Publicado: 04.10.2015 19:52 |Actualizado: 05.10.2015 10:30

UPyD e IU tiran de optimismo para afrontar las elecciones generales 

Los partidos más afectados por la irrupción de Ciudadanos y Podemos en el panorama político aspiran a conseguir alguna representación en el Congreso el 20D, pese a haber sufrido varias debacles electorales y a que los últimos pronósticos no les son favorables.

Publicidad
Media: 4.29
Votos: 7
Comentarios:
optimistas

 

MADRID.- No han obtenido sus mejores resultados en las últimas citas electorales, pero siguen optimistas. Tanto los líderes de UPyD como los de IU aspiran, aún con ilusión, a salvar los muebles en las próximas elecciones generales del 20 de diciembre. Y eso que ni sus propios conflictos internos ni los pronósticos -que no les son nada favorables- les vaticinan nada bueno. Al menos, de momento. 

Los que fueron de Rosa Díez y ahora son de Andrés Herzog son cada vez menos. Tras las batallas internas que terminaron con la expulsión y salida de todos los críticos con esa línea de dirección -la última en apagar la luz será Irene Lozano- han perdido toda representación en los Parlamentos autonómicos. Y es que sus escaños se han ido a Ciudadanos. Apenas les quedan dos pequeños ayuntamientos magentas y ni siquiera pudieron presentarse a las elecciones catalanas, donde los de Albert Rivera han conseguido los mejores resultados de su historia.

Después de acumular debacles, las cuentas de UPyD se quedaron casi en números rojos. Pero aún se mantienen a flote e incluso, con el apoyo de militantes y simpatizantes, han hecho un sobreesfuerzo por mantener abiertas las causas judiciales de las que en su día, en su peor momento, dijeron que tendrían que retirarse por falta de presupuesto

En Izquierda Unida, por su parte, saben que enfrentan una de las peores situaciones desde el desastroso resultado de Gaspar Llamazares en 2008. El entonces coordinador federal obtuvo un único diputado por Madrid, al que se sumaba otro en Barcelona por la coalición con ICV. En las últimas convocatorias electorales, Podemos ha conseguido hacer suyo casi la totalidad del nicho de votos, con un discurso menos izquierdista.

Ahora los debates sobre la confluencia entre ambas formaciones, bien en Ahora en Común, bien en otro tipo de candidaturas de unidad popular, han contribuido a azuzar las luchas internas de la federación. Aunque, pese a todo, todavía esperan teñir de verde parte de los escaños de la Cámara baja. 



En ambas formaciones ya hacen sus propias cuentas de cara al 20D. Y ya planean sus propias estrategias para intentar conseguir sus objetivos. 

Por un lado, UPyD apostará por reforzar las que siempre han sido sus señas de identidad: 
la lucha contra la corrupción de forma directa en los tribunales y el discurso de la lucha por la unidad de España. Este mismo sábado incluso han aprovechado el acto de aniversario de la formación -que cumple 8 años- para renovar su imagen, su logo y hasta su lema, con el que han aprovechado las palabras de John F. Kennedy para lanzar un mensaje claro a aquellos votantes que puedan darlo ya todo por perdido: "No te preguntes qué va a pasar, sino qué puedes hacer". 

Con esas armas pretenden combatir tanto su oscuro pasado como el éxito de los naranjas en el presente. Pese a que el último pronóstico publicado -la de JM&A para Público— deja los magentas fuera del Parlamento, ellos aún barajan la posibilidad de obtener, al menos, un escaño. Tienen plena confianza en conseguir el 3% de votos necesario para que Herzog pueda aspirar a repetir la hazaña de Díez en su día, cuando UPyD logró entrar en el Congreso por primera vez con un sólo escaño por Madrid. Pero ese es un objetivo de mínimos. Y es que trabajan, según fuentes del partido, por volver a conseguir un grupo propio dentro de la Cámara baja, es decir, cinco diputados, de nuevo. El 20D se verá. 

Distintas ambiciones en IU

Por otro lado, en IU saben que  lo peor es que la irrupción de Podemos ha supuesto la marcha de sectores de la federación para integrarse en listas electorales de Podemos como independientes. Es el caso del sector de Tania Sánchez en la lista por Madrid de las pasadas autonómicas.

La confluencia de IU con Podemos se alza como la mejor forma de aguantar el tipo, pero las relaciones entre ambas formaciones siguen tensas

En este panorama, la confluencia de IU con el nuevo partido se alza como la mejor forma de aguantar el tipo. Sin embargo, esa idea y las dificultades que está poniendo Podemos, junto con la defensa de la identidad de IU, han tensado aún más las relaciones internas en la organización. Izquierda Abierta, el partido de Llamazares, ha abandonado los órganos federales por no compartir la estrategia de Alberto Garzón.

Buscar alianzas de la izquierda en espacios como Ahora en Común es, quizás, el único clavo al que puede agarrarse IU para conseguir representación, aunque acuerdos con más recorrido, como el de Galicia (Mareas gallegas, Anova, Esquerda Unida y Podemos), también ponen sobre la mesa la posibilidad de obtener varios escaños para la coalición. No obstante, las posibilidades de que Podemos llegue a acuerdos con Ahora en Común son remotas, lo que dejaría prácticamente sólo a IU en ese proyecto.

Pese a lo complicado de este escenario, algunos ya hacen cuentas de cara al 20D. Un dirigente del PCE sorprendía este sábado a los periodistas en una conversación informal durante el Consejo Político Federal asegurando que, si Ahora en Común tenía que competir con Podemos, la primera coalición podría obtener entre siete y nueve escaños. Otros son más "realistas" y dan por seguro un escaño por Madrid y otro por Sevilla, además de los que puedan añadir de los pactos en Catalunya y Galicia. 

Aún así, los últimos pronósticos dejan a la formación que representará Alberto Garzón con un 5% de los sufragios en todo el país, pero hacer el cálculo de en cuántos escaños se traduce es prácticamente imposible, porque cada provincia es una caso radicalmente diferente a otra debido a la actual ley electoral. Como referencia, la citada encuesta publicada en este diario ofrece a IU-ICV dos asientos en el Congreso. El 20D se verá.