Publicado: 17.09.2015 20:01 |Actualizado: 18.09.2015 17:55

La vida tras IUCM: entre el Inem, la resistencia y los nuevos partidos 

De los 5.000 militantes que tenía IUCM sólo se han reincorporado a la nueva federación de Madrid alrededor de 1.350 personas. La ruptura ha afectado a destacados miembros de la coalición que rechazan unirse a la nueva federación.

Publicidad
Media: 3.63
Votos: 8
Comentarios:
IUCM

De los 5.000 militantes que tenía IUCM sólo se han reincorporado a la nueva federación de Madrid alrededor de 1.350 personas

MADRID.- La vida parecía de color de rosa para Izquierda Unida de la Comunidad de Madrid hace apenas cuatro años. Las autonómicas depararon el segundo mejor resultado de la federación en toda su historia. Trece escaños y 287.707 sufragios. Un resultado que sólo había sido superado en las elecciones de 1995 con 17 escaños y 464.167 papeletas. Obviando la deuda que ya arrastraba IUCM, la grave crisis que golpeaba al país y la pérdida de credibilidad de los dos grandes partidos dibujaban un horizonte político más que favorable para la formación.

La federación, sin embargo, acostumbrada a hacer filigranas sobre una fina cuerda de nailon, perdió el paso y tras un proceso de caída libre con salto mortal, tarjetas black, primarias de cuchillos y nacimiento de Podemos incluido se dio de bruces contra el cemento armado del suelo en las últimas elecciones autonómicas y municipales. De 13 escaños pasó a cero y de seis concejales en el Ayuntamiento de la capital a ninguno. 



La federación ha pasado así de ser la segunda más importante en número de afiliados a estar desfederalizada y perder la marca IUCM, que según la Oficina Española de Patentes y Marcas pertenece a Izquierda Unida Federal. Y los que han sido sus dirigentes, sus diputados, concejales y miembros más destacados se debaten ahora entre el Inem, la resistencia en los órganos de la federación desfederalizada, el éxodo hacia nuevos partidos ya existentes o por crear y la lucha por un "verdadero espacio de confluencia de izquierdas".

Raquel López ha pasado de ser concejala en el Consistorio a "ser una trabajadora en paro que busca trabajo".

Así, Raquel López, candidata de IUCM-Los Verdes al Ayuntamiento de Madrid en las últimas elecciones municipales, sigue en el PCE y su día a día ha cambiado de ser concejala en el Consistorio a "ser una trabajadora en paro que busca trabajo". "Ahora formo parte del más de cuarto millón de trabajadores de esta ciudad que no tiene empleo", explica López a Público, que afirma "buscar trabajo de lo que sea" mientras advierte de que "seguirá haciendo política" hasta el último de sus días.

De hecho, López informa de un encuentro el próximo 26 de septiembre entre "comunistas de todos los partidos". "Ha llegado el momento de que los comunistas de todos los partidos de este país nos pongamos a hablar y, por fin, nos pongamos de acuerdo", afirma López, que muestra su preocupación por "la desaparición de la izquierda transformadora". "Lo que queda son opciones socialdemócratas", denuncia.

Tampoco Luis García Montero, candidato de IUCM-Los Verdes a la presidencia de la Comunidad de Madrid en las pasadas elecciones, ha querido afiliarse a la nueva federación madrileña. El poeta parece haber dado un paso atrás en su perfil más político y en una entrevista reciente en Canal Sur Radio acusó a los dirigentes de Izquierda Unida Federal de "engañar a la militancia" por "tener pactado ya por arriba una solución con Podemos" de cara a las elecciones generales.

En el grupo de dirigentes que ha pasado a engrosar la lista de desempleados de la Comunidad de Madrid se encuentra Libertad Martínez. La exdiputada autonómica y dirigente de IUCM hasta el descalabro electoral de mayo se encuentra ahora en el paro. "Como todo hijo de vecino estoy agobiada con la búsqueda de trabajo. No todos los políticos tenemos una oferta de trabajo al terminar nuestra función", señala Martínez, que añade que ser diputada no la ha ayudado en "nada" en su nuevo objetivo.

En el grupo de dirigentes que ha pasado a engrosar la lista de desempleados de la Comunidad de Madrid se encuentra Libertad Martínez.

