Publicado: 07.11.2016 13:10 |Actualizado: 07.11.2016 13:10

"Voté no a Rajoy por razones de conciencia"

Los ocho del "no" al Gobierno del Partido Popular presentan sus consideraciones para no ser sancionados.

Publicidad
Media: 3
Votos: 2
Comentarios:
Susana Sumelzo.- EFE

Susana Sumelzo.- EFE

MADRID.-Los ocho diputados socialistas han presentado este lunes a la vez un escrito de consideraciones, que no de alegaciones, a la Comisión de Disciplina del PSOE, en el que justifican su voto en contra de Mariano Rajoy en el pleno del 29 de octubre, cuando el Comité Federal del partido había aprobado entregarle el Gobierno al PP.



Los textos de los siete diputados son muy parecidos, y en ellos se explica su decisión. Así, en las consideraciones de la diputada zaragozana Susana Sumelzo se afirma que su voto negativo a Rajoy fue, "por razones de conciencia y desde una concepción ética de la política", dice.

Por ello, se acogen al artículo 33 del Reglamento interno del Grupo Socialista que, precisamente, contempla en algunos casos el “voto en conciencia en condiciones excepcionales”.

Sumelzo, como el resto de sus compañeros, entiende que en la votación a Mariano Rajoy concurrían circunstancias totalmente excepcionales, tanto por la grave situación en la que está el PSOE como lo que suponía de “merma de confianza” a la ciudadanía darle el Gobierno al Partido Popular.

"Tuve en consideración, como una regla democrática a seguir, el compromiso adquirido en dos campañas electorales con el electorado de mi circunscripción"

Y añade: “A la hora de votar en conciencia tuve en consideración, como una regla democrática a seguir, el compromiso adquirido en dos campañas electorales con el electorado de mi circunscripción, así como la opinión expresada por la militancia en multitud de agrupaciones socialistas”.

Asimismo se expone que el sentido del voto vino a reflejar el pluralismo de opiniones existentes en el interior de la organización, y se afirma en el escrito: “No habiendo causado ningún daño al PSOE ni significando ningún sacrificio de su proyecto, ni a sus ideas y a sus valores, y tampoco se ha impedido la gobernabilidad de España”.

Finalmente, todos reiteran su deseo de permanecer en el Grupo Socialista durante esta legislatura.

En principio, si se les expedienta definitivamente lo más probable es que todo quede en una multa de 200 a 600 euros.