Publicado: 21.12.2015 18:17 |Actualizado: 21.12.2015 18:17

UPyD no se plantea desaparecer y
su líder tampoco piensa en dimitir

Los magentas no obtuvieron ni un escaño, pero Herzog asegura que "se puede hacer oposición también desde fuera de las instituciones". Se retira de todas las causas judiciales, por falta de respaldo de los españoles, dice.

Publicidad
Media: 3
Votos: 2
Comentarios:
El portavoz nacional de UPYD, Andrés Herzog, ofrece una rueda de prensa tras la celebración del Consejo de Dirección en la sede de la formación que analizará los resultados electorales en los que su formación no ha logrado representación en el Congreso. E

El portavoz nacional de UPYD, Andrés Herzog, ofrece una rueda de prensa tras la celebración del Consejo de Dirección en la sede de la formación que analizará los resultados electorales en los que su formación no ha logrado representación en el Congreso. EFE/J.P.Gandul

MADRID.- El magenta murió ayer, pero se niega a desaparecer del mapa político. Con 0 escaños en el Congreso y fuera de todas las instituciones a excepción de Parlamento vasco -donde no se han celebrado elecciones este año y aún mantiene un diputado- y el europeo -donde aún perviven dos-, los dirigentes de UPyD aún están dispuestos a mantener en estado vegetativo al partido.

Así lo han mostrado esta tarde en la sede, donde una decena de militantes y afiliados han acudido a mostrar su apoyo al nuevo líder de la formación, Andrés Herzog. "Se puede hacer oposición también desde fuera de las instituciones; lo importante son las ideas y las ideas son necesarias y se abrirán paso", sentenció él, tras agradecer el trabajo y el cariño de todo su equipo. A su espalda, varios miembros del nuevo Consejo de Dirección -en el que ya no está Rosa Díez- escenificaban la "unión" interna y el respaldo a quien era el cabeza de lista en estas generales.



¿Dimitir tras el batacazo? "No, no se me pasó por la cabeza", respondió él, argumentando que había dejado esa cuestión en manos de la dirección, que apenas cuenta con unos meses de rodaje. "Me he encontrado su respaldo desde la misma noche de ayer, también el de los afiliados y simpatizantes, y aún mantengo la ilusión de seguir luchando por este proyecto", agregó.

Con esa misma "ilusión" de quien todavía respira, aunque sea de forma artificial, Herzog se mostró convencido de que "UPyD sigue siendo necesario". Por eso, aunció que en enero se tomarán nuevas decisiones "para relanzar el proyecto" tras haber hecho un "diagnóstico más exhaustivo" de la debacle electoral.

"Tenemos que hacer una reflexión interna de por qué no hemos obtenido la confianza de los españoles"

"Tenemos que hacer una reflexión interna de por qué no hemos obtenido la confianza de los españoles", dijo a modo de 'propósito de año nuevo'. Aunque entre esos porqués estará, seguro, el "apagón informativo" al que los magentas siempre han culpabilizado de todos sus males. Aunque reconoce también que "las disensiones internas no ayudaron", Herzog incidió en que desde que él está al frente del partido, si algo ha conseguido, ha sido "volver a unirlo".

Retirada de todas las causas judiciales

Además de "reflexionar", el partido elaborará también los informes pertinentes sobre financiación. Tras su retirada casi total de las instituciones (tras las elecciones de 2015 sólo han conseguido revalidad un par de pequeñas alcaldías), sus ingresos se verán seriamente reducidos.

"Creo que no cuento con el respaldo de los españoles para seguir llevando adelante esa lucha contra la corrupción."

Pero, en esta ocasión, no es a ese factor al que Herzog ha achacado la nueva retirada de UPyD de todas las causas judiciales (preferentes, caso Bankia, caso Pujol y caso Bárcenas, entre otros) sino que se hizo la víctima y quiso dar una lección a los electores. "No podemos continuar con las acciones judiciales no ya por una cuestión económica, sino porque creo que no cuento con el respaldo de los españoles para seguir llevando adelante esa lucha contra la corrupción", les sermoneó. "Ahora mismo no contamos con ese apoyo y no me siento legitimado para continuar con esos procedimientos judiciales contra personas muy poderosas", concluyó Herzog.