Publicado: 31.05.2014 11:14 |Actualizado: 31.05.2014 11:14

El vicealcalde de Valencia vuelve a declarar ante el juez, esta vez como imputado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El vicealcalde de Valencia y presidente de la Fundación Turismo Valencia Convention Bureau (FTVCB), Alfonso Grau, vuelve a declarar este sábado ante el juez José Castro por las tres ediciones de los Valencia Summit de los años 2004, 2005 y 2006, pero esta vez en calidad de imputado. En mayo de 2012, Grau ya tuvo que comparecer ante el magistrado por este mismo asunto pero como testigo, y durante el interrogatorio justificó los contratos con el Instituto Nóos por ser "razonables" y con un "precio ajustado".

Alfonso Grau está citado este sábado, a las 11 horas, en los juzgados de Palma de Mallorca, como imputado, tras requerirlo el PSPV en el Ayuntamiento de Valencia, personado en una de las piezas del 'caso Nóos' como acusación popular. El juez decidió imputarle al entender que existen "indicios fundados de criminalidad" en los hechos relacionados con la firma y ejecución de los convenios que fueron suscritos en 2004, 2005 y 2006 para la celebración de los Valencia Summit, por cuya organización el Instituto Nóos percibió 3,6 millones de euros, a pesar de que para ello únicamente empleó 910.600 euros.

Al respecto, en su resolución, el juez incidió en la existencia de "indicios racionales de que en las diferentes contrataciones se orilló el interés general, se prescindieron de los obligados cauces administrativos de contratación, no se llevó a cabo ningún estudio previo de viabilidad ni de ajuste a los precios de mercado así como tampoco se fiscalizó el desarrollo del convenio ni se pidió al Instituto Nóos que justificara el destino de los fondos recibidos". Unas pautas que eran "de obligada observación" puesto que los fondos que manejaba la FTVCB, entidad que junto a la Ciudad de las Artes y las Ciencias (CACSA) y Nóos plasmó su firma en el convenio de 2004 y en las dos posteriores, eran de naturaleza "abrumadoramente pública", mantiene el juez.

Grau ya prestó declaración como testigo en esta causa el 14 de mayo de 2012 en la Ciudad de la Justicia de Valencia, hasta donde se desplazó el juez Castro ante la cantidad de testificales a practicar. En ese momento, el vicealcalde declaró que las cuentas de la fundación valenciana estaban "auditadas, fiscalizadas y depositadas en el registro de fundaciones de la Generalitat", tal y como expuso a los periodistas. También dijo que estaban aprobadas por sus órganos de gobierno, "teniendo en cuenta que se trata de una fundación de derecho privado. Por tanto, está sometida a un régimen distinto al de la Administración Pública", aseveró. Además, Grau explicó que se contrató con Nóos porque ofrecía "una propuesta razonable" y porque, además, "planteaba traer personalidades relevantes del mundo del deporte para promocionar la ciudad, cosa que en aquellos momentos buena falta hacía. Y a la vista están los resultados".

Preguntado por si recibió órdenes concretas para contratar con Nóos, contestó: "yo no recibí órdenes de nadie. No tengo por costumbre recibir órdenes de nadie", ha sentenciado. Por otro lado, al ser interpelado por si no les pareció desorbitados los precios de Nóos, respondió con una pregunta: "¿cuánto cobra Al Gore, es barato? todo depende". Por último, señaló: "los actos que se contrataron se realizaron y se pagaron".Por otro lado, tras Grau, está citado también el empresario, Juan José López, en relación con una transferencia de 12 millones de euros que le hizo Telefónica en una cuenta de Ucrania, investigada en el marco de esta causa.