Publicado: 30.09.2015 17:13 |Actualizado: 30.09.2015 20:04

El voto por correo deja a Mas sin 
el escaño que necesitaba para
no depender de la CUP

El recuento del voto exterior tampoco le ha servido a la candidatura Junts Pel Sí conseguir el diputado número 63, algo que Mas necesitaba para ser president con la abstención del partido anticapitalista.

Publicidad
Media: 4.15
Votos: 13
Comentarios:
El president de la Generalitat, Artur Mas, antes de depositar su voto en su colegio electoral en Barcelona. REUTERS/Andrea Comas

El president de la Generalitat, Artur Mas, antes de depositar su voto en su colegio electoral en Barcelona. REUTERS/Andrea Comas

BARCELONA.- La candidatura independentista Junts Pel Sí no logrará pasar de 62 a 63, como algunos esperaban al faltar el recuento del voto exterior, que se emite por correo. 

Fuentes de la Generalitat han explicado que, una vez hecho el escrutinio del voto exterior, las cosas seguirán igual y el PP se queda con el diputado de la circunscripción de Barcelona que se disputaba con la lista soberanista.



Las cosas se queda como acabaron el domingo, con un victoria que no permite a Artur Mas ser investido president con la abstención de la CUP, la otra lista independentista que concurrió el 27-S. Un diputado más para la lista de Mas y Oriol Junqueras (ERC) sí lo hubiera permitido.

Así, el Parlament se constituirá con 62 diputados de Junts Pel Pí, 63 de la oposición no independentista y diez de la CUP, lo que significa que Mas no podrá tener mayorías simples sin el concurso del partido que ha encabezado Antonio Baños. Pero no sólo estaba el juego la investidura. Con 63 diputados, Junts Pel Sí hubiera podido sacar adelante sus proyectos con tan solo la abstención de la CUP y al margen de lo que hiciera el resto de la oposición.

Difícil reto

Ya se intuía muy difícil que la coalición soberanista lograra este escaño, ya que necesitaba, según cálculos de la propia candidatura, 15.000 sufragios más en esta circunscripción y las peticiones para votar desde el exterior en la provincia de Barcelona eran de 16.402.

Finalmente, de estas más de 16.000 peticiones se han emitido algo más de 11.000 votos, lo que ya imposibilitaba el escaño para Junts Pel Sí, y de estos 11.000, la candidatura se ha quedado con casi 6.000 papeletas.