Público
Público

Trama Púnica Velasco exime a Cifuentes, mientras se promociona para la Sala de Apelación de la Audiencia Nacional

Cita a declarar a imputados para septiembre, al tiempo que desoye el informe de la UCO y exculpa a la expresidenta de Madrid 

Publicidad
Media: 4.29
Votos: 7
Comentarios:

Cifuentes

El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco ha optado por concentrar los esfuerzos para investigar la trama de facturas falsas y de financiación del PP, de tal manera que desoye a la Guardia Civil y exime a la presidenta de Madrid, Cristina Cifuentes, en el caso Púnica.

Los jueces hablan a través de sus escritos que constan en un sumario. Pero, en este caso, Velasco ha hablado este martes a través de algunos periodistas para eximir a Cifuentes de toda responsabilidad, al igual que la Fiscalía, según “fuentes jurídicas”.

La inédita rapidez en la respuesta de Eloy Velasco, instructor del caso Púnica, ha surgido tras la tormenta política suscitada al conocerse un informe de la Guardia Civil que pide investigar a la presidenta de Madrid por los delitos de prevaricación continua y cohecho en la adjudicación del servicio de cocina y cafetería de la Asamblea de Madrid al Grupo Cantoblanco, propiedad de Arturo Fernández, imputado en el caso Púnica.

El informe de la Unidad Central Operativa (UCO) es contundente y sostiene que Cifuentes participó en el comité de expertos que estudió las propuestas, en la Mesa de Contratación, así como previamente en el comité de campaña de las elecciones de 2007, y Arturo Fernández figura en ellas como uno de los empresarios que realizó aportaciones más notorias.

La Fiscalía tampoco ha pedido actuar contra Cifuentes, mientras cabe la posibilidad que así lo requieran las acusaciones particulares y la popular, que este martes han tenido acceso a once tomos que hasta ahora estaban secretos y que abordan en especial la financiación del PP de Madrid.

El magistrado Eloy Velasco tiene previsto abandonar pronto el juzgado, por lo que ha optado por dedicar los esfuerzos de los investigadores en desentrañar la trama de financiación ilegal del PP de Madrid en lugar de abrir una nueva pieza separada con la adjudicación de la cafetería de la Asamblea de Madrid.

Velasco opta a la Sala de Apelación de la Audiencia Nacional. Es un órgano de nueva creación que se va a formar en los distintos tribunales, después de que España haya sido cuestionada por carecer de esta segunda lectura, tanto de los hechos que se han juzgado en la primera instancia como de la aplicación del Derecho.

El juez central de instrucción 6 opta a la poderosa Sala de Apelación de la Audiencia Nacional, dada su condición de especialista en Penal.

Hay 20 candidatos para sólo dos plazas. La función de la Sala de Apelación será revisar todas las sentencias que dicte la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional. Este destino apreciado será resuelto en breve por el Consejo General del Poder Judicial.

Velasco ha citado a declarar a los 51 nuevos investigados en el caso Lezo desde mediados de septiembre hasta el 31 de octubre, por lo que estas declaraciones serán depuestas ante el nuevo juez central de instrucción 6 que ocupe su plaza y que lleve los casos Púnica y Lezo, entre otros.

Más “suerte” tuvieron en el sumario de Púnica el exdirector de La Razón, Francisco Marhuenda, y el presidente del citado medio, Mauricio Casals, quienes en tres días lograron que el juez Velasco levantara la imputación que pesaba sobre ellos, después de que descartara que presionaran a Cifuentes para proteger a Edmundo Rodríguez Sobrino, consejero de La Razón, y uno de los cabecillas de la supuesta red criminal junto a Ignacio González.