Publicado: 02.11.2013 18:26 |Actualizado: 02.11.2013 18:26

UPyD abre a los simpatizantes la elección de sus candidatos a la presidencia

Cualquier ciudadano que se apunte en un registro como simpatizante del partido podrá votar la elección de los candidatos a la Presidencia del Gobierno y el número uno de las listas a las elecciones europeas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los nuevos Estatutos que aprueba UPyD en su segundo congreso nacional, permitirán que cualquier ciudadano que se apunte en un registro como simpatizante del partido pueda votar la elección de los candidatos a la Presidencia del Gobierno y el número uno de las listas a las elecciones europeas. Esta es una de las principales novedades de los Estatutos que saldrán del congreso que UPyD celebra desde ayer en Madrid y que, según ha explicado en rueda de prensa Ramón Marcos, miembro del Consejo de Dirección y diputado en la Asamblea de Madrid, ha recalcado el objetivo prioritario de "abrir el partido lo máximo posible" a la ciudadanía.

"Queremos más participación" y que el partido no sea simplemente un instrumento para los afiliados, sino "para los ciudadanos", ha dicho, tras explicar que se requerirá un periodo previo de un año desde la inscripción en el registro de simpatizantes para poder votar la elección de candidatos. El único punto que queda abierto, a la espera de la decisión que adopte el plenario del congreso, es la posibilidad de que los simpatizantes de UPyD puedan votar en esas primarias libres y sin avales desde los 16 años, en lugar de los 18 como está establecido ahora.

Otra de las medidas que se introducen en los nuevos Estatutos es que para poder ser cargo público de UPyD se exigirán cuatro años de experiencia profesional previa al margen de la política. Entre las medidas de transparencia se incluye la creación de una oficina de buenas prácticas que vigilará los comportamientos de sus miembros y las cuentas del partido, y los órganos ejecutivos deberán rendir cuentas ante los afiliados, al menos cada cuatro meses. En este momento, los 500 delegados asistentes al cónclave debaten las enmiendas a las ponencias política y de Estatutos, y de las casi 4.000 enmiendas que se presentaron solo seis han quedado vivas para su debate en el plenario: cuatro económicas, una sobre educación y otra a la ponencia de Estatutos.