Publicado: 05.12.2014 13:49 |Actualizado: 05.12.2014 13:49

UPyD pedirá la imputación de los exresponsables del Banco de España y de la CNMV por Bankia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Unión, Progreso y Democracia (UPyD), que ejerce la acusación popular en el 'caso Bankia', pedirá la imputación del exgobernador del Banco de España Miguel Ángel Fernández Ordóñez y del expresidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) Julio Segura por la "estafa" que supuso su salida a Bolsa, al tiempo que rechaza pedir responsabilidades penales para el actual presidente de la entidad, José Ignacio Goirigolzarri.

Así lo ha anunciado el abogado de la formación, Andrés Herzog, que ha asegurado que, a partir de las conclusiones de los peritos del Banco de España que han analizado la fusión y salida a Bolsa de la entidad, Fernández Ordóñez y Segura podrían ser imputados por estafa y administración desleal por "colaboración u omisión" en una operación que "perjudicó a cientos de inversores y preferentistas".

UPyD, sin embargo, rechaza pedir "de forma inminente" la imputación de Goirigolzarri al considerar que su responsabilidad por "encubrir, disimular o dulcificar" las cuentas de su antecesor, Rodrigo Rato, puede considerarse "política y técnica" pero en ningún caso "penal". Además, la formación magenta reclamará la imputación del socio auditor de Deloitte, Francisco Celma, por no haber "evitado los errores" que presentaban las cuentas de Bankia desde su propia constitución en 2010 y haber permitido lo que, en su opinión, fue "una huida hacia adelante en una estrategia suicida".

Esta parte también pedirá la declaración como imputados de todos los consejeros que utilizaron las tarjetas opacas al fisco, en las que se cargaron 15,2 millones de euros en gastos personales entre 1999 y 2012, así como una nueva comparecencia de Rato y de las empresas que, según el informe pericial, colaboraron en la salida a Bolsa de la entidad.

Según Herzog, la responsabilidad de ambos no es "comparable" porque aunque las cuentas de Goirigolzarri, que presentaban unas pérdidas de 2.979 millones de euros frente a los 309 millones de beneficio de las de Rato, tenían "defectos técnicos graves", su labor se limitó a "justificar" lo que, a su juicio, fue "una desastrosa gestión incluso delictiva proveniente de meses y años anteriores".

En este punto, el representante de UPyD se ha preguntado "por qué un gestor que llega de nuevas y que en principio tiene el cometido de garantizar la viabilidad de la entidad, se dedica a justificar la labor de su predecesor". Herzog lo ha achacado a la "politización" de la entidad, ya que Goirigolzarri fue nombrado por las siete cajas de ahorros que formaron Bankia y "mantenido" por el propio Estado a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

"Es un caso peculiar porque un cambio en el control de la entidad no conlleva un cambio en la gestión", ha señalado el abogado antes de apuntar que quienes movían los hilos en la entidad eran "PP, PSOE, IU, las patronales y los sindicatos". En todo caso, ha apuntado que tanto Goirigolzarri como el ministro de Economía, Luis de Guindos, deberían comparecer en el Congreso para explicar "la gestión ruinosa de la crisis" de Bankia.

En relación con los órganos supervisores, ha destacado la "responsabilidad política" que tienen tanto el Banco de España como la CNMV en la crisis de Bankia aunque ha recordado que en 2011 no se tomó ninguna medida para mejorar la situación de la entidad porque chocaba con el "discurso político" del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, que aseguraba que España tenía "el sistema financiero más solvente del mundo".