Publicado: 26.05.2014 00:00 |Actualizado: 26.05.2014 00:00

Las urnas legitiman a Susana Díaz al frente de Andalucía

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Desde que el pasado 7 de septiembre cogiera el relevo de José Antonio Griñán al frente de la Junta de Andalucía, la asignatura pendiente de la presidenta andaluza, Susana Díaz, era ver refrendado su liderazgo en las urnas. Pues bien, las elecciones europeas celebradas este domingo, que han supuesto el mayor batacazo en la historia del PSOE, han permitido a la máxima dirigente institucional del partido legitimar su poder en los comicios. Sólo Andalucía ha resistido a la debacle socialista y tras ocho meses al frente del Ejecutivo autonómico, Díaz ha conseguido volver a situar a su formación como la más votada en su territorio. 

Por encima de las expectativas de los socialistas andaluces, que en las últimas semanas confiaban en sacar al PP al menos 6 puntos, la cita con las urnas sí ha dejado clara la hegemonía del PSOE una vez más. La lista encabezada por la candidata Elena Valenciano ha logrado 936.000 votos y el 35,14% del total, diez puntos más que la de los conservadores. Esto demuestra, según fuentes del partido en Andalucía, que allí la formación "se libra del castigo" que le han dado los ciudadanos en otros territorios. 

Consideran, además, que se está ante "un escenario de recuperación" dado que a diferencia de lo que sucedió en las elecciones de 2012 en las que el PP fue la fuerza más votada, en las europeas el PSOE se ha vuelto a situar por encima, en una tendencia que supone un claro aval a las políticas puestas en marcha por Díaz en los últimos meses. Además, los resultados de hoy muestran que la trifulca que se produjo en el Gobierno andaluz entre los dos socios -PSOE e IU- por el polémico reparto de pisos a los deshauciados de la Corrala Utopía, no ha producido desgaste alguno sobre los socialistas.

Lo que confirma lo sucedido hoy es el poder de la presidenta andaluza y líder del PSOE de la comunidad dentro de su partido. No sólo resiste ante el retroceso generalizado que padecen los socialistas en el conjunto del Estado, sino que además consigue aumentar considerablemente su diferencia respecto al PP. Distintas fuentes socialistas hablan ya de la posibilidad de que ante semejante importancia que ha adquirido Andalucía para el conjunto del partido, Díaz trate de hacerse con el control del mismo en el caso de que se precipite la convocatoria de un congreso extraordinario.

Ella misma apuntaba maneras en la noche electoral. "Estos datos nos llenan de responsabilidad y de inmensa alegría", ha sentenciado la dirigente del PSOE de Andalucía, quien ha expresado su agradecimiento a los andaluces que han depositado de manera mayoritaria su confianza en su partido, garantizando que no los va a "defraudar". Para Susana Díaz, la victoria de este domingo es "el primer fruto del nuevo tiempo" que prometió abrir hace ocho meses y que "ha obtenido el respaldo mayoritario".