Publicado: 25.08.2015 20:54 |Actualizado: 25.08.2015 20:54

Vox califica de "atentado político" la agresión a su dirigente de Cuenca y culpa a la ley de Memoria de Zapatero

"La estaban esperando, fue premeditado y la agresión tenía como fin acallarla", dice el presidente de la formación sobre el ataque a Inma Sequí

Publicidad
Media: 3.27
Votos: 11
Comentarios:
Inma Sequí, tras recibir el alta, con Santiago Abascal. @Santi_ABASCAL

Inma Sequí, tras recibir el alta, con Santiago Abascal. @Santi_ABASCAL

MADRID / TOLEDO.- El presidente de Vox, Santiago Abascal, ha afirmado este martes que la agresión a la líder del partido en Cuenca, Inma Sequí, es un "atentado político". "Hay que calificarlo así, han intentado acallarla y silenciarla. La estaban esperando, fue premeditado y la agresión tenía como fin acallarla", ha declarado en Es la Tarde de Dieter de esRadio.

La formación ha pedido reflexionar sobre las actitudes y las leyes que enfrentan a los españoles, como la Ley de Memoria Histórica, ''promulgada por Zapatero y avalada por Rajoy'', según informa Gaceta.es.

En ello ha insistido Abascal, que ha solicitado "a todos los partidos políticos que reflexionen, sobre todo aquellos que tratan de enfrentar a los españoles, diciendo que hay españoles buenos y españoles malos".



En declaraciones a Efe, el dirigente de Vox ha tachado de "brutal e intolerable" la agresión a la presidenta de esta formación política en Cuenca, quien, precisamente, fue la candidata más joven de Vox en España en las pasadas elecciones municipales.

Ha asegurado que la joven, de 18 años, está "magullada y dolorida pero con el ánimo intacto" y se ha mostrado convencido de que, gracias a la acción policial, será posible "dar con los culpables y hacer que paguen por esta agresión intolerable". Asimismo se ha interesado por las medidas que va a llevar a cabo la Delegación del Gobierno "para proteger a Inma y que pueda seguir con su vida normal".

La Policía Nacional ha abierto una investigación para identificar a las tres personas que esta mañana han agredido, a las puertas de su casa, a la presidenta de Vox en Cuenca, Inmaculada Sequí, sin que hasta el momento se haya producido ninguna detención.

En el momento de la agresión, la joven salía a desayunar cuando se encontró con tres personas que la estaban esperando en la puerta de su domicilio, y que, al grito de "fascista", comenzaron a pegarla.

Según ha informado a Efe la Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha, la investigación se abrió esta mañana tras conocerse la denuncia de la familia de Sequí, que, debido a la paliza recibida, fue ingresada en el Hospital Virgen de la Luz de Cuenca, aunque fue dada de alta pocas horas después al no sufrir ninguna fractura.

Hasta el hospital conquense se han desplazado el presidente nacional de Vox, Santiago Abascal, y otros miembros de la ejecutiva del partido para mostrar su apoyo a la familia, así como al personal sanitario y las fuerzas de seguridad del Estado involucradas en el caso.

Las muestras de condena a la agresión han llegado de todo el espectro político e institucional de Cuenca y también del ámbito regional y nacional, especialmente a través de redes sociales como Twitter.