Publicado: 30.05.2015 12:33 |Actualizado: 30.05.2015 16:24

Uxue Barkos ve reforzadas sus opciones para gobernar Navarra

El rechazo del PSN a un ejecutivo apoyado por UPN y PP fortalece a Geroa Bai, que aún debe reunirse con Podemos y EH Bildu.

Publicidad
Media: 4.36
Votos: 11
Comentarios:
La diputada y candidata de Geroa Bai a la presidencia de Navarra, Uxue Barkos, en el Congreso. JAIRO VARGAS

La diputada y candidata de Geroa Bai a la presidencia de Navarra, Uxue Barkos, en el Congreso. JAIRO VARGAS

DONOSTIA- SAN SEBASTIÁN.- “Recuperar la Navarra de todos y todas”. Geroa Bai, la coalición encabezada por la ya exdiputada en el Congreso Uxue Barkos, tiene claro lo que hará si, finalmente, consigue formar gobierno y pone fin a lustros de hegemonía de UPN en la comunidad foral. Los acontecimientos que se suceden desde las elecciones municipales y autonómicas del pasado domingo juegan a su favor y lo sucedido este viernes, cuando el PSN rechazó entrar en un Ejecutivo no nacionalista apoyado por la derecha, consolida a la formación vasquista como a la única capaz de sumar apoyos en el renovado Parlamento navarro compuesto por siete partidos.

Fue el viernes cuando el candidato de UPN a la presidencia de Navarra, Javier Esparza, lanzó su propuesta a los socialistas y a los miembros de Izquierda-Ezkerra (I-E), coalición apoyada por Izquierda Unida, Batzarre, la Plataforma Navarra por el Cambio e independientes.

La formación foralista que ha gobernado la comunidad foral en las últimas legislaturas y que ha sido la fuerza más votada a pesar de perder cuatro escaños y quedarse con 15, se ofrecía junto al PP a apoyar a la candidata socialista, María Chivite en la investidura –el PSN se situó como quinta fuerza, con 7 escaños–, para que conformara un gobierno de izquierdas pero no nacionalista con I-E, que logró 2. La coalición izquierdista rechazó de inmediato la propuesta. Pocos minutos después hacía lo propio el PSE.

Necesidad de cambio, "sin excluir a nadie"

Se aleja así prácticamente por completo la posibilidad de que la castigada UPN pueda tener algún papel en el futuro gobierno navarro, y se refuerzan las opciones de la segunda fuerza del nuevo parlamento, la Geroa Bai de Uxue Barkos, que logró 9 representantes. Desde esta coalición apoyada por el PNV explican a Público que aún siguen “todas las opciones abiertas” y que su único objetivo es constatar “la necesidad de cambio” manifestada por los navarros en las urnas “sin excluir a nadie”.

Para formar gobierno, Geroa Bai necesita contar al menos con el apoyo de EH Bildu (tercera fuerza con 8 escaños), Podemos (7 representantes) e I-E. La suma alcanzaría los 26 votos que conforman mayoría en la cámara foral.

PSN rechaza un gobierno "marcadamente nacionalista"

Barkos también quería contar con el respaldo del PSN, pero en la reunión que mantuvo con Chivite la semana pasada, esta última dirigente socialista ya le dejó claro que su partido no entraría a formar gobierno ni respaldaría en ningún caso un ejecutivo en el que participara EH Bildu. "Queremos un Gobierno estable, de progreso y entendemos que no es bueno para Navarra tener un Gobierno marcadamente nacionalista", dijo Chivite, que sí mantuvo la puerta abierta a una futura negociación.

Podemos, la incógnita

La incógnita está en qué hará Podemos, clave para que Geroa Bai pueda llegar a la mayoría necesaria. Su portavoz, Laura Pérez, ya se ha decantado por el “cambio” en Navarra, pero sigue sin aclarar si respaldaría un acuerdo que claramente se orientaría hacia las posturas nacionalistas que abogan por celebrar un referéndum para que, de acuerdo a la Constitución, Navarra pueda integrarse en el País Vasco. La reunión que mantendrá este sábado Pérez en Madrid con el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, para abordar precisamente la política de pactos, será determinante también para Navarra.



Laura Pérez (Podemos) se reúne este sábado con Pablo Iglesias, líder de la formación, para abordar la política navarra de pactos

Laura Pérez explicará sus posturas a Barkos el lunes, durante la reunión que mantendrán en Pamplona. Desde Geroa Bai explican además que, presumiblemente el martes, mantendrán un encuentro con EH Bildu, para conocer los planteamientos de la coalición independentista.

Finalmente, en esta ronda de conversaciones que ya les ha llevado a verse con I-E, PP y PSN y que prosigue la próxima semana con los partidos con representación de menor a mayor, pretenden concertar una última cita con UPN, si bien el entorno de Barkos duda de que el partido foralista quiera reunirse con ella.

Asiron (Bildu) se ve como alcalde de Pamplona

Por otro lado, el candidato de EH Bildu a la Alcaldía de Pamplona, Joseba Asiron, ha asegurado este sábado que tras las primeras conversaciones que ha mantenido con el resto de fuerzas políticas se ve como próximo alcalde de la ciudad, informa Europa Press. Su opción pasa por formar un Gobierno municipal de coalición con el resto de partidos que apuesten por un cambio. El cabeza de lista de la coalición independentista (5 concejales), llegaría a la Alcaldía de Pamplona si alcanza un acuerdo con Geroa Bai (5 ediles), Aranzadi (3) e Izquierda-Ezkerra (1).

El nuevo Parlamento foral, en el que finalmente no estará presente Ciudadanos, quedó configurado de la siguiente manera tras las elecciones del pasado 25 de mayo: UPN, 15 diputados; Geroa Bai, 9 diputados; EH BIldu, 8 diputados; Podemos, 7 diputados; PSN-PSOE, 7 diputados; PPN, 2 diputados; e Izquierda-Ezquerra, 2 diputados.