Público
Público

La vicepresidenta se escuda en la ley para evitar explicar el espionaje de EEUU

El Gobierno pide "prudencia" y sigue sin confirmar las informaciones sobre los 'pinchazos' de los servicios secretos norteamericanos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las relaciones y colaboración entre los servicios secretos españoles (Centro Nacional de Inteligencia, dependiente de la Vicepresidencia del Gobierno) y los de otros países -también EEUU- se solventan en la Comisión de Secretos Oficiales del Congreso de los Diputados, cuyo contenido, como su nombre indica, es 'discreto y secreto'. Apelando a este funcionamiento, que determina la ley, Soraya Sáenz de Santamaría ha descartado que, como máxima responsable del CNI, vaya a comparecer públicamente para explicar, confirmar o desmentir las informaciones sobre el espionaje masivo de los servicios de inteligencia de EEUU a España y el intercambio de datos entre ambos países.

La vicepresidenta ha subrayado que además de los canales diplomáticos entre países, existen otros conductos de información entre los servicios de inteligencia de los países que están regulados por la ley a la que se somete el CNI y por las autorizaciones judiciales. Por otro lado, ha recordado que España pidió explicaciones al embajador de EEUU en Madrid -el lunes se reunió con el secretario de Estado para la UE, Íñigo Méndez de Vigo- y el Gobierno aún está pendiente de respuesta.

La portavoz del Gobierno ha lanzado un mensaje de 'tranquilidad' en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros por que el control de los servicios de inteligencia españoles esté garantizado 'por un órgano jurisdiccional'. Sáenz de Santamaría se ha remitido a las explicaciones que el director general del CNI, Félix Sanz, dará a los portavoces parlamentarios en la comisión correspondiente sobre el aluvión de informaciones sobre espionaje estadounidense publicado en las últimas semanas en varios diarios europeos. La 'número dos' del Gobierno ha confirmado lo que esta mañana había adelantado el propio Sanz: la comparecencia de éste en la Cámara Baja -que anunció el presidente del Gobierno este miércoles- tendrá lugar el próximo miércoles 6 a las 9:00 horas.

Sobre las informaciones periodísticas que apuntan al espionaje masivo e indiscriminado de EEUU a líderes y ciudadanos europeos, también españoles, Sáenz de Santamaría ha pedido 'prudencia' por la delicadeza de la situación, al tratarse de 'países amigos y aliados'. Aunque la vicepresidenta ha asegurado que no puede 'ni confirmar ni desmentir ningún extremo' de lo publicado, sí ha admitido que, de ser ciertos, se verían afectadas 'la confianza y la relación mutua entre estados'.