Respecto a su posición política, Martínez considera que existe espacio político para IUCM y anuncia que luchará para seguir dando batalla desde la "izquierda política organizada". "Voy a seguir en política. Diciendo siempre lo que pienso y sin miedo aunque mis opiniones no estén en la ola. Podría haberme subido a esta ola, pero no he querido. Seguiré fiel a mis planteamientos", asegura Martínez. Rubén Bejarano, también exdiputado de IUCM en la Asamblea de Madrid, mantiene una postura similar a la Martínez desde su puesto de concejal en el Ayuntamiento de Leganés donde representa a IUCM-Los Verdes aunque ha sido dado de baja de la federación y no se ha afiliado a la nueva IU de Madrid. 

Reubicación en nuevos partidos o candidaturas

Los pasos que siguieron el tándem que venció las primarias de IUCM para las autonómicas y municipales, Tania Sánchez y Mauricio Valiente, son más conocidos. Sánchez es en la actualidad la número 10 de la lista de Podemos para el Congreso de los Diputados, aunque figura con el cartel de independiente, mientras que Mauricio Valiente, que sí se ha reafiliado a la nueva Izquierda Unida de Madrid es concejal en la capital dentro de Ahora Madrid. Junto a él están en el equipo de Ahora Madrid los otrora miembros de IUCM Jorge García Castaño y Carlos Sánchez Mato.

Por su parte, María Espinosa, también exdiputada en la Asamblea de Madrid por IUCM durante la pasada legislatura, es en la actualidad diputada por Podemos en la misma Asamblea. 

La vieja guardia funda un nuevo partido

Los que eran los cabeza de lista en las mencionadas elecciones de 2011, Gregorio Gordo (Comunidad de Madrid) y Ángel Pérez (Ayuntamiento de la capital), han dado un paso adelante para fundar un nuevo partido, Convergencia de la Izquierda, que según su propio manifiesto nace por la necesidad de la existencia de "un espacio político de la izquierda transformadora inexistente en la actualidad". A este nuevo espacio se ha unido también el exsecretario de organización de Izquierda Unida Miguel Reneses junto a Pepa Merin, Silvia Uyarra y Julián Sánchez Urrea. 

María Espinosa, exdiputada en la Asamblea de Madrid por IUCM, es diputada por Podemos en la misma Asamblea.

La resistencia 

Las primarias de los cuchillos afilados que vivió IUCM también contaron con la participación del tándem formado por Julián Sánchez Vizcaíno (Comunidad) y Eulalia Vaquero (alcaldía). Ambos dos han rechazado afiliarse a la nueva Izquierda Unida y se han integrado dentro de la corriente Espacio Plural donde también están la eurodiputada Paloma López o el responsable del Área Interna Carlos Gutiérrez. "Espacio Plural es una parte de una gran mayoría de gente en IUCM que quiere estar dentro de Izquierda Unida pero que no se alinea con la línea autoritaria de IU Federal", señala a Público Sánchez Vizcaíno. 

El dirigente de IUCM Carlos Gutiérrez, que hasta ahora tenía un asiento en el Consejo Político Federal de IU, explica a Público que ya se ve fuera de los órganos de dirección y anuncia que Espacio Plural está trabajando en Ahora en Común para ver si es posible recomponer la coalición "en clave unitaria" desde este espacio mientras los tribunales y la comisión de garantías de IU Federal estudian las denuncias interpuestas al considerar que la desfederalización de IUCM "va en contra de los estatutos de la coalición".  "Lo que no se necesita son nuevos partidos", sentencia. 

Montse Muñoz ha recibido la carta de IU Federal de que no podrá asistir a los órganos federales aunque hace apenas una semana había sido citada 

Fuera de esta corriente, pero similar en sus planteamientos, se encuentra Montse Muñoz, de Izquierda Abierta, que no ostenta ningún cargo público pero sí un peso importante dentro de Izquierda Unida como secretaria ejecutiva institucional. Muñoz ha recibido la carta de IU Federal informado de que no podrá asistir a las próximas convocatorias de los órganos federales aunque hace apenas una semana -señala- había sido citada para las reuniones de los próximos meses.

Ella, como tantos otros, rechaza reafiliarse a IUCM y advierte de que seguirá yendo a los órganos hasta que se lo comuniquen en un órgano de dirección "cara a cara". "Ya dije que no me iba a reafiliar a Izquierda Unida hasta que los tribunales determinen si la decisión de expulsar a la federación de Madrid era legal y si los tribunales dicen que la decisión es legal... me iré yo de IU. Nadie me tendrá que echar", denuncia Montse Muñoz, que afirma que Izquierda Abierta está trabajando para una confluencia amplia que sea mucho más que Podemos e IU y advierte que su organización "nunca va a estar en un modelo que sea la disolución de Izquierda Unida por empotramiento en otra fuerza política".