Publicado: 11.02.2014 21:27 |Actualizado: 11.02.2014 21:27

El voto secreto no resquebraja la disciplina del PP en el aborto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El voto secreto solicitado por los socialistas no ha logrado romper la disciplina interna de los miembros del grupo parlamentario popular a la hora de pronunciarse este martes en el Congreso de los Diputados sobre un asunto tan espinoso como el de la reforma de la actual legislación sobre el aborto, anunciada en un anteproyecto de ley que el Gobierno de Rajoy tiene previsto presentar en sede parlamentaria en fecha todavía desconocida. La diputada popular Celia Villalobos, vicepresidenta primera de la Cámara y contraria a la iniciativa gubernamental, lo ha dejada muy claro antes de la votación: "A nosotros no nos gusta que nos pidan ser traidores".

La originalidad del debate parlamentario sobre la polémica reforma del aborto planteada por el ministro Gallardón ha consistido en la petición de los socialistas para que sus señorías se pudiesen  manifestar mediante el voto secreto sobre la proposición no de ley socialista. Pero, ni por esas. El resultado ha sido el previsto. Fuentes del propio grupo parlamentario popular han confesado a Público que "en todo caso este no es el momento para mostrar una disidencia porque no tiene objeto, y menos a instancias del grupo socialista".

Desde el grupo socialista se admite que no se esperaban grandes novedades con la petición del voto secreto. "Pero hay que mantener la presión en este asunto y el voto por papeleta forma parte de esa presión", añaden a Público diputadas socialistas. En cualquier caso, en la dirección del grupo popular no había preocupación  antes del recuento de papeletas. Miembros de este colectivo estaba más interesado en conocer la trastienda  de la  elección del candidato del PP andaluz que en la propia votación.

El debate en sí aportó los argumentos ya conocidos sobre la reforma del Ejecutivo que preside Rajoy, hoy ausente de este debate y votación por su viaje a Turquía para una cumbre con su homólogo Erdogan. Tal vez por esa razón ningún otro miembro del Ejecutivo ha estado presente en la mayor parte del debate, ni siquiera el titular de Justicia. Minutos antes de la votación se han ido presentando algunos ministros, también Gallardón que ha ocupado su escaño cuando hablaba la portavoz popular, Marta Torrado, quien ha defendido que el anteproyecto "todavía está sometido a revisión"

La portavoz socialista Elena Valenciano, que ha defendido la PNL, exigió la retirada de la iniciativa gubernamental porque, ha asegurado, "ustedes han llegado demasiado lejos". Y ha pedido que desde el grupo popular respondiesen a cinco preguntas que ha planteado sobre la eficacia, la necesidad y la idoneidad de la iniciativa del Gobierno para las mujeres. En su intervención ha argumentado que ninguna de sus interrogantes justifica la reforma anunciada por el ministro Gallardón. Y se ha dirigido directamente a las diputadas de la bancada popular: "Sean libres y déjennos ser libres. No voten como diputadas lo que no votarían como mujeres", ha dicho.

Desde otros grupos parlamentarios - solo los diputados de Unió Democràtica de Catalunya (UDC), la formación democristiana de la coalición CiU se han pronunciado en contra - se ha criticado, otra vez más, la reforma de la legislación actual. Muy críticas han sido las diputadas Jordá, de ERC, y De las Heras, de La Izquierda Plural. La frase llamativa de la tarde la ha pronunciado la diputada de Amaiur, Onintza Enbeita: "En mi moño y en mi coño, mando yo", ha proclamado.