Publicado: 12.01.2014 17:08 |Actualizado: 12.01.2014 17:08

Los ultras del PP, "indignados" con Rajoy por no acallar a los críticos con la reforma del aborto

"La cúpula del partido se está tirando piedras sobre su propio tejado", critican algunos conservadores, que aseguran que "la gran mayoría coincide en la defensa por la vida"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Varios cargos del Partido Popular consultados por Europa Press están "indignados y perplejos" con respecto al silencio adoptado tanto desde Moncloa, como desde la dirección del Grupo Popular, frente a las voces críticas que han surgido en el seno del propio partido, especialmente de algunos barones, desde que se presentará la futura reforma legislativa en Consejo de Ministros a finales de diciembre.

Así han criticado la "callada por respuesta" que se está dando desde la dirección del partido y desde el propio Ejecutivo que lidera Mariano Rajoy, que evitan —a su juicio— que se defienda la nueva regulación del aborto que quiere emprender el propio Gobierno, cuando son "cuatro gatos" dentro de su propio partido los que discrepan del texto presentado y lo ven susceptible de mejora o bien innecesario.

De hecho, estas mismas fuentes recuerdan que esta misma semana, en la reunión del Comité Ejecutivo del PP, fue el propio jefe del Gobierno el que pidió evitar el debate público sobre la interrupción voluntaria del embarazo, o este mismo jueves desde el Grupo Popular en el Congreso, con Alfonso Alonso a la cabeza, el que movilizó a la dirección del partido para que no se diera rienda suelta y se frenara aquellos comentarios críticos a la futura ley que conduce Alberto Ruiz-Gallardón .

Además, reconocen la división interna que se ha suscitado en torno a la citada reforma, frente a los intentos de "cuatro" altos mandos del PP por no defender esa ley, y que ellos mismos han decidido poner en marcha.   "La gran mayoría del partido coincide en la defensa por la vida, aunque existan matices, que todos podemos sentarnos a hablar. Con esta actitud el Gobierno, y la propia cúpula del PP, se están tirando piedras sobre su propio tejado", lamentan estas mismas fuentes del PP, corroborando así ese "sentimiento" o "enfado compartido" con la dirección conservadora.

A su vez, critican que con cualquier otra ley ya se hubiera enviado a todos los cargos del partido, desde un alcalde de un pueblo, hasta un diputado raso o un presidente de comunidad autónoma, el argumentario del Partido Popular al respecto, y sólo hasta la fecha se hayan recibido las coordenadas para permanecer en silencio en un tema "tan polémico e importante" para los ciudadanos.

Fuentes conservadoras "recuerdan" a los críticos con la reforma que secundaron el programa electoral del PP, donde "estaba planteada la nueva regulación"

En este contexto, estas mismas fuentes recuerdan a esas voces críticas de la Ley del Aborto planteada que la nueva regulación forma parte de las promesas recogidas por el Partido Popular en su programa electoral, que secundaron al aceptar ir en las listas electorales del PP en los comicios de 2011.

Entre esas voces críticas destacan la de la vicepresidenta primera de la Mesa del Congreso, Celia Villalobos, que ha defendido que haya libertad de voto cuando la reforma llega al Parlamento, o la de la delegada del Gobierno, Cristina Cifuentes, así como del presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, preocupados por el tratamiento que se le concede a los casos de malformación en esta normativa, entre otros. "Hasta ahora es un clamor la indignación. Nadie dirá nada de momento y hay mucha gente que se empieza a cansar porque hace casi un mes desde que se aprobó el anteproyecto, y cuando se quiere se saca el argumentario y se organizan convenciones y aquí todo el mundo está callado y encima se pide silencio", sentencian las mismas fuentes.

Por otro lado, estas fuentes del PP han señalado que el Ministerio de Justicia, que lidera la reforma legislativa, va a emprender una campaña "pedagógica", tanto a nivel interno de partido, como externo, de cara a dar a conocer el texto de la nueva regulación y argumentar el por qué se ha suprimido la actual ley de plazos por los dos supuestos.

Así, en próximos meses tiene previsto tomar contacto con los grupos parlamentarios de la oposición, tanto del Congreso como del Senado, para darles cuenta de qué ha llevado al Gobierno a emprender esta reforma en el caso en el que una mujer desee interrumpir su gestación.

Igualmente, forma parte de este plan el acudir a altas instancias europeas, como el Parlamento europeo, de cara a que España, y en concreto Gallardón, lidere un proceso de cambio normativo en el ámbito de la UE, dadas las "dispares" legislaciones comunitarias sobre el aborto, y de cara a sellar una "especie de directiva común europea de defensa del nasciturus o concebido y no nacido".