio PP- ha logrado convencer a los más radicales. "Es un pequeño avance, pero sigue existiendo el mismo coladero" para que las mujeres puedan abortar, sostiene el delegado del PFyV.

Frente a esa "timidez" del PP, la nueva coalición ultracatólica se compromete en su manifiesto fundacional a "defender la vida desde su concepción hasta su fin natural", así como a llevar a las instituciones europeas "la voz de la familia, elemento básico en la sostenibilidad de la sociedad, basada en el matrimonio entre un hombre y una mujer", para la que pedirá "políticas de promoción, ayuda y protección". Gais y lesbianas, abstenerse.