Publicado: 15.03.2016 10:53 |Actualizado: 16.03.2016 09:12

Villaviciosa de Odón (PP) adjudicó irregularmente los festejos taurinos
a la empresa de Ortega Cano

El contrato para la gestión de los toros en las fiestas patronales de septiembre pasado se firmó por casi 90.000 euros tras un proceso de contratación pública mediante el uso injustificado del procedimiento de urgencia.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
El torero José Ortega Cano./ EFE

El torero José Ortega Cano./ EFE

MADRID.- En muchos pueblos de España aún no se entienden las fiestas patronales de cada año sin sus correspondientes encierros y corridas de toros, cuya organización adjudican los ayuntamientos a empresas del sector. En el caso de Villaviciosa de Odón, un municipio de unos 25.000 habitantes al suroeste de la Comunidad de Madrid, las últimas fiestas patronales se celebraron entre el 19 y el 27 de septiembre de 2015. En el caso de la gestión de las actividades taurinas programadas, el Ayuntamiento ha llevado a cabo un proceso de licitación pública lleno de irregularidades cuyo resultado ha sido la adjudicación de un contrato por un importe total de 86.091,50 euros a la empresa que dirige el torero José María Ortega Cano: Orteunion Espectáculos SL.



El proceso de contratación para las fiestas arrancó el pasado 29 de julio con la propuesta del concejal de festejos, ratificada por el alcalde el 5 de agosto. Entonces se aprobó sacar a concurso la organización de los eventos taurinos –la convocatoria apareció en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (BOCM) del 7 de agosto– mediante el uso injustificado e irregular del procedimiento de urgencia en la contratación. Este procedimiento, regulado por el Artículo 112 de la Ley de Contratos del Sector público, sólo se puede emplear, pero debidamente motivado, cuando existan razones de necesidad o interés público, pues reduce el plazo para que las empresas presenten sus ofertas a la mitad de lo normal –se queda solamente en ocho días naturales–, algo que puede influir en la adjudicación pues las empresas interesadas no disponen de tiempo suficiente para preparar su oferta, por eso la legislación lo considera excepcional.

Sin embargo, el Ayuntamiento utilizó el procedimiento de urgencia sin justificación alguna más allá de que quedaba poco tiempo para las fiestas patronales. Esto resulta completamente irregular porque los festejos en cuestión se conocen con gran antelación ya que se celebran cada año, es decir, el Ayuntamiento tenía todo un año para haber seguido el procedimiento ordinario en la contratación y no el de urgencia, que es menos garantista. Los tribunales son claros al respecto: “La demora con que la Administración ha actuado en el desarrollo de sus obligaciones [no puede servir] para, más adelante, pretender acelerar las mismas en detrimento de la garantía que para el interés general supone el procedimiento ordinario frente al excepcional que es el de urgencia”, sostiene la jurisprudencia del Tribunal Supremo.

El Ayuntamiento justifica la urgencia en que “el anterior equipo de Gobierno decidió no comprometer ni imponer la contratación de los festejos a la posterior legislatura"

El Ayuntamiento de Villaviciosa —que remarca a Público que la información del procedimiento es de público acceso, según la legislación en vigor— considera que la urgencia está motivada conforme a la ley y que la razón de comenzar la tramitación el 29 de julio de 2015 es que “el anterior equipo de Gobierno decidió no comprometer ni imponer la contratación de los festejos a la posterior legislatura”. La nueva corporación municipal surgida de las elecciones del 24 de mayo quedó constituida el 13 de junio de 2015 con el popular José Jover al frente del gobierno municipal por tercera vez ya que el PP fue la lista más votada y obtuvo siete de los 21 concejales elegidos por los ciudadanos.

Durante la semana de agosto que había de plazo –del lunes 10 al lunes 17– ninguna empresa envió su propuesta a tiempo (Orteunion lo hizo fuera de plazo) y el Ayuntamiento, al amparo de la normativa de contratación, puso en marcha entonces otro concurso público, esta vez mediante procedimiento Negociado sin Publicidad, uno de los más opacos de los que disponen las administraciones. Mediante este mecanismo de contratación, es el Ayuntamiento el que invita a diferentes empresas a enviar sus propuestas, con lo que limita los principios de transparencia y libre concurrencia y eso hace más complicado evitar un posible amaño del concurso. Si el procedimiento inicial fuera nulo por no estar justificada la urgencia, este siguiente paso dado por el Consistorio también lo sería.

En el marco de esta segunda oportunidad –cursadas las invitaciones a tres empresas– únicamente Orteunion Espectáculos SL respondió positivamente a la llamada del Ayuntamiento, aunque lo hizo enviando muy escasa documentación. Sin embargo, desde el municipio se permitió que la empresa dirigida por Ortega Cano —que logró el tercer grado el pasado junio— gozara de un plazo más amplio para subsanar el error, pero la empresa tampoco envió toda la documentación en ese tiempo extra y por ello fue expulsada del procedimiento. De esta manera, Villaviciosa de Odón no tenía contratada la organización de sus tradicionales festejos taurinos.

Más  procedimientos irregulares en un solo verano

A lo largo del procedimiento se han producido además otros comportamientos irregulares, como que el alcalde, el popular José Jover, asumiera competencias propias de la Junta de Gobierno Local dos días antes de una reunión prevista o que se otorgaran a Orteunion plazos extraordinarios para el envío de documentación, lo que supone dar ventajas sin justificar a una empresa determinada.

Finalmente, el 10 de septiembre, el alcalde decidió adjudicar directamente el contrato para los festejos taurinos a la empresa que había mostrado más interés –aunque no hubiera presentado la documentación correcta en ninguno de los procedimientos–, la sociedad Orteunion Espectáculos SL, propiedad de José Ortega Cano. Se completaba así un proceso de contratación irregular y que no ha sido el único vivido en el Consistorio de Villaviciosa de Odón el verano pasado, pues el contrato para la confección del programa de las fiestas y el de la instalación de casetas en el recinto ferial –adjudicados ambos para los años 2015 y 2016– también han sido tramitados con el mismo defecto, mediante el uso injustificado del procedimiento de urgencia.