Publicado: 20.11.2014 13:09 |Actualizado: 20.11.2014 13:09

UPyD presenta en Catalunya su querella contra Mas por el 9-N

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Unión, Progreso y Democracia (UPyD) ha presentado este jueves en el Tribunal Supreior de Justicia de Cataluña su propia querella contra el presidente de la Generalitat, Artur Mas, su vicepresidenta Joana Ortega y los consejeros de Educación, Irene Rigau, y de Interior, Ramón Espadaler, así como la presidenta del Parlament, Nuria de Gispert, y otros otro cuatro integrantes de la Mesa del Parlament.

Los delitos que se les achaca son prevaricación, desobediencia, usurpación de funciones, malversación de caudales públicos, omisión del deber de perseguir delitos y un bloque de delitos electorales, más que los cuatro que determinó el fiscal general del Estado, Eduardo Torres Dulce.

La querella, que recoge la primera acción que UPyD presentó el 8 de octubre y sus sucesivas ampliaciones, consta de 59 folios a los que añade otros 900 de documentos probatorios. Se ha presentado en el TSJC porque el Supremo determinó que es el órgano pertinente para estudiar el asunto.

Según ha explicado en el Congreso la portavoz de UPyD, Rosa Díez, "la obligación de cualquier demócrata es defender el Estado de Derecho" y perseguir los delitos, y su formación ha entendido que debía presentar esta querella con independencia de que la Fiscalía formalice o no las intenciones expresadas por Torres Dulce. "Sin ley, no hay democracia", ha resumido.

En el texto presentado ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña UPyD insiste en que la convocatoria de la citada consulta, "lejos de atenuar los vicios de inconstitucionalidad los agrava, muestra una voluntad de eludir los mecanismos de control y desconoce las más elementales exigencias de constitucionalidad", según manifestó el propio Consejo de Estado en su informe previo a la impugnación por el Gobierno.

Se incluye asimismo un relato cronológico de los hechos ocurridos el propio día de la consulta y que consideran delictivos, como la apertura de institutos y edificios públicos dependientes de la Consejería de Enseñanza, la facilitación de los medios materiales para realizarla y la presencia en las calles de "una ingente cantidad" de miembros del cuerpo de los Mossos d'Escuadra.