Publicado: 14.02.2016 08:54 |Actualizado: 14.02.2016 08:54

Una vida de lucha por
la independencia de Catalunya

Presidió durante cinco años Òmnium Cultural, desde donde trabajó por impulsar el proceso soberanista. Como diputada del nuevo Parlament, estaba llamada a presidir la comisión de estudio del proceso constituyente.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Muriel Casals./ EFE

Muriel Casals./ EFE

BARCELONA.- La economista Muriel Casals era diputada del Parlament desde la actual legislatura, justo después de presidir durante cinco años Òmnium Cultural, entidad donde defendió la independencia de base y trabajó por impulsar el proceso soberanista desde el principio.

Nació en Avignon (Francia) en abril de 1945, de madre francesa y padre catalán —que marchó a Francia en 1939 tras la derrota del ejército republicano—, pero vivió su infancia y juventud en Sabadell (Barcelona).



Se licenció por la Universitat de Barcelona (UB) en 1969 y se doctoró en 1981 con la tesis La industria textil lanera y la guerra 1914-18 en la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB), donde después fue muchos años profesora titular del Departamento de Economía e Historia Económica, y donde también fue vicerrectora de Relaciones Internacionales y Cooperación (2002-05).

También representó a la UAB en la Xarxa Vives d'Universitats del 2002 al 2009 y realizó estancias en universidades británicas como la de Edimburgo, la London School of Economics y la Universidad de Gales en Bangor.

Había militado en el PSUC y después había sido miembro de ICV; estuvo en el consejo de administración de la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals (CCMA) de 1983 a 1988, y también estuvo en el Consell Català del Moviment Europeu. Colaboró en el semanario El Temps y en el programa de la emisora Catalunya Informació Economia i Empresa.

Lucha por la independencia

Muriel Casals formó parte de la junta del Ateneu Barcelonès entre 2003 y 2007 y, desde 2008, de la junta de Òmnium Cultural, entidad que presidió desde marzo de 2010 hasta julio de 2015.

A los pocos meses de liderar la entidad, encabezó la manifestación celebrada en Barcelona el 10 de julio de 2010 contra la sentencia del Tribunal Constitucional por el recurso de inconstitucionalidad contra el nuevo Estatut.

Òmnium Cultural, junto a la ANC y la AMI, jugó un papel clave en las negociaciones entre los líderes políticos soberanistas de CDC y ERC para la creación de la candidatura unitaria independentista de JxSí para las elecciones catalanas del 27S-, en las que fue la número 3 de la lista por Barcelona.

Como diputada del nuevo Parlament, estaba llamada a presidir la comisión de estudio del proceso constituyente, que aún no se ha puesto en marcha y sobre cuya creación deberá pronunciarse el Tribunal Constitucional.