Público
Público

Matteo Salvini El ultraderechista Salvini celebra como una "victoria" que el Aquarius no llegue a Italia

El vicepresidente y ministro del Interior de Italia se muestra satisfecho con que España acoja al barco de rescate con 629 migrantes rescatados tras más de dos días de bloqueo. Es la primera vez que un barco de rescate no puede llevar a los migrantes y refugiados a un puerto italiano.

Publicidad
Media: 2
Votos: 1

El vicepresidente italiano y ministro del Interior, Matteo Salvini, en una imagen de archivo de la campaña electoral del partido de extrema derecha La Liga.- EFE/EPA/ORIETTA SCARDINO

"¡Victoria!". Esa ha sido la reacción del del ministro del Interior italiano y líder de la ultraderechista Liga, Matteo Salvini, tras conocer que el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, ha ofrecido el puerto de Valencia para desembarcar a 629 personas que llevan más de dos días en el barco de rescate Aquarius, de las ONG Médicos Sin Fronteras y SOS Mediterranée.

Salvini, que ha hecho del discurso anti inmigración el grueso de la campaña electoral que ha llevado a su partido al Gobierno italiano, en coalición con los populistas del Movimiento 5 Estrellas, entiende los rescates de migrantes como un partido el que el que las vidas humanas son una pelota que puede lanzarse de un país a otro. Y, en esta ocasión, ha salido vencedor. Es la primera vez que un buque de salvamento no puede acceder a un puerto en Italia. Ha habido retenciones, retrasos, confiscaciones de barcos, pero nunca una negativa total como la que ha protagonizado Salvini, que piensa que este precedente se seguirá desarrollando en el futuro.

"Victoria. 629 inmigrantes a bordo del barco Aquarius, en dirección a España. Primer objetivo logrado", escribió el ministro en sus redes sociales. Sin embargo, el barco donde están atrapadas esas personas aún no ha recibido comunicación oficial de hacia dónde debe dirigirse.

Salvini, en una rueda de prensa, aseguró que la situación del Aquarius "se ha resuelto gracias al buen corazón del Gobierno español". El ministro ultraderechista aseguró que ya había dado la orden de trasladar a un barco para llevarles a Italia a las mujeres y a los niños presentes en el Aquarius, pero que "no recibió respuesta" por parte del barco.

"Hemos abierto un frente de discusión para una nueva política de inmigración a nivel continental"

El también vicepresidente del recién nacido Gobierno entre Liga y los antisistema del Movimiento 5 Estrellas celebró el resultado de "haber levantado la voz" y acusó a los anteriores Gobiernos de no haberlo hecho.

"Hemos abierto un frente de discusión para una nueva política de inmigración a nivel continental, pero no se cierra hoy el partido", indicó, aunque consideró que "lo que ha sucedido hoy es un primer paso muy importante y una señal de que Italia no puede sostener este peso en solitario".