Publicado: 13.12.2014 08:00 |Actualizado: 13.12.2014 08:00

¿Eres de UPyD y no lo sabes?

El periodista "tocapelotas" Máximo Pradera 'conversa' con la diputada magenta Irene Lozano en el último libro de la colección Libros Urgentes de la Editorial Turpial

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

"Una reflexión que intenta combinar las grandes cuestiones de la política con la actualidad y el día a día de la política". Así ha definido la diputada de UPyD Irene Lozano el libro en el que el periodista Máximo Pradera intenta desmontar sus "reservas" —según sus propias palabras— sobre el partido al que ella pertenece. En Conversación con Irene Lozano, la última publicación de la colección de Libros Urgentes de la Editorial Turpial, la "bronca" entre ambos protagonistas termina siendo un análisis, no sólo de los ideales y objetivos de la formación magenta, sino también del desencanto ciudadano, la crisis de las instituciones, la corrupción, la legislatura de Mariano Rajoy y hasta de la gestión de Pedro J. Ramírez al frente del diario El Mundo, donde Lozano trabajó durante más de diez años. 

Fue la propia entrevistada quien eligió a su entrevistador, un "tocapelotas" —según palabras del propio Pradera— con el que ella consideraba que podría sacar lo mejor de sí misma. "Los temas más interesantes siempre surgen del debate, de la confrontación, no del asentimiento y el periodismo de alfombra", defendió Lozano este viernes en el Ateneo de Madrid, durante la presentación del libro. ¿Su intención? Hacer justo lo contrario que Rajoy con su plasma. Y es que para Lozano la política está "cargada de simbolismo".

Al final, entre "navajazo" y "navajazo", Lozano convenció a Pradera para que dejara a un lado, de una vez y para siempre, los prejuicios que éste tenía con respecto a las políticas de UPyD. "Sobre UPyD ha caido una lluvia fina de cosas que no son verdad que ha hecho que se tenga una percepción distorsionada del partido", explicó el periodista. De hecho, uno de los capítulos de Conversaciones con Irene se titula, precisamente, ¿Eres de UPyD y no lo sabes? y en él Pradera pregunta, una a una, sus dudas, y las de muchos. "No les he votado nunca y no sé si los votaré algún día, pero si haces una lista con cinco reproches que tengas hacia UPyD, no es fácil encontrar respaldo a tus propios prejuicios", aseguró.

No obstante, la propia Lozano reconoció —y así lo asegura en el texto— que a su partido le falta hacer pedagogía más marketing, para hacer llegar sus ideas a los ciudadanos. Después de recordar que lo primero que hizo UPyD fue llevar al Congreso una proposición de ley de Segunda Oportunidad para que los desahuciados pudieran refinanciar su deuda, y denunciar que de ese tema no se habló hasta que estalló en los medios, un año después, Lozano lamentó: "Hay que llegar siempre los segundos porque a los primeros se los comen los indios".

"Hay que llegar siempre los segundos porque a los primeros se los comen los indios"

Y ahí empezó la comparación con Podemos, la formación de Pablo Iglesias a la que Lozano reconoce que tiene "propuestas muy buenas" —que UPyD "lleva siete años haciendo", apostilla—, pero también le reprocha su falta de realismo y que mantengan "la ambigüedad para pescar votos". "Nosotros tratamos de agotar las vías políticas y aunque la acción institucional esté bloqueada en España, estamos afinando al señalar quiénes son los responsables de la situación en la que estamos", defendió la diputada haciendo referencia a las actuaciones judiciales que UPyD ha emprendido en los últimos tiempos. La última, justamente, el día en que se presentó el libro, fecha en la que pidieron al juez Andreu que Rodrigo Rato entre en prisión por el caso Bankia. ¿Su reto? "Cómo salir a explicarles eso a los ciudadanos", se respondió Lozano.

La también lingüista, escritora, periodista y tertuliana, "una ciudadana normal que nunca pensó en dedicarse a la política" hasta que se dio cuenta de que "había que remangarse para resolver los problemas", también defendió a su jefa, la líder del partido, Rosa Díez. Tras una exposición de Pradera en la que ponía en la palestra la imagen de autoritaria y personalista de la portavoz de UPyD, Lozano reflexionó: "Si Rosa Díez fuera un hombre, sus dotes de liderazgo, de comunicación, de conectar con la gente se verían como positivas". "¿Te das cuenta de que a ningún hombre se le llama mandón? Sólo las mujeres somos mandonas", se quejó. 

"En España no estamos acostumbrados a ver como normales las discrepancias"

Y, cuando se le mencionan las discrepancias internas de parte de los miembros de su partido, que incluso después de que en Madrid se zanjaran las negociaciones con Ciudadanos, se reunieron en Bruselas para abogar por retomarlas, Lozano lo utiliza para darle la vuelta y verlo en positivo. "Eso significa que en UPyD hay debate y eso es bueno. Yo no entiendo que de todos los afiliados que tiene el PP nadie haya salido a quejarse por sus corruptos. Pero es que en España no estamos acostumbrados a ver como normales las discrepancias", responde, quitando hierro al asunto. 

En cuanto al resto, se podría resumir en que Rajoy es, para la diputada, "el presidente más antipolítico de la democracia", que gobierna "con chapuzas y arrogancia"; el Congreso, "un apéndice del Gobierno";  Pedro Jota es un "buen periodista" y "amoral, que no inmoral"; y Artur Mas usa el independentismo como cortina de humo, como "escudo" para "rebote todo contra Madrid". 

"El nacionalismo es el castigo diario que tiene España"

"El nacionalismo ha viciado todos los demás debates nacionales del Congreso y nos ha convertido en un país mucho más paleto. Es el castigo diario que tiene España", sentenció Lozano, recordando una de las banderas más identitarias de UPyD: la del patriotismo nacional. Máximo Pradera le recordó una imagen tuitera en la que sale un mendigo pidiendo en la calle y un pie de foto que dice: "Persona muy preocupada por la unidad de España". Y Lozano se defendió: "Hablamos de pobreza, de recortes en Sanidad, en Educación... ¿Nos quieren recortar Cataluña, que es el 20% del PIB, y eso no nos va a empobrecer?", zanjó.

Aquí, Lozano convenció a Pradera, al menos, en parte. "UPyD se las tiene que arreglar para, sin hacer populismo, transmitir que tienen empatía con los problemas de la calle", opinó el periodista. "Tenemos un problema de visibilización, también de nuestro equipo, que está formado por economistas, fiscalistas, expertos en Defensa, Educación, Sanidad...", reconoció también la diputada. Y es que al final del debate, de la Conversación, la sangre no llegó al río aunque el primero siga sin tener claro si la segunda le ha atrapado del todo como votante. La pregunta a los lectores, en el aire: ¿Eres de UPyD y no lo sabes?

Máximo Pradera, Irene Lozano y Mariano Martínez, presidente de Ediciones Turpial, durante la presentación de 'Conversaciones con Irene Lozano', este viernes, en el Ateneo de Madrid. Foto: TURPIAL