Público
Público

Wert busca hueco en la lista europea del PP para huir de Educación

El ministro quiere abandonar su departamento en cuanto la LOMCE sea aprobada. Cada vez más dirigentes conservadores aspiran a irse al Parlamento Europeo mientras Mayor Oreja presiona para repetir.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La lista del PP para las elecciones del Parlamento Europeo cuenta cada vez con más pretendientes que buscan una salida cómoda a una situación política que dista mucho de serlo, según reconocen los propios conservadores. El último en apuntarse a esta lista de candidatos a candidato a un escaño en el Europarlamento ha sido el ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, algo que él mismo ha trasladado en varias ocasiones a su círculo de colaboradores más próximo. El deseo de Wert, según fuentes del PP que conocen esta aspiración del ministro, pasa por que se apruebe la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) y abandonar un departamento que ha superado en varios puntos la media de presión soportada por sus compañeros de Consejo de Ministros. La gestión del titular del Educación ha conseguido un consenso inédito: poner en contra del Gobierno a toda la comunidad educativa y lograr que el ministro sea el peor valorado del Ejecutivo en todas las encuestas.

Nadie en el partido oculta que la aspiración de Wert es de 'complicada satisfacción', aunque depende en primera y última instancia de lo que Mariano Rajoy decida. En el PP reconocen que el presidente del Gobierno sigue teniendo una buena opinión de su ministro -que no comparten mayoritariamente en el partido- y le reconoce el mérito de haber sacado adelante una ley muy controvertida, además, concentrando en él todas las críticas y evitando que lleguen a La Moncloa. Sin embargo, quienes anteponen el pragmatismo de Rajoy a todo lo demás, subrayan que la lista a las elecciones europeas -en la que el PP se juega su remontada de unas encuestas en caída libre desde noviembre de 2011- se confeccionará conforme a lo que al presidente y al partido les convenga electoralmente. Y en este sentido, el asesor Pedro Arriola es quien tiene más capacidad de influencia sobre el jefe del Ejecutivo, que busca mantener e incluso superar los 23 diputados que el PP logró en los comicios europeos de 2009.

El ministro de Agricultura, Miguel Arias-Cañete -que fue precisamente el responsable del Comité de Listas del PP en 2009- sigue siendo el favorito en las quinielas para liderar la lista europea conservadora para las elecciones de mayo o junio de 2014. En el PP se atreven a aventurar que las reuniones que Cañete ha mantenido con la secretaria general en la sede nacional de la calle Génova en las últimas semanas forman parte de la consolidación de la candidatura del ministro. En este sentido, Arias-Cañete tiene a su principal rival interno en Jaime Mayor Oreja, actual portavoz del Grupo Popular en el Parlamento Europeo. El ex ministro del Interior -de quien su propio partido, hasta hoy, garantizaba que no repetirá en la lista europea- se siente reforzado por su papel de líder del ala dura del PP, especialmente, tras la decisión del Tribunal Europeo de Derechos Humanos sobre la doctrina Parot y la manifestación de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) el pasado domingo, en la que fue recibido a gritos de '¡Presidente!'. Mayor está aprovechando el temor del PP a perder esa considerable base electoral que siempre le ha votado para postularse de nuevo como candidato europeo y reconciliar al sector más ultra del partido con el Gobierno y la dirección nacional del partido.

Mayor Oreja quiere repetir en la lista europea y reconciliar al sector más ultra del partido con el Gobierno y la dirección nacionalAdemás de Wert, Arias Cañete o Mayor Oreja, en el PP se sigue apostando por que la ministra de Sanidad, Ana Mato; el vicesecretario general de política territorial, Javier Arenas, o el presidente de la Región de Murcia, Ramón Luis Valcárcel, estarán en las listas para junio. Tampoco se acaba de descartar a Esperanza Aguirre, por su tirón electoral y porque a Rajoy le gustaría llevarla en la lista, aunque, a su pesar, no se atreva a descartarla definitivamente tampoco como candidata a la Alcaldía de Madrid. Sin olvidar el nerviosismo que impera entre los eurodiputados que ya tienen su escaño en el Parlamento Europeo y se resisten a abandonarlo.