Publicado: 16.11.2015 17:35 |Actualizado: 16.11.2015 17:35

Podemos y sindicatos, de acuerdo en "constitucionalizar" derechos laborales y sociales tras el 20-D

El presidente de CEOE, Joan Rosell, afirma que la Patronal y el partido de Pablo Iglesias tienen "diferencia de opiniones, pero todas solventables"

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
Miembros de Podemos junto a los líderes de CC.OO. y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez

Miembros de Podemos junto a los líderes de CC.OO. y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez

MADRID.- Podemos y los sindicatos CCOO y UGT comparten los principales ejes de sus propuestas electorales de cara a las generales del 20 de diciembre, y particularmente la de "constitucionalizar" derechos laborales y sociales en la próxima legislatura, así como avanzar en un cambio de modelo productivo, entre otras materias.

Así lo han constatado este lunes en la reunión de una hora larga que han mantenido en la sede madrileña de la formación magenta el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y los líderes de CCOO y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, respectivamente.

En la rueda de prensa posterior al encuentro, el primero con los agentes sociales, Iglesias ha reconocido que existe con ellos una "sintonía mayor" que con la patronal, con la que se había reunido poco antes. "Hay una enorme coincidencia en la necesidad de que haya cambios en el país y en que tengan un reconocimiento constitucional en última instancia", ha insistido.



En concreto, el líder de Podemos se refería a la necesidad de que la política económica sea "más justa y eficaz" y que las políticas sociales contribuyan a "reducir la desigualdad". Igualmente, ha destacado la coincidencia en la protección de las pensiones, la necesidad de incrementar el salario mínimo interprofesional (SMI), recuperar la protección social y "acabar con la concepción de una competitividad fundamentada en la depreciación salarial".

Por su parte, el presidente de la patronal CEOE, Joan Rosell, ha constatado "diferencias solventables" y también "puntos coincidentes" con las propuestas económicas de Podemos, con cuyo secretario general, Pablo Iglesias, se ha reunido durante más de una hora, y ha abogado por mantener "vías de diálogo" abiertas de cara al futuro.

En declaraciones a los medios tras su primer contacto dentro de la ronda de reuniones con partidos políticos antes de las elecciones del 20 de diciembre, el líder de los empresarios ha explicado que en su conversación con Iglesias ha detectado diferencias pero también "puntos coincidentes", sin querer entrar a explicitar sobre qué asuntos concretos nos están de acuerdo.

Y es que ambos dirigentes han "hablado largo y tendido" sobre la actualidad política y económica pero también sobre la reforma laboral, la energía o los impuestos, y han coincidido en asuntos "de sentido común", como por ejemplo su deseo de que "los salarios en España fueran como los alemanes" o en que el PIB crezca aún más, procurando entre otras cosas una reducción de la economía sumergida.

El presidente de la patronal CEOE, Joan Rosell, reunido con Pablo Iglesias

El presidente de la patronal CEOE, Joan Rosell, reunido con Pablo Iglesias

Mercado laboral

Sin embargo, el ámbito del mercado laboral es uno de los principales puntos de desencuentro entre ambas organizaciones. En este sentido, Rosell ha recordado que España lleva casi 40 cambios normativos en los últimos años. "Ojalá entre todos pudiéramos conseguir una legislación que, por arte de magia o sin magia, pudiera crear sólo contratos indefinidos y estables para todos. El que lo proponga y después se ejecute y sea para siempre, que venga y que lo haga", ha retado.

En cualquier caso, el dirigente empresarial insiste en que la CEOE y Podemos tienen "muchas cosas" que decirse por lo que "es bueno establecer vías de diálogo concretas, puntuales e imprescindibles de cara al futuro".

"Hay diferencia de opiniones pero todas son solventables. Encima de la mesa lo que debemos poner entre todos son propuestas porque lo que queremos es que el país funcione, que vaya para adelante, que crezca y que haya creación de empleo", ha concluido Rosell, que ha asistido a la reunión acompañado por su homólogo en Cepyme, Antonio Garamendi.

