Publicado: 16.10.2015 14:09 |Actualizado: 16.10.2015 16:43

La vicepresidenta promete que
"no habrá más" rivalidades entre dirigentes del PP y del Gobierno

Saénz de Santamaría asegura que el Consejo de Ministros se ha desarrollado dentro de la normalidad, a pesar del reciente pulso entre Margallo y Montoro. Defiende el acto electoral en el Congreso y se remite a alguno "más sonrojante".

Publicidad
Media: 1.67
Votos: 3
Comentarios:
La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, durante la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros. /EFE

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, durante la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros. /EFE

MADRID.- La vicepresidenta del Gobierno ha dado este viernes su particular puñetazo encima de la mesa del portavoz del Ejecutivo (papel que también le corresponde junto al de ministra de la Presidencia) y ha instado a los ministros a "trabajar y trabajar", como sostiene que les ha indicado y les indica siempre el presidente Mariano Rajoy.

Las tensiones internas provocadas en el seno del Gobierno por la entrevista del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en el diario El Mundo criticando a su compañero de Gabinete, el titular de Exteriores, José Manuel García-Margallo, han centrado buena parte de las preguntas de la prensa a Soraya Sáenz de Santamaría, pese a su resistencia a contestarlas.



Sólo al final, la número dos del Gobierno ha asegurado que el presidente no ha dado a sus ministros más indicación que la de "trabajar", que el Consejo de Ministros ha transcurrido en la más absoluta "normalidad" -también en el encuentro Margallo-Montoro- y que con "tantas medidas" como se están aprobando, no hay tiempo para "disquisiciones". "Espero que no haya más; no habrá más", zanjó enviando un mensaje implícito a los ministros.

La vicepresidenta se ha referido también, a preguntas de la prensa, al nombramiento de Alfonso Alonso, el ministro de Sanidad, como presidente del PP vasco y ha echado mano de otro ministro responsable de formación territorial, sentado a su lado, para dotar el nombramiento de Alonso de total normalidad.

José Manuel Soria, titular de Industria y presidente del PP de Canarias, asintió sonriente cuando la portavoz destacó la "total entrega" de Alonso a todas las funciones que se encomienden. Aunque no quiso "valorar" un nombramiento de partido, Sáenz de Santamaría quiso cerrar la polémica sobre una orden directa de Rajoy para que el ministro de Sanidad fuera presidente del PP vasco, dejando caer que ha sido

Calleja, invitado excepcional

La rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros ha transcurrido en un clima de gran cordialidad por parte de la número dos del Ejecutivo, que ha alargado el corrillo posterior a la comparecencia de los viernes más de lo habitual para que tuvieran imágenes del mismo los responsables del programa 'Planeta Calleja', presentado por el aventurero Jesús Calleja y que contará con la presencia de Sáenz de Santamaría haciendo el Camino de Santiago esta temporada.

La fecha de emisión del programa no está cerrada, sostienen fuentes de Moncloa, aunque la vicepresidenta grabará todavía este domingo con Calleja haciendo parte del Camino de Santiago. El aventurero se ha mostrado entusiasmado con Sáenz de Santamaría y no ha dudado en grabarla con los periodistas y dedicarle varios elogios.

La evidente campaña de imagen de Sáenz de Santamaría está provocando inquietud entre las filas del PP, no tanto por que ella quiera suceder a Rajoy por cuando se manifieste en plena campaña electoral de éste, lo que creen en el PP que puede perjudicar al actual líder conservador en un contexto ya de por sí muy complicado e inédito. La aparición de la vicepresidenta en Planeta Calleja se suma a su entrevista y comentado baile en El Hormiguero (Antena 3), al acto-cóctel de presentación de las 100 medidas legislativas del Ejecutivo o al artículo de ayer en Financial Times elogiando su capacidad ("Nada se le resiste") para sacar a Rajoy de problemas.