Público
Público

Los verdes buscan su sitio

Los ecologistas intentan superar divisiones internas de cara a las europeas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El movimiento ecologista en España está fragmentado y debilitado. Son muchas las candidaturas verdes que se presentan a las elecciones, pero la pluralidad de partidos hace que apenas obtengan representación. En las últimas generales concurrieron hasta seis formaciones que incluían la palabra verde en su denominación, y entre todas ellas, tan sólo sumaron 137.139 votos, un 0,53% del total.

El único representante verde del Congreso es el portavoz de ICV, Joan Herrera, pero además, en la eurocámara hay tres diputados españoles inscritos en el Grupo de Los Verdes: Raúl Romeva, de ICV; David Hammerstein, elegido en las listas del PSOE tras su alianza con la Confederación de los Verdes en 2004, y Mikel Irujo, de la nacionalista Eusko Alkartasuna.

'El problema de los verdes en España son los personalismos', reconoce Rafa Koldobika Polo, portavoz madrileño de la Confederación, sección oficial del Partido Europeo Verde en nuestro país. Los demás representantes verdes consultados por Público lo ratifican: la lacra de los ecologistas en España es la lucha por el poder de unos pocos. Y en el horizonte, no se avizora de momento un panorama de unidad. Y es que incluso dentro de la propia Confederación, hay división respecto a qué hacer en el futuro más cercano.

En busca de la unidad

En octubre, y con Los Verdes de Euskadi (Berdeak) como anfitriones, 15 asambleas territoriales de la Confederación y media centena de militantes suscribieron en Hondarribia (Guipúzcoa) una declaración para constatar que realmente 'no existen diferencias ideológicas que justifiquen la actual división' entre las distintas familias verdes. De esta forma pretendían impulsar la necesidad de dar un giro de 180 grados' a la situación de las organizaciones verdes en España 'para consolidar un movimiento autónomo, relevante y cohesionado' capaz de competir de manera autónoma y sin formar alianzas con partidos mayoritarios como hasta ahora.

En la dirección de la Confederación no quieren ni siquiera entrar a hablar sobre la iniciativa, si bien hay miembros que, a título personal, como el portavoz madrileño y el coordinador vizcaíno de Berdeak (Los Verdes de Euskadi) Florent Marcellesi, la apoyan.

No obstante, el portavoz estatal de la organización, Joan Oms, asegura que 'encuentros y fórums' como el de Hondarribia 'hay 40.000'. 'La opción política de los verdes es hacer una alianza con otras fuerzas políticas y sociales porque lo demás son disquisiciones que no son reales y que no tienen ninguna trascendencia política', asegura. Se refiere a hacer pactos con el PSOE, Izquierda Unida o Iniciativa per Catalunya, con la que ya están aliados en esa comunidad.

Esteban Cabal, de Verdes-Grupo Verde, otra organización al margen de la Confederación, señala que la Declaración Verde de Hondarribia es 'esperanzadora' de cara a la unión de las diferentes sensibilidades. 'Puede ser un embrión de la estructura del futuro partido verde', asegura. El europarlamentario de Iniciativa, Raúl Romeva, aplaude la iniciativa de Hondarribia y recuerda que desde su partido 'siempre' han estado 'a favor de una candidatura verde conjunta que sume a todos' de cara a futuras elecciones. Por su parte Hammerstein no es tan optimista. Aunque saluda de forma positiva la declaración, reconoce que 'hay estrategias políticas diferentes' y asegura que, uno de los primeros pasos que se debe tomar es el de distanciar al movimiento ecologista 'de la política de izquierdas', para que se adapte a las estrategias de sus socios europeos.

Los firmantes del primer texto que apostaba por la unificación celebrarán una nueva jornada de reflexión y diálogo -la tercera tras la de Hondarribia de octubre y la de Gijón en noviembre- los próximos días 10 y 11 de enero en Segovia. De allí prevén que salga una nueva declaración consensuada y esperan que se den los últimos pasos de cara a la creación de una candidatura conjunta para las elecciones europeas que se avecinan y de un nuevo partido verde con influencia en todo el Estado.