Publicado: 21.08.2015 14:33 |Actualizado: 21.08.2015 14:43

Unanimidad: toda la oposición se planta en contra de los
"presupuestos electorales" de Rajoy

Los seis grupos parlamentarios de la oposición en el Congreso de los Diputados han formalizado este viernes sus enmiendas a la totalidad al proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2016 que el Gobierno de Rajoy ha presentado a escasos
meses de convocar las elecciones generales, un hecho sin precedentes

Publicidad
Media: 4.43
Votos: 7
Comentarios:
Los diputados del PSOE Antonio Hernando (i) y Pedro Saura (d) han presentado hoy una enmienda a la totalidad de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) 2016. EFE/Sergio Barrenechea

Los diputados del PSOE Antonio Hernando (i) y Pedro Saura (d) han presentado hoy una enmienda a la totalidad de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) 2016. EFE/Sergio Barrenechea

MADRID.- Todo el arco parlamentario que conforma la oposición al Gobierno del PP que preside Mariano Rajoy tilda el proyecto de PGE para 2016 de electoralista, como parte del programa con el que la formación conservadora concurrirá a los comicios generales de diciembre. En consecuencia, todos los grupos han presentado enmiendas a la totalidad.

En conjunto son trece enmiendas correspondientes a los grupos socialista, de La Izquierda Plural, Convergència, Unió – presentan enmiendas por separado -, UPyD, PNV y siete formaciones políticas integradas en el grupo mixto, todas salvo UPN. Ya ocurrió lo mismo el pasado año, y el anterior y el anterior.

Durante la actual legislatura el Gobierno de Rajoy no ha recibido el respaldo de ningún grupo de la oposición en la tramitación de los sucesivos proyectos de PGE. Una muestra palpable de la ausencia de capacidad de negociación que ha manifestado el Ejecutivo y el grupo parlamentario popular que le respalda con mayoría absoluta.



En esta ocasión, el rechazo al proyecto gubernamental, presentado de forma totalmente inusual en pleno mes de agosto a lo largo de la historia del parlamentarismo desde 1978, viene condicionado por la próxima convocatoria de elecciones ge perales para el mes de diciembre con el que concluirá la actual legislatura.

“Estos presupuestos están llenos de guiños electoralitas y basados en datos totalmente irreales, entre ellos la ocultación del déficit público de 2015. Creeos que debe ser Rajoy quien dé explicaciones en esta cámara no a los diputados sino a todos los españoles de las razones verdaderas por las que presenta este proyecto”, ha declarado el portavoz del grupo parlamentario socialista, Antonio Hernando tras el registro de la enmienda a la
totalidad de su grupo.

Sixto

Tanto el grupo socialista como otros también han denunciado el hecho de que la presentación y tramitación de este proyecto se realice rompiendo la tradición parlamentaria establecida hace 38 años. “Es un auténtico desprecio a las instituciones básicas del sistema democrático”, denuncia la enmienda socialista.

Por su parte, el diputado Ricardo Sixto, en nombre del grupo La Izquierda plural, ha rechazado el proyecto de PGE por ser “antisociales y castigar, un año más, a los más desfavorecidos”. La enmienda del grupo de izquierdas critica que los PGE “se basan en premisas inverosímiles”, como la esperanza en un crecimiento económico que creará empleo y que la consolidación fiscal estimulará la actividad económica. “Son los presupuestos que les gustaría a Merkel y a la antigua troika”, ha declarado Sixto.

Las formaciones nacionalistas catalanas denuncian en sus enmiendas el enfoque “obsesivo por la recentralización y el desprecio a Catalunya”, según el texto de su enmienda registrado por CDC. “Es un proyecto profundamente antisocial, especialmente porque reduce las prestaciones al desempleo y no asume las aportaciones del Gobierno para aplicar la ley de dependencia”, explica Pere Macias, portavoz de CDC. En similares términos se pronuncia la enmienda de Unió Democrática de Catalunya.

Las enmiendas del resto de grupos parlamentarios coinciden en denunciar el matiz electoralista de parte de sus medidas y el carácter antisocial de las grandes cifras. “Son unos presupuestos que miran a las urnas, no a los ciudadanos”, ha resumido a Público el diputado de Compromís, Joan Baldoví. Una expresión que es compartida por otros portavoces.

El diputado de Amaiur Rafael Larreina presenta la enmienda a la totalidad de su grupo a los PGE de 2016. EFE

El diputado de Amaiur Rafael Larreina presenta la enmienda a la totalidad de su grupo a los PGE de 2016. EFE

El Congreso de los Diputados celebrará la semana próxima una sesión plenaria extraordinaria para dar cabida al debate de totalidad sobre el proyecto de PGE para 2016 y las enmiendas planteadas por los diferentes grupos parlamentarios. La mayoría
absoluta del grupo parlamentario popular garantiza que todas las enmiendas de la oposición serán rechazadas y que el proyecto presupuestario seguirá su tramitación sin problemas.

Pero, sin duda, el debate será uno de los más duros que se hayan celebrado esta legislatura dada la proximidad de la convocatoria electoral y el escaso número de sesiones parlamentarias que restan antes de la disolución de las cámaras parlamentarias. Los socialistas han exigido que sea el propio presidente Rajoy quien asuma el debate en lugar de su ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, como es habitual en este trámite.