Publicado: 26.07.2016 21:22 |Actualizado: 26.07.2016 21:27

Unidos Podemos escuchará a CDC antes de apoyarles o no para que tengan grupo propio

Errejón ha lamentado que En Comú Podem no pueda tener un grupo parlamentario
por decisiones "arbitrarias y políticas" cuando cumple más requisitos que Convergència.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
En Comú Podem presentará grupo confederal con Unidos Podemos ante la certeza de que no encontrarán una mayoría favorable de la Mesa./ EUROPA PRESS

En Comú Podem presentará grupo confederal con Unidos Podemos ante la certeza de que no encontrarán una mayoría favorable de la Mesa./ EUROPA PRESS

MADRID.- El diputado de En Comú Podem Josep Vendrell ha dicho que el grupo de Unidos Podemos no avalará "chanchullos ni arbitrariedades" en la Mesa del Congreso para que CDC -ahora denominada Partit Demòcrata Català- tenga grupo parlamentario y ha preferido esperar a conocer la petición de la formación catalana antes de confirmar su posición.

Vendrell, tras registrar en el Congreso el grupo confederal de Unidos Podemos-En Comú Podem, ha dejado abierta la posibilidad de no apoyar que Convergencia Democrática tenga grupo parlamentario propio. Van a esperar a ver "en qué términos" se presenta la petición de CDC y en función de ello Unidos Podemos decidirá cuál será su posición al respecto, aunque se teme que lo que se va a producir es un "arbitrariedad en el comportamiento de la Mesa".

Para Errejón, En Comú Podem cumple más requisitos que Convergencia "salvo el de no plegarse a ser moneda de cambio" para los acuerdos de PP y Ciudadanos.

El diputado catalán ha defendido también el derecho de En Comú Podem, que logró 12 escaños y más del 15 por ciento de los votos en toda Cataluña y en sus distintas circunscripciones, a tener grupo parlamentario propio, aunque ha explicado que finalmente han optado por no agotar todas las vías y presentar grupo confederal con Unidos Podemos ante la certeza de que no encontrarán una mayoría favorable de la Mesa.



En cualquier caso, ha considerado que su objetivo de tener peso político y voz propia en el Congreso se ve cumplido en este grupo confederal, en el que se garantizará su visibilidad y presencia en los principales debates, y donde Xavier Domènech será uno de los portavoces adjuntos, junto a Irene Montero (Podemos) y Alberto Garzón (IU). Será, ha dicho, un subgrupo con los atributos propios de un grupo parlamentario en el que las distintas fuerzas políticas trabajarán desde el "reconocimiento mutuo, la pluralidad y la fraternidad".

Decisiones "arbitrarisa y políticas"

Por su parte, el portavoz de Unidos Podemos, Íñigo Errejón, ha lamentado que En Comú Podem no pueda tener un grupo parlamentario propio por decisiones "arbitrarias y políticas" cuando cumple más requisitos que Convergencia "salvo el de no plegarse a ser moneda de cambio" para los acuerdos de PP y Ciudadanos.

El más que previsible rechazo de la Mesa al grupo de En Comú es la razón por la que finalmente han registrado un grupo confederal con el nombre de Unidos Podemos-En Comú Podem, y en el que Pablo Iglesias será el presidente del grupo, Íñigo Errejón el portavoz e Irene Montero y Xavier Domènech, portavoces adjuntos.

Sin embargo, En Marea sí ha optado por formalizar su petición, aunque Errejón ha asegurado que hay mecanismos para que si se rechaza el grupo de las confluencias gallega y valenciana sus diputados vuelvan a Unidos Podemos con el mismo reconocimiento y que les estarán esperando con los "brazos abiertos".

El nombre de En Marea, por tanto, podrá añadirse después al de Unidos Podemos-En Comú Podem, y tener reconocido también un portavoz adjunto, al igual que en la pasada legislatura.