Publicado: 24.09.2015 11:18 |Actualizado: 24.09.2015 12:29

Urkullu insiste en la reinserción de los presos de ETA y pide a la banda
su "desaparición definitiva"

El lehendakari anuncia que presentará al Gobierno central que salga de las elecciones generales de diciembre una propuesta "para recuperar, desde principios legales y humanitarios, el estado de normalidad penal y penitenciario". Reclama a Europa que efectúe una "respuesta unitaria" a la "crisis humanitaria" de los refugiados.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Iñigo Urkullu

El lehendakari, Iñigo Urkullu, al comienzo del pleno de Política General que se celebra este jueves en Vitoria para dar inicio al curso político. EFE/David Aguilar

VITORIA.- El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha reclamado a ETA que inicie "un proceso de desarme y desaparición definitivo e incondicional", una exigencia que ha acompañado con el anuncio de que el Gobierno vasco trasladará al próximo Ejecutivo central una propuesta para "recuperar la normalidad penal y penitenciaria", con el fin de facilitar la reinserción de los presos de la banda.

Urkullu, que ha planteado estas reflexiones en el pleno de política general que celebra este jueves el Parlamento vasco, ha destacado que el "extremo debilitamiento" de ETA, cuyos dos supuestos jefes políticos han sido detenidos esta semana, "es un hecho positivo".

El lehendakari ha insistido en la necesidad de que la organización terrorista inicie "un proceso de desarme y desaparición definitivo", que además tenga un carácter "irreversible, incondicional, total y verificable".



En este sentido, ha recordado que el Gobierno vasco ya planteó el año pasado una propuesta para facilitar un final "ordenado" de ETA, un proyecto que preveía la consecución de un desarme "rápido" de la banda mediante la participación de un 'comité' formado por representantes sociales, internacionales e institucionales.

Urkullu ha afirmado que es necesario avanzar por esa vía "con total discreción, cumpliendo los compromisos" y sin caer en "intereses partidistas". "El Gobierno vaco seguirá exigiendo a ETA un proceso de desarme y desaparición definitivo", ha insistido.

Para ello, el lehandakari ha subrayado que el Gobierno vasco "va a tomar la iniciativa y asumir riesgos para promover el desbloqueo" del fin de la violencia de ETA y el asentamiento de la convivencia en Euskadi. "La sociedad espera" que los partidos e instituciones contribuyan "cuanto antes y del mejor modo posible al final definitivo de la violencia", ha insistido.

Junto a esta exigencia a la banda, el lehendakari ha reiterado su intención de proponer un cambio en la política penitenciaria y el régimen penal que se aplica a los presos de la organización terrorista.

Principios legales y humanitarios 

En una línea similar al anuncio efectuado antes del verano, ha informado de que presentará al nuevo Gobierno central que salga de las elecciones generales de diciembre una propuesta "para recuperar, desde principios legales y humanitarios, el estado de normalidad penal y penitenciario".

Urkullu insta a Europa a demostrar "la capacidad para acoger a esas personas"

El objetivo es orientar el sistema a la "reinserción y la convivencia", de acuerdo a los documentos 'Zuzen Bidean' e 'Hitzeman' del Gobierno autonómico, que contemplan medidas para fomentar la reinserción de los reclusos de la banda.

Crisis de refugiados

El lehendakari reclama a "la Europa humanitaria y solidaria" una "respuesta unitaria" a la "crisis humanitaria" de los refugiados y ha instando a demostrar la "capacidad para acoger a esas personas".

Urkullu ha abierto su intervención en la Cámara Vasca con una alusión a los refugiados políticos y a la postura al respecto en Europa, "nuestro ámbito de referencia", en el que se viven "momentos de mucha tensión".

El lehandakari insiste en que la crisis de los exiliados "va a seguir siendo un reto, y la Europa humanitaria y solidaria debe ofrecer una respuesta unitaria".

"Estamos ante una tremenda crisis humanitaria, y debemos demostrar la capacidad que tenemos para acoger a esas personas y mostrarles nuestra solidaridad", ha afirmado.

El lehendakari ha recordado que las víctimas de las guerras "vienen a Europa buscando seguridad y un futuro mejor". Por ello, ha advertido de que la crisis de los exiliados "va a seguir siendo un reto, y la Europa humanitaria y solidaria debe ofrecer una respuesta unitaria".

Nueva promoción de la Ertzaintza para garantizar 8.000 agentes

Iñigo Urkullu ha anunciado que en 2016 convocarán una nueva promoción en la Ertzaintza para garantizar el mantenimiento de una plantilla compuesta por 8.000 agentes y ha calificado de "inadmisible" que el Gobierno de España intente "limitar la capacidad de incorporar nuevos agentes".

El lehendakari ha destacado que en esta legisltatura se ha emprendido el desarrollo de un nuevo modelo policial en la Ertzaintza que recupera "su espíritu fundacional, con la experiencia acumulada de más de 30 años, liberado de la amenaza terrorista de ETA y dirigido a la renovación constante de la inteligencia policial".

Urkullu subraya que la Ertzaintza se fortalece con la renovación generacional y ha recordado que la pasada semana se incorporaron los 121 alumnos de la vigesimocuarta  promoción.

El presidente del gobierno vasco anuncia la puesta en marcha de un Plan de Seguridad preventiva ante la amenaza del islamismo radical en Europa

En este sentido, se ha referido a la nueva convocatoria de OPE en la Ertzaintza y al recurso presentado por el Gobierno central. "Haremos lo que esté en nuestra mano para evitar que prospere el recurso del Ministerio de Hacienda contra la convocatoria de la vigesimoquinta promoción. Vamos a seguir trabajando para incorporar a la Academia de Arkaute las 250 personas ya seleccionadas antes de que finalice el año", ha afirmado.

El presidente del gobierno vasco, que ha destacado que las tasas de delitos y faltas están bajando", ha apuntado, por otro lado, que han puesto en marcha el Plan de Seguridad preventiva ante la amenaza del islamismo radical en Europa. "Lo hacemos en estrecha colaboración con las comunidades islámicas de Euskadi, preocupadas también ante esta situación", ha agregado.

Reacciones de PSE y PNV

El portavoz parlamentario del PSE-EE, José Antonio Pastor, se ha mostrado "muy de acuerdo" con lo defendido por el lehendakari, Iñigo Urkullu, en materia de paz y normalización, pero "muy en desacuerdo con lo que hace". Además, considera que Urkullu ha sido "relativamente prudente" en su exposición sobre autogobierno y ha pronosticado que será el PNV el que defenderá "la parte de bronca".

Asimismo, Pastor ha afirmado que "no ha habido ninguna sorpresa" en un discurso "previsible". Para el portavoz socialista, el presidente del Gobierno vasco sólo ha avanzado "algunas de las propuestas", pero "con conceptos generales, a veces demasiado vagos y con pocas concreciones".

Por su parte, el portavoz parlamentario del PNV, Joseba Egibar, ha manifestado que Urkullu ha apelado a "los anclajes" de los derechos históricos para, si hay voluntad política, "desarrollar el sujeto político 'pueblo vasco' y su derecho a decidir su futuro", ante la propuesta de una reforma constitucional que puede ser "una quimera".

Egibar ha apoyado las palabras de Pastor y ha manifestado que el presidente del Gobierno vasco ha aportado "pistas que no son novedosas". El dirigente jeltzale cree que el lehendakari ha hecho un balance de su acción de Gobierno y, sobre los pilares de reactivación económica, creación de empleo y paz y convivencia, ha subrayado "el atasco" que existe en el Parlamento.