Público
Público

Urkullu advierte a Rajoy de que no comparte la política de "tabla rasa" en materia autonómica

Insiste en que el País Vasco vive una "oportunidad histórica" para la paz y la normalización política y emplaza a "todos" a "reconocer el daño causado"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Ha sido una reunión cordial que se ha prolongado durante algo más de tres horas, y tanto el lehendakari Iñigo Urkullu como el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, han manifestado su convencimiento de que 'es necesario alcanzar acuerdos' económicos y 'superar encuentros'. Pero tal y como ha explicado tras la entrevista el presidente de los vascos, siempre habrá un asunto en el que choquen ambos ejecutivos: la política autonómica.

'No compartimos la política de tabla rasa', ha recalcado Urkullu en su comparecencia ante los medios en el Palacio de La Moncloa, reclamando la diferenciación respecto a otras comunidades autónomas de la que ha gozado históricamente el País Vasco y que incluso está recogida en la Constitución de 1978. Como llevan haciendo desde hace décadas los lehendakaris nacionalistas, cada vez que llegan a Madrid, el recién estrenado también ha reclamado a Rajoy 'las transferencias pendientes', recogidas en el Estatuto de Gernika.

Han dialogado, asimismo, sobre el proceso de paz abierto en Euskadi a raíz del cese definitivo de la violencia por parte de ETA. 'No soy partidario de las prisas, pero no convienen las pausas', ha aseverado Urkullu, que ha vuelto a tildar la situación que viven los vascos como de 'oportunidad histórica' para poner punto final a años y años de conflicto en el País Vasco. En todo caso, ha dicho, 'todos' los protagonistas de ese conflicto deben 'reconocer el daño causado' para poder avanzar.

La reunión ha comenzado pasadas las 13.30 horas en el Palacio de La Moncloa. El jefe del Ejecutivo ha recibido al lehendakari en la puerta de acceso al edificio y ambos han posado ante los medios gráficos mientras se estrechaban las manos. Es la primera ocasión en la que Urkullu se reúne con Rajoy en La Moncloa desde que ganara las elecciones, aunque ya visitó al presidente del Gobierno en enero del pasado año cuando era el líder de la oposición en el País Vasco.

En aquella ocasión, ofreció a Rajoy consenso en las reformas del Gobierno para salir de la crisis y gestionar la normalización y convivencia en el País Vasco tras el cese de la violencia de ETA.