Publicado: 02.10.2016 16:06 |Actualizado: 02.10.2016 16:06

Ximo Puig: "El PSOE necesitaba un 'big bang'

El líder de los socialistas valencianos admite que en el Comité Federal hubo "momentos de tensión, pero no tantos", que el partido "no estuvo a la altura de las circunstancias".

Publicidad
Media: 2.25
Votos: 4
Comentarios:
Ximo Puig atiende a los medios en la sede de la Generalitat. / EFE

Ximo Puig atiende a los medios en la sede de la Generalitat. / EFE

VALENCIA—. El secretario general del PSPV-PSOE y president de la Generalitat, Ximo Puig, ha asegurado que la imagen dada por su partido "no fue la más gratificante", ha pedido perdón a militantes y votantes y ha afirmado que el PSOE "necesitaba un 'big bang' y se ha producido" con la dimisión de Pedro Sánchez.

A preguntas de los periodistas sobre el Comité Federal, ha reconocido que hubo "momentos de tensión, pero no tantos", que el partido "no estuvo a la altura de las circunstancias" y que las heridas se cerraron "de la mejor forma posible", con una gestora, que deberá abrir un debate "sincero, no fanatizado ni demagógico".



Puig, que ha explicado que volvió a las 5.30 horas de la madrugada, ha reconocido que tiene "sentimientos diversos" y que no fue "el mejor día" de su vida ni de la de la mayoría de los socialistas, además de argumentar que "la democracia, a veces, tiene sus recovecos, incertidumbres y caras amargas".

Preguntado sobre si la dimisión de Pedro Sánchez era el primer paso para cerrar heridas en el PSOE, ha asegurado que "se necesitaba un 'big bang' y se ha producido, se necesitaba un punto de inflexión y creo que se cerró de la mejor manera posible, finalmente hubo un acuerdo unánime respecto a la conformación de la gestora".

"Creo que a partir de ahí hay que superar enconamientos, conflictos y tener una percepción muchísimo más generosa y humilde que la que se ha tenido en otro tiempo", ha admitido Puig, quien ha reconocido que el PSOE está "en un momento complicado" como el país.

Respecto a si ahora el PSOE se decantará por la abstención o unas terceras elecciones, ha defendido que el planteamiento inicial es el mismo que decidió anteriormente el Comité Federal, "de rechazo a las políticas que ha hecho la derecha e intentar que haya más pronto que tarde condiciones para gobiernos progresistas".

Ha asegurado no ser partidario de terceras elecciones, aunque si no se dan las circunstancias, ha dicho que las tendrá que haber y ha defendido que quienes se han equivocados "son los partidos", no los ciudadanos, y que "dos veces son suficientes y si no, probablemente, todos los partidos tendrían que pensarse cambiar de candidatos".

"Creo que el PP no ha hecho nada para obtener la confianza del PSOE. No podemos ni conformar un gobierno de coalición ni ayudar a su instauración en el poder"

"Creo que el PP no ha hecho nada para obtener la confianza del PSOE. No podemos ni conformar un gobierno de coalición ni ayudar a su instauración en el poder", ha resaltado y ha instado a "mirar hacia adelante, unir el conjunto del pueblo progresista y repensar cómo ser más útiles para la sociedad, ahora y en el futuro".

Ximo Puig ha pedido perdón a militantes y votantes socialistas y al conjunto de la ciudadanía porque "el espectáculo no fue gratificante ni tiene que ser el que dé un partido como el PSOE".

Ha negado, como dice el PP, que se quede sin interlocutor porque hay una gestora y ha reprochado a los populares su "error de base desde el principio" porque "el problema no es el Partido Socialista, es el PP" que, a su juicio, "no ha tenido la capacidad de moverse para tener la confianza de otros grupos".

Puig ha mostrado "respecto absoluto" si Sánchez decidiera presentarse de nuevo a unas primarias y ha recordado que en la primera legislatura

Puig ha mostrado "respecto absoluto" si Sánchez decidiera presentarse de nuevo a unas primarias y ha recordado que en la primera legislatura "dio un paso adelante", por lo que, si no hay gobierno, "la responsabilidad no es del PSOE; será del resto de partidos".

Ha abogado por que la gestora haga un debate "sereno, no religioso, laico" y "no fanatizado ni demagógico" y ha mostrado su deseo de que en España las cosas fueran "bien diferentes", como en la Comunitat, aunque ha lamentado que "no es posible".

Puig ha explicado que la en la delegación valenciana durante el Comité hubo "sintonía y buen rollo" y en el conjunto, "hubo momentos de tensión" pero "no tanta como se ha querido transmitir" y ha subrayado que su responsabilidad es "gobernar adecuadamente" la Generalitat y los ayuntamientos.

"Yo ni quería estar ni estaré en ninguna dirección federación, ni ahora ni después del Congreso porque creo que mi gran responsabilidad y mi ambición de país y de progreso está aquí", ha concluido.

Etiquetas