Publicado: 21.03.2014 18:20 |Actualizado: 21.03.2014 18:20

La vida de Suárez "se está apagando lentamente", según el doctor Guillén

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

 La vida del expresidente del Gobierno Adolfo Suárez "se está apagando lentamente", según ha afirmado el fundador de la clínica Cemtro de Madrid, Pedro Guillén, donde desde el lunes se encuentra hospitalizado el expresidente del Ejecutivo a consecuencia de una infección respiratoria.

"Está bien, dentro de lo mal que está", ha asegurado el doctor Guillén a los medios de comunicación que permanecen en las inmediaciones del centro hospitalario a la espera de conocer novedades sobre la evolución del estado de salud de Suárez.

Además, Guillén ha concretado que el expresidente "respira solo" y ha agregado que "nunca estuvo intubado".

Suárez ha pasado la noche acompañado de sus familiares, sin cambios en su estado de salud, tras el anuncio ayer por la mañana por parte de su hijo Adolfo Suárez Illana de su "inminente" fallecimiento.

Fuentes de los servicios médicos que atienden a Adolfo Suárez aseguraron ayer a Efe que el fallecimiento del expresidente del Gobierno podría no ser inminente y que no ha habido novedades importantes en su estado de salud en las últimas horas.

Suárez, que permanece ingresado en la clínica Cemtro de Madrid desde el pasado lunes, ha sufrido un agravamiento de su enfermedad neurológica en los últimos días y, según informó ayer por la mañana su hijo Adolfo Suárez Illana, el "desenlace" podría producirse en un plazo de 48 horas.

El expresidente se encuentra en la primera planta del hospital y permanece tumbado en su habitación, acompañado de sus hijos, hermanos y nietos. Algunos familiares de Ávila se han trasladado también a visitar al expresidente en el hospital, donde se han bloqueado varias plazas de aparcamiento para los visitantes.

También varios amigos de la familia, como los periodistas Raúl del Pozo y José María García, o el doctor Alfonso Cabeza, se acercaron hasta la clínica para interesarse por el estado de salud de Suárez.

El doctor Alfonso Cabeza explicó al abandonar el hospital que ayer no han podido verle, pero que él sí le visitó anteayer, que estaba sentado y sonriente y que piensa volver en las próximas horas. El viernes el periodista y amigo de la familia, José María García, que había acudido a la clínica Cemtro para una revisión médica, explicó también que no ha habido ninguna novedad en su estado de salud respecto a los últimos días.

También entró en el hospital el exalcalde de Madrid José María Álvarez del Manzano, quien ha dicho a la prensa que venía a visitar a un amigo médico. Mientras tanto, en espera de tener noticias sobre la evolución del estado de salud del expresidente del Gobierno, decenas de periodistas se concentran a la puerta de la clínica, donde también se ha desplegado un amplio dispositivo de la Policía para controlar la seguridad.

Además, varios efectivos de los servicios de seguridad de Moncloa se han trasladado al centro para controlar la seguridad en las instalaciones y alrededores, por lo que no se descarta que pudiera producirse una visita del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, tras su regreso de Bruselas.