Publicado: 17.04.2014 19:34 |Actualizado: 17.04.2014 19:34

Valenciano apuesta en París por una Europa fuerte e integradora

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La número uno del PSOE al Parlamento Europeo, Elena Valenciano, defendió hoy en París el programa de los socialistas para las elecciones del próximo 25 de mayo, que en su opinión "marcan una encrucijada decisiva" y un "punto de inflexión histórico" para el continente. El resultado de los comicios "determinará si habrá una Europa del futuro o no", indicó en el mitin de inicio de la campaña del Partido Socialista francés, en el que participaron el candidato común de los socialistas a la presidencia de la Comisión Europea (CE), Martin Schulz, y la alcaldesa de París, Anne Hidalgo.

La también vicesecretaria general del PSOE destacó que la ciudadanía deberá elegir entre "una Europa socialista y europeísta, o una conservadora y antieuropeísta", que representa "el austericidio, las políticas antisociales" y la Troika. La Troika que apoyó Valenciano fue "una Troika para los derechos y las libertades de los europeos", que mida el impacto de los recortes y lo tenga en cuenta a la hora de relajar el calendario para hacer cumplir el déficit a los países con dificultades.

"No basta con indignarse. Hace falta votar. Votar para cambiar el rumbo", aseguró en el Circo de Invierno parisino, desde donde apuntó la necesidad de votar por quienes apuestan por poner el empleo como prioridad y por luchar por una competitividad basada "en la calidad y la excelencia", y no en "salarios bajos y menos derechos". Valenciano subrayó que la Europa socialista "no está dispuesta a caminar hacia atrás, sino hacia adelante en la igualdad y en la defensa de los derechos de las mujeres", y tiene en los jóvenes, los trabajadores y el respeto del medio ambiente sus "banderas irrenunciables".

Su objetivo es también reactivar la economía, poner fin a políticas "que penalizan a aquellos que no son responsables de la crisis", y colocar "la economía al servicio de la política, y la política al servicio de los ciudadanos". El reto pendiente en un momento en que, en su opinión, han resurgido los fantasmas de "los nacionalismos excluyentes, el fanatismo ideológico y la xenofobia", es volver a unir a Europa y a aquellos que han dejado de ver respuestas en ella. "Europa no puede esperar más", concluyó Valenciano, para quien votar por el PS en Francia es votar para defender los derechos de las mujeres en España, hacerlo por el PSOE es defender el empleo de los jóvenes franceses, o apoyar al SPD en Alemania es votar contra la pobreza en Portugal.

Su discurso hizo mención también al "orgullo" de los socialistas por Hidalgo, elegida alcaldesa de París en las municipales francesas del pasado marzo, y por Manuel Valls, francés de origen español que fue designado primer ministro tras la debacle socialista en esos comicios. Al inicio de su intervención, Valenciano se vio interrumpida por un pequeño grupo de españoles que increparon a la candidata española con una pancarta en la que se podía leer "La austeridad en Europa es también vuestra culpa", y que fueron desalojados de la sala.