Horas más tarde, en rueda de prensa, Pablo Iglesias ha destacado el "tono cordial y de sentido común" de la reunión con los empresarios, en quienes percibe una "mejor predisposición al diálogo" en asuntos como la cuestión catalana o el "compromiso con la negociación colectiva" que en el propio Gobierno.

"Evidentemente hay muchos elementos que nos diferencian, como las reformas laborales o la manera en que entendemos la competitividad. Ha habido evidentemente diferencias pero valoramos muy positivamente el tono de la conversación. Y he visto a la CEOE con una actitud más dialogante que la del Gobierno en determinadas cuestiones", ha insistido el líder morado.

Que el terrorismo o Cataluña no hagan olvidar estos problemas

Cándido Méndez, por su parte, ha comenzado pidiendo que en un día como hoy, en el que el mundo está "conmocionado" por el atentado de París o cuando el "intenso y profundo debate" sobre la política territorial ocupa a los medios de comunicación es necesario impedir que "esos elementos tan importantes" acaben "desdibujando" el debate social, económico o laboral, como ya sucedió en las últimas elecciones catalanas.

Así, ha puesto el acento en las "grandes coincidencias" del sindicato con Podemos en la necesidad de cambiar el modelo productivo, apostar por el conocimiento y la innovación, propiciar un empleo más estable y una mejora salarial, o defender una "democracia de calidad" derogando el artículo del Código Penal que endurece las penas para los piquetes sindicales y que "pende como una espada de Damocles sobre la vida de 300" sindicalistas.

"Y en relación con el debate social, tenemos también coincidencia en que no se puede plantear de una manera unimoda y aplastante la exclusiva consideración de la reducción del déficit público, y exigimos modificar el artículo135 de la Constitución (que desde 2011 consagra el principio de consolidación fiscal) para que sea compatible el objetivo de estabilidad macroeconómica con la defensa de un suelo de gasto social que preserve derechos y servicios públicos", ha añadido.

Una "gran convergencia" es posible

Por su parte, Fernández Toxo cree, tras el encuentro, que es posible una "gran convergencia" con Podemos en la apuesta por un cambio de política que "supere los efectos de la austeridad" de los últimos años e impulse el crecimiento, la actividad económica y el empleo, que es "lo que la sociedad española necesita para superar en un tiempo razonable los efectos de la gestión neoliberal de siete años de crisis".

En concreto, "migrar" a un modelo productivo "más sólido", en el que la industria ocupe un "papel relevante" y que se rija por nuevas normas laborales es "fundamental". Y lograrlo pasa, a su juicio, por derogar la reforma laboral de 2012, "reponer" los derechos de los trabajadores y "fortalecer" la negociación colectiva.

Asimismo, el líder de CC.OO. apuesta por luchar contra la pobreza y la desigualdad en la próxima legislatura a través de una subida del SMI a 800 euros el primer año y recuperando condiciones de trabajo y salarios tanto en el sector público como en el privado, así como en la protección por desempleo y las pensiones. Todo ello, mediante una reforma fiscal que "redistribuya la riqueza no sólo en la empresa sino también en la sociedad". Toxo también aboga por mantener Bankia como el "embrión de la futura banca pública que necesita el país".

Con respecto a Cataluña, asunto que también se ha tratado en la reunión, el líder sindical ha insistido en que "esta crisis política no se atiende sólo con soluciones judiciales, y mucho menos de otras características", y cree que lo "deseable" es "avanzar hacia la resolución política" con la convocatoria de una ponencia constitucional en las nuevas Cortes.

Ponencia que debería encargarse de cambiar la Carta Magna no sólo ante el "evidente agotamiento del actual modelo territorial" y para "migrar hacia un estado federal", sino también para atender a otras cuestiones como la derogación del artículo 135, introducido "con nocturnidad y alevosía"; o el "blindaje" de derechos laborales y sociales.