Publicado: 16.11.2015 22:59 |Actualizado: 16.11.2015 22:59

Xavier Domènech: “El bipartidismo es un monstruo al que podemos dejar KO el 20 de diciembre”

En Comú Podem, la candidatura de confluencia de ICV, EUiA, Barcelona en Comú y Podem para las generales, se presenta en sociedad con un acto de pequeño formato en Barcelona en el que desgrana parte de su ideario y se proclama como una herramienta útil para “desbloquear” el conflicto político en Catalunya

Publicidad
Media: 4
Votos: 5
Comentarios:
Presentación de En Comú Podem en Barcelona. / MARC FONT

Presentación de En Comú Podem en Barcelona. / MARC FONT

BARCELONA.- En Comú Podem ha echado a andar con una puesta en escena tranquila, mucho más pensada para la conversación y la argumentación relajada que para las proclamas mitineras. Los cines Girona de Barcelona han sido el escenario de la presentación en sociedad de la candidatura de confluencia de ICV, EUiA, Podem y Barcelona en Comú para las elecciones generales del 20 de diciembre. El cabeza de lista, Xavier Domènech, ha ejercido de maestro de ceremonias en un acto que ha servido para desgranar algunos de los aspectos claves de la propuesta electoral. Lista ciudadanista, defensa a ultranza de los derechos sociales y de los servicios públicos, lucha contra la corrupción y reivindicación constante del referéndum como vía de salida al conflicto político entre Catalunya y el Estado español han llenado los discursos de hasta siete integrantes de la candidatura, con la intervención de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, como colofón.

La también líder de Barcelona en Comú ha reivindicado la candidatura como una herramienta que sirva para “desbloquear” la situación de bloqueo que vive ahora el Parlament de Catalunya, tras la aprobación la semana pasada de la declaración de ruptura independentista pero sin presidente ni gobierno constituidos. Colau, según la cual se ha llegado a este escenario especialmente por culpa de un gobierno del PP “que se niega al diálogo y a la democracia”, ha señalado que En Comú Podem está construida con la vocación de conseguir “alianza y mayorías amplias” que permitan avanzar en las “soberanías”, tanto las vinculadas a la cuestión nacional como las referentes a los derechos sociales.

El tipo de acto y el escenario escogidos para la presentación pública de En Comú Podem ha servido para constatar que la lista catalana de confluencia de la izquierda buscará hacer llegar su mensaje en formatos alejados de los mítines tradicionales, que a pesar de no desaparecer perderán peso en la carrera electoral hacia el 20-D. De hecho, lejos de apostar por un candidato proclamando las virtudes de su formación, la presentación ha empezado con una entrevista del periodista Guillem Martínez a Xavier Domènech, que el historiador, activista y ahora político ha aprovechado para desgranar parte del ideario y de los planteamientos de la candidatura. La presentación ha llenado dos salas de los cines y entre los asistentes había el cabeza de lista de Catalunya Sí Que es Pot el 27-S, Lluís Rabell, el líder de EUiA, Joan Josep Nuet, la coordinadora general de ICV, Dolors Camats, o el eurodiputado de esta misma formación, Ernest Urtasun.

Domènech ha hablado del 15-M como momento iniciático de un “proceso constituyente” y de las confluencias electorales posteriores, para asegurar que “nadie crea un partido como un fin en si mismo. Lo que buscamos es construir instrumentos para transformar la realidad”. Minutos antes, en un contacto informativo con los medios, el hasta ahora comisionado de Memoria Histórica del Ayuntamiento de Barcelona, ha dejado claro que En Comú Podem quiere “acabar con la desigualdad, terminar con la corrupción y construir un referéndum” junto a los aliados estatales para “desbloquear” la situación en Catalunya.

“Las elecciones anticipadas en Catalunya serían un plebiscito de Mas”

El candidato de la confluencia considera que el “bipartidismo ya está muerto” y que la existencia -y peso- que mantienen PP y PSOE es la “demostración palpable de que los zombis pueden vivir”. “Estamos en un momento en el que vamos a la desaparición del bipartidismo o a ver como un zombi va dando vueltas, pero también debemos acabar con el zombi”, ha declarado para citar a Gramsci y afirmar que “estamos en un momento de claroscuros, en el que lo viejo no acaba de morir y lo nuevo no acaba de nacer, y en el que surgen monstruos. El bipartidismo es uno de esos monstruos y el 20 de diciembre le podemos dar el KO que le falta”.



Como no podía ser de otra manera, la actualidad política catalana ha estado muy presente en la estrena de una candidatura que ha dejado clara su autonomía respeto a cualquier fuerza estatal, a pesar de su alianza con Podemos. En este sentido, Xavier Domènech ha aludido a Artur Mas para asegurar que ahora mismo en Catalunya se vive un “debate tensado e insincero, en el que todo gira en función del futuro político de un hombre. Y el país no puedo depender nunca del futuro político de un sólo hombre”. Para el historiador, si finalmente no hay acuerdo de investidura entre Junts pel Sí y la CUP y se celebran elecciones anticipadas, serían un “plebiscito sobre Artur Mas”, a la vez que un “final frustrante del proceso [soberanista]”. “Por esto también nacemos nosotros, porque queremos construir otro escenario que haga posible el derecho a decidir”, ha rematado.

“Sólo desde la institución no cambiaremos nada”

Tras la conversación entre Domènech y Guillem Martínez, se ha estrenado un peculiar vídeo de campaña en el que el cabeza de lista y la número dos, la enfermera y activista contra la corrupción en la sanidad, Marta Sibina, cruzan frases y se citan para el 20 de diciembre porque “en común podemos”. Y antes de la intervención final de Ada Colau, Domènech se ha encargado de presentar a los primeros integrantes de la candidatura. Sibina, por ejemplo, ha afirmado que no le gusta “nada” la palabra “imposible” y ha expuesto que da el paso hacia la lucha institucional porque “la clase política sigue sin representarnos”.

El número tres y dirigente de ICV, Josep Vendrell, ha hecho un discurso más en clave económica y muy crítico con el capitalismo, mientras que la número 4 Lucía Martín ha destacado que ha aprendido a hacer política “en la calle”, como activista de la PAH y “haciendo escraches”. Joan Mena, dirigente de EUiA y número siete, ha comentado que en sus tres años como diputado en el Parlament ha descubierto que “sólo desde la institución no seremos capaces de cambiar nada”, algo que ya había apuntado previamente Xavier Domènech para quién “no planteamos que la solución sea sólo institucional, sino que ya basta que nos gobiernen los que no nos representan”.

Y como si realmente hubiera asistido a una sesión de cine, el público ha salido tranquilamente de las salas. Sin gritos. Sin proclamas. Sin aplausos eufóricos. Con la sensación que hoy tocaba escuchar a los líderes de un proyecto que justo empieza a andar.