Publicado: 16.02.2016 10:27 |Actualizado: 16.02.2016 12:29

El excontable de Nóos asegura que la infanta y Urdangarin cargaban a Aizoon gastos propios y de su escolta

En la sexta jornada del juicio por el caso Nóos, Marco Antonio Tejeiro asegura que Urdangarin reclamaba al Govern el pago de facturas por trabajos que, a criterio del ejecutivo autonómico, no se habían realizado.

Publicidad
Media: 2.33
Votos: 3
Comentarios:
Marco Antonio Tejeiro, excontable del Instituto Nóos, durante su declaración.

Marco Antonio Tejeiro, excontable del Instituto Nóos, durante su declaración.

PALMA.- El excontable del Instituto Nóos, Marco Antonio Tejeiro, ha asegurado este martes que la empresa Aizoon, de la infanta Cristina e Iñaki Urdangarin, abonó gastos particulares de los entonces duques de Palma e incluso pagó recibos aportados por los escoltas que se encargaban de su seguridad.

En una nueva jornada del juicio por el caso Nóos Tejeiro ha afirmado que gestionaba la administración de las tarjetas de crédito de las que la infanta y su esposo hacían uso a cargo de la sociedad que compartían al 50%, teóricamente dedicada a la consultoría y a la compraventa y alquiler de inmuebles, según figuraba en su objeto social.

"Si lo pagas con la visa de la empresa se supone que son gastos de la empresa", ha declarado Tejeiro a preguntas de la abogada de la acusación popular de Manos Limpias, Virginia López Negrete, que ha iniciado su interrogatorio poniendo el acento en la gestión de Aizoon.



El acusado no cuestionaba los gastos que le pasaban para su contabilidad los dueños de Aizoon, pero sí rechazó en ocasiones los que le pasaban los propios escoltas, porque "había algunos que no tenían sentido, como ropa o peluquería".

Para cubrir importes adelantados por el propio personal de seguridad del Estado puesto a disposición del matrimonio, y registrarlo a efectos tributarios como gastos de la empresa común, el contable entregaba dinero a la secretaria de Urdangarin, Julita Cuquerella, que ejercía de intermediaria.

Tejeiro desvincula a la infanta de las funciones del Instituto Nóos

Por otra parte, el excontable ha desvinculado a la infanta Cristina de las actividades desarrolladas por la entidad, aseverando que, pese a que junto al que fuera secretario personal de las infantas, Carlos García Revenga, formaba parte de la Junta Directiva, no desarrollaba labor alguna en la asociación.

Tejeiro también ha asegurado que el marido de la infanta Cristina, Iñaki Urdangarin, llamaba al Govern balear para reclamar el pago de facturas presentadas por el Instituto Nóos por trabajos que, a criterio del ejecutivo autonómico, no se habían realizado.

Urdangarin reclamó al Govern balear facturas por trabajos no realizados, según el excontable

El acusado, que en la sexta jornada de la vista oral sigue respondiendo a preguntas de la Fiscalía, ha señalado que Diego Torres, socio de Urdangarin, pidió al entonces duque de Palma que interviniera para que el Govern completara el pago de 1,1 millones de euros pactado por la organización del foro sobre deporte y turismo celebrado en 2006. Según relató el 9 de febrero el también acusado José Luis "Pepote" Ballester, él mismo decidió no completar el pago al Instituto Nóos porque no había hecho el trabajo acordado en cuanto a la elaboración de un plan estratégico sobre turismo deportivo, aunque finalmente se transfirió el dinero por orden del entonces presidente del autonómico, Jaume Matas.

"Cobramos normal las dos o tres primeras facturas", pero después le "iban dando largas" con argumentos como "que no había dinero, que no estaba aprobada la partida para pagar", ha manifestado Tejeiro.

Ante este bloqueo del pago, según sabe "de oídas, Torres pidió la intervención del entonces yerno del Rey, que se puso en contacto con el Govern balear para reclamar los pagos pendientes.

Al inicio de la declaración de este martes, el fiscal Horrach ha preguntado sobre diferentes facturas y gestiones al excontable, con el que tiene un acuerdo para que confiese los delitos a cambio de limitar las penas que pide para él a 2 años de prisión.

En sus comparecencias del jueves y el viernes de la semana pasada, Tejeiro atribuyó a su cuñado, Diego Torres, y a Iñaki Urdangarin la comisión de fraudes a la Seguridad Social y Hacienda.

Además, les acusó de crear un entramado empresarial para vaciar de beneficios el Instituto Nóos, que habían creado como asociación sin ánimo de lucro y emplearon para prestar servicios a administraciones de Baleares, la Comunidad Valenciana y Madrid por los que ingresó 6 millones de euros.