Publicado: 26.04.2014 12:58 |Actualizado: 26.04.2014 12:58

Willy Meyer: "Valenciano y Cañete son los candidatos de la Troika"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El número uno de la candidatura de Izquierda Unida a las elecciones europeas, Willy Meyer, ha asegurado este sábado durante el acto de presentación en Madrid de la coalición de La Izquierda Plural, que "Elena Valenciano y Miguel Arias Cañete son los candidatos de la Troika". El responsable de Política Internacional de IU, que ha reivindicado a su organización como "la única que se confontará contra el Banco Central Europeo, la Comisión Europea y El Fondo Monetario Internacional" en los comicios del 25 de mayo, ha respondido de esta manera al secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, que ayer, en una rueda de prensa dijo que "algunos de esos partidos políticos que dicen que el PSOE y el PP son lo mismo están en la calle defendiendo justamente los modelos educativos y sanitarios que pusieron en marcha los socialistas" en las épocas de Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero. 

Meyer explicó que esa afirmación no viene de la nada y lamentó que la socialdemocracia europea "haya arriado todas las banderas progresistas" en los últimos años. Y como ejemplo, incidió en que fue precisamente el PSOE el que propició un pacto con el PP en septiembre de 2011 para modificar el Artículo 135 de la Constitución, "lo que sometió toda la política económica del Estado a la aplicación de los planes de ajustes impuestos desde Bruselas".

Tirando aún más a dar, se preguntó con ironía si el acto organizado este mismo sábado con el expresidente Zapatero en la Casa de América, era una "reafirmación de aquella modificación del Artículo 135" o, si los socialistas estaban celebrando "los recortes de Manuel Valls en Francia", algo sobre lo que el PSOE aún no ha mostrado una postura clara después de que el nuevo primer ministro francés anunciara un tijeretazo de 50.000 millones la pasada semana. Los sindicatos galos han convocado una huelga para el próximo 15 de mayo contra los recortes y Meyer llamó a todos los representantes de la candidatura a apoyar en sus actos el parón en Francia.

Meyer también retó a Valenciano y Cañete a enfrentarse "en debates públicos en todas las plazas porque es necesario que todo el mundo sepa lo que han hecho unos y nosotros y lo que vamos a hacer nosotros" y criticó a las empresas periodísticas por el apagón informativo que presupone darán a la campaña de La Izquierda Plural."Pero no vamos a llorar ─dijo─. Vamos a combatir para convertir el sufrimiento de los ciudadanos en felicidad, el paro en empleo, la precariedad en contratos estables, en salarios y pensiones dignas y a la juventud sin futuro la colocaremos en el futuro de nuestras sociedades".

Más allá de las polémicas con el PSOE, que a medida que avancen las semanas prometen ser cada vez más incendiarias ─ayer Rubalcaba buscó el punto flaco de IU, que propició el Gobierno de Monago en Extremadura al abstenerse en la investidura─Meyer también explicó que la de IU es la candidatura de la lucha, "de la lucha de esas mujeres y hombres que llevan 160 años peleando contra la explotación y la desigualdad en Europa". El aún hoy eurodiputado volvió a denunciar como ya hiciera en los últimos días que el "proyecto de integración europeo que el bipartidismo modificado, porque incluye a socialdemócratas, derecha, liberales y nacionalistas" dieron luz en los noventa "es un proyecto fallido" y propuso la refundación democrática de las instituciones europeas como única alternativa.

Al acto también acudió Cayo Lara, quien dijo "tener la sensación" de que la coalición está "construyendo algo muy importante" y que, aunque les "tiemblen las piernas por la responsabilidad que supone", deben "contestar a la confianza de la gente" cumpliendo los compromisos" porque sólo así vencerán a "la abstención y al fascismo". "El fascismo crece en la UE proque fracasa la política porque no se cumplen las promesas y porque algunos han convertido la política con maýusculas en basura", avisó.

Lara sacó pecho del trabajo que han desarrollado todas las organizaciones para conseguir una candidatura tan heterogénea pese a venir de "culturas políticas diferentes" y se felicitó de que todos hayan sidoc apaces de encontra "el denominador común" que los une.

Antes de que ellos dos tomarán la palabra intervino Stavros Karagounis, miembro de Syriza ─la coalición que dirige Alexis Tsipras, que mañana estará en un mitin en Santiago─ y quien comparó las decisiones de Mariano Rajoy y Antonis Samaras con los partidos que Real Madrid y Panatinaikos han estado jugando estos días por una plaza en la Final Four de baloncesto. "Rajoy y Samaras compiten por quién tendrá un mayor número de parados, por quién enviará más científicos al extranjero porque ha renunciado a la investigación, por ser el que más recortes de derechos sociales hace o por ser el mayor privatizador de la sanidad pública", dijo. Por ello, según él, apoyar la candidatura de Tsipras a la presidencia de la Comisión Europea, "el hombre que un día la revista alemana Der Spiegel calificó como el peligro de la UE", es "un honor", porque "sí es un peligro, pero para aquellos que apoyan las políticas de austeridad, los salarios de 300 y 400 euros al mes, para los que sueñan con la Europa de la precariedad". 

Marina Albiol, número cuatro de la lista y diputada de Les Corts, defendió que "no es momento de pacto social ni de pequeñas modificaciones constitucionales", sino de "un proceso constituyente" y prometió "llevar la lucha de lases al Parlamento Europeo". Por su parte, el representante de LosVerdes, Joan Peris, advirtió  ─haciendo honor al lema de la campaña El poder de la gente─ que "el 25 de mayo es el momento para que la gente recupere el poder que le quitan los 364 días del año restantes" y exhortó ala ciudadanía a no quedarse en sus casas porque si no, "la movilización y la lucha" de los últimos años no habrán servido para nada".

Lidia Senra, exponente de AGE, reclamó "nuevas políticas que garanticen el derecho a la comida, a la vivienda y al trabajo" y reivindicó el papel de la agricultura y la ganadería local y la necesidad de que el agua siga siendo un bien público, como derechos fundamentales de cada pueblo. 

La presentación, en la que también intervinieron exponentes de Batzarre y Alternativa Socialista, la abrió la representante de CCOO, Paloma López, quien atacó a Mónica de Oriol, la presidenta del Círculo de Empresarios por sus comentarios sobre los contratos para jóvenes esta semana y de quien dijo que "ella sí que necesita un contrato de formación para ver si aprende".