Público
Público

Unidos Podemos pide despenalizar la eutanasia y el suicidio asistido

El grupo parlamentario registra en el Congreso una Proposición de Ley Orgánica que regula la muerte digna y el derecho del paciente a decidir sobre su propia vida cuando se encuentra en condiciones penosas e irreversibles. 

Publicidad
Media: 4.73
Votos: 15
Comentarios:

Unidos Podemos pide despenalizar la eutanasia.- EFE

MADRID.- Despenalizar el suicidio médico asistido y la eutanasia; acabar con la imposición del deber de vivir en condiciones penosas irreversibles en contra de los deseos de uno mismo; y ampliar el marco de derechos y libertades hacia la garantía pública de una buena muerte. Estos son los tres objetivos principales de la Proposición de Ley Orgánica sobre la eutanasia que ha registrado este miércoles Unidos Podemos en el Congreso, tal y como adelantó Público

"Pensamos que España no es un buen lugar para morir bien. Los cuidados paliativos no llegan a toda la sociedad y cuando llegan quizá no es lo que se requiere. España no es un buen lugar para morir bien porque todas las decisiones que tiene que tomar una persona en el momento final de su vida están muy limitadas", ha señalado Marta Sibina, de En Comú Podem. 

La Proposición recoge en su exposición de motivos la necesidad de regular la eutanasia y el suicidio médico asistido debido al cambio "en el modo de enfermar y morir" de la población como consecuencia del notable aumento de la esperanza de vida. "A la vez que se alarga la vida, se han generalizado las experiencias de sufrimiento personal, físico, psicológico, familiar y social en el proceso de deterioro y muerte de los pacientes", recoge el texto, que también señala como factores en la necesidad de regular la eutanasia "el desarrollo de un Estado democrático, plural y aconfesional" y los "nuevos enfoques predominantes en medicina". 

Asimismo, Unidos Podemos apoya su iniciativa en datos que muestran el apoyo mayoritario de la sociedad española a una regulación de la eutanasia y el suicidio asistido. Como ejemplo, el texto señala que una encuesta del CIS del año 2011 muestra que el 77,5% de los encuestados apoya la regulación de una ley de eutanasia, mientras que en junio de 2015 una encuesta de IPSOS-The Economist concluyó que el 78% de los encuestados españoles estaba a favor de la despenalización de la eutanasia. 

"Esta situación favorable a la eutanasia en la opinión pública, sin embargo, no se ha visto reflejada en nuestro ordenamiento jurídico estatal, donde aún está penalizada en el Código Penal", dice el texto, que pone como ejemplo la situación legal en países europeos como Holanda o Bélgica.

En España, concretamente, el Código Penal recoge en su artículo 143 que aquellos que serán castigados aquellos que causen o cooperen con actos necesarios y directos en la muerte de otro a petición expresa de este y debido a los graves padecimientos permanentes que sufre será castigado. No obstante, sí reconoce "penas inferiores" a los supuestos de inducción al suicidio o aquellos que cooperen en el suicidio de un tercero sin que se den los supuestos de grave e irreversible padecimiento. 

Así, el artículo 143.4 del Código Penal quedaría de la siguiente manera en el caso de ser aprobada la Ley Organíca: "No será punible la conducta de aquél que con actos necesarios y directos coopere en o cause la muerte a otro cuando este lo haya solicitado de manera expresa, inequívoca y reiterada con arreglo a lo que establezca la legislación específica. La persona solicitante habrá de ser una persona con una enfermedad grave que conduzca necesariamente a su muerte o que padezca sufrimientos físicos o psíquicos que ella considere insoportables". 

Objeción de conciencia

La Proposición de Ley Orgánica también recoge la garantía de la objeción de conciencia entre los profesionales sanitarios que no se quieran participar en una eutanasia o en un suicidio médico asistido. Esta garantía, asegura el texto, debe ser compatible con el derecho del paciente a solicitar una muerte digna independientemente de que existan profesionales objetores o no. "El médico objetor tiene la obligación de derivarlo a otro no objetor", ha apuntado Eva García, de Izquierda Unida. 

La ley también detalla que solo pueden solicitar la eutanasia aquellas personas mayores de 18 años que tengan un sufrimiento físico o psíquico intolerable. 

Desarrollo colaborativo

El desarrollo de esta Proposición de Ley Orgánica ha sido ejecutado por cuatro diputados de Unidos Podemos [Amparo Botejara (Podemos), Eva García (IU), Ángela Rodríguez (En Marea) y Marta Sibina (En Comú Podem)], en colaboración con profesionales y expertos de todos los ámbitos a los que afecta esta ley, como son el filosófico-ético, el jurídico, el sanitario o el socio-político y de la sociedad civil.

El objetivo perseguido con este proceso colaborativo es que el Proyecto de Ley que hoy se ha presentado no sea un "un texto nacido entre cuatro paredes" y sí una propuesta democrática que cuenta con el consenso de una mayoría social. Así, entre los profesionales que han participado en la elaboración de este Proyecto se encuentra el doctor Luis Montés, presidente federal del a asociación Derecho a Morir Dignamente; Carmen Juanatey, catedrático de Derecho Penal; María Casado, del Observatorio de Bioética y Derecho de la Universidad de Barcelona; o el profesor de sociología Ignacio Sánchez Cuenca. 

Propuesta de Ciudadanos

El anuncio de Unidos Podemos en este periódico de su intención de presentar esta Proposición No de Ley sobre la eutanasia provocó que Ciudadanos registrara inmediatamente en el Congreso una Ley de Derechos y Garantías de la Dignidad de la persona ante el Proceso Final de su Vida. La propuesta de Ciudadanos, no obstante, no entra en la eutanasia y pone el énfasis en asimilar las diferentes legislaciones autonómicas sobre la materia. De esta manera, desde Unidos Podemos confían en que las propuestas puedan ser debatidas y aseguran que trataran de elevar la Proposición a Pleno el próximo mes de febrero.