Público
Público

Urdangarin multiplicó por 18 sus ingresos declarados entre 2002 y 2009

El duque pasó de ganar 30.783 a 571.844 euros en ese periodo, según la declaraciones de la renta que el Juzgado de Palma solicitó a la  Agencia Tributaria

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Duque de Palma multiplicó sus ingresos de 30.783 a 571.844 euros entre los años 2002 y 2009, tal y como consta en las declaraciones de la renta que han sido aportadas por la Agencia Tributaria (AEAT) al Juzgado de Instrucción número 3 de Palma, encargado del caso Nóos.

En contreto, este aumento exponencial de sus ingresos declarados supone un incremento de 18,5 veces la cantidad de la primera declaración de la renta solicitada.

Los documentos ya han sido incorporados a la causa, si bien por el momento el juez instructor José Castro no ha unido al caso las de la infanta Cristina a la espera de resolver los recursos interpuestos contra esta diligencia.

El magistrado solicitó a la AEAT las declaraciones de los últimos diez años a petición del sindicato Manos Limpias, personado como acusación popular. Una medida a la que se han opuesto tanto el Duque como su mujer a través de sendos recursos de reforma.

En la resolución por la que cursó la solicitud a Hacienda, el juez justificaba que el auto por el que imputó a la hija del Rey Don Juan Carlos tenía 'plena vigencia' de cara a acordar nuevas diligencias de investigación en torno a la Infanta, por lo que nada impedía 'que se puedan llevar a cabo las que 'se estimen oportunas'.

Según las declaraciones al fisco, el año más álgido para Urdangarin como presidente de Nóos en cuanto a ingresos se refiere fue 2005, cuando percibió hasta un total de 54.800 euros. Ese mismo año, el Instituto Nóos firmó un convenio con el Govern balear, por 1,2 millones de euros, para la organización de un foro sobre turismo y deporte mientras que rubricó una addenda con el Ayuntamiento de Valencia, por un millón, para la celebración de la segunda edición del Valencia Summit.

No obstante, su declaración arroja que, en 2005, el resultado de la regularización fiscal fue de 1.803 euros a abonar a Hacienda. Un año antes, fecha en la que Urdangarin fue nombrado presidente del Instituto Nóos, sus ingresos por rendimientos de trabajo ascendieron a 36.000 euros, saliéndole a pagar en su declaración del IRPF 4.373 euros.

En concreto, Hacienda se remonta al año 2002 a la hora de analizar la tributación del Impuesto sobre la Renta por parte del marido de la infanta Cristina, un periodo en el que tan sólo -en referencia a ingresos posteriores- presentó como rendimientos de trabajo 30.783 euros, mientras que en su declaración la AEAT le devolvió 2.000 euros.

Ya en 2003, año en el que apareció la vinculación del Duque a Nóos como administrador del mismo -entre 1999 y 2003, la entidad permaneció inactiva desde el punto de vista económico-, Urdangarin ingresó 8.400 euros y declaró a Hacienda 1.997.

Los ingresos ascendieron de forma considerable en 2006, periodo en el que el Duque dejó el Instituto Nóos y pasó a ser consejero en Telefónica Internacional: el imputado percibió 132.716 euros y tributó 5.332. En la declaración de ese mismo año queda reflejada además la venta de la vivienda que ocuparon los Duques de Palma hasta que se trasladaron a vivir al Palacete de Pedralbes. La operación inmobiliaria se tradujo en 1,6 millones de euros, con una ganancia patrimonial obtenida de 1,1 millones de euros.

A partir de entonces, sus beneficios fueron en ascenso: en 2007 cobró 279.951 euros y declaró 14.336; en 2008 obtuvo retribuciones de hasta 365.036 euros y tributó 27.353, y en 2009 percibió 571.844 euros, declarando a su vez 48.182.

El portavoz de IU en el Congreso, José Luis Centella, considera evidente que en el caso de Iñaki Urdangarín ha habido 'una utilización en beneficio propio de todo el entramado de la Casa Real', aunque lo que le preocupa es que se haya puesto el 'aparato del Estado al servicio de que la infanta no sea imputada'.

Centella, en rueda de prensa en el Congreso, se refería así los datos sobre los ingresos del duque. 'Es evidente que ha habido una utilización en beneficio propio de todo el entramado de la Casa Real, del entramado que se ha formado para beneficiarse de una familia', ha dicho Centella, que ha subrayado que lo que hace falta es que la Justicia actúe con rapidez.

En su opinión, lo más grave en estos momentos es que la Justicia ha sufrido un desgaste al haberse puesto el 'aparato del Estado al servicio de que la infanta Cristina no declare' en el caso Nóos, en lugar de demostrar que la ley es 'igual para todos'.

Lo que no le sorprende es que Urdangarín se haya podido beneficiar de sus relaciones con la Casa Real porque por eso, precisamente, 'está en los Juzgados'.

A esta valoración, el diputado de ICV Joan Coscubila añade una crítica a 'la obstinación del Gobierno en una ley de transparencia placebo'.

'Si alguien es capaz de multiplicar su patrimonio, como Urdangarín, aprovechándose de la estructura de la Jefatura del Estado, eso pone de manifiesto que tenemos un sistema de Jefatura del Estado obsoleto por falta de transparencia y porque incentiva la impunidad en el propio jefe del Estado y en su entorno', ha asegurado.

Coscubiela considera que lo que tiene que hacer el Gobierno es sacar adelante una ley de transparencia que 'no excluya a nada ni a nadie de la necesidad de dar cuentas del buen uso de los recursos públicos', y no lanzar propuestas 'placebo' que mantienen zonas oscuras en la transparencia, como está haciendo el PP.