Público
Público

Yak-42 Madrid dedicará una calle o plaza a las víctimas del Yak-42

El Pleno del Ayuntamiento de Madrid ha aprobado la propuesta de Antonio Miguel Carmona para que de ese modo "no queden en el olvido". 

Publicidad
Media: 5
Votos: 2
Comentarios:

Imagen del lugar del accidente del Yak-42 en el monte Pilav (Turquía), en mayo del 2003.

El Pleno del Ayuntamiento de Madrid ha acordado este martes reconocer a las víctimas del accidente aéreo Yak-42 dando su nombre a un espacio público de la capital española, después de la petición del socialista Antonio Miguel Carmona para que de ese modo el pueblo de Madrid "no las olvide".

Todos los grupos han aprobado la propuesta que el exportavoz socialista ha hecho como "político, ciudadano y militar en la reserva" en el Pleno municipal, donde no suele intervenir desde que la socialista Purificación Causapié le sustituyó como portavoz.

"Como decían las familias de las víctimas parece como si fuera ayer, y sin embargo han pasado ya 14 años y aún no les hemos rendido homenaje", ha defendido el edil socialista en el Pleno, quien ha deseado que de ese modo nunca se olvide el accidente.

Aunque la proposición reclamaba dar el nombre de las víctimas a un espacio público en el plazo de seis meses, el concejal ha pedido en el Pleno que se inaugure ese lugar en un acto público en el aniversario del accidente el próximo 26 de mayo.

El pasado enero, la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, se comprometió a investigar la gestión del accidente del avión y asumió el dictamen del Consejo de Estado que responsabilizó del siniestro al departamento entonces dirigido por Federico Trillo.

El Yakolev-42 se estrelló en Turquía cuando traía de regreso al país a 62 militares españoles desplegados en Afganistán.

El informe del Consejo de Estado señaló que el Ministerio de Defensa debió haber adoptado medidas ante los indicios de inseguridad detectados en el transporte contratado para el traslado de tropas y coincidía con la justicia española en que la causa del accidente fue el agotamiento y la falta de formación de los pilotos del avión Yak-42 contratado por el Ministerio de Defensa.

"¿Cómo se calla el dolor?", se ha preguntado el concejal del PSOE en referencia a las supuestas presiones que las familiares de las víctimas recibieron para que abandonasen sus reivindicaciones.

Setenta y cinco personas, sesenta y dos militares españoles y una tripulación compuesta por doce ucranianos y un bielorruso perdieron la vida en el vuelo del Yakolev Yak-42D.

Por parte del PP, el edil Pedro Corral ha anunciado que aprobaría la propuesta del concejal porque no quería hacer del Pleno "el escenario de un juicio político interesado" y ha pedido además "no utilizar a los caídos" para enzarzarse con nadie.

"El grupo popular va a sumarse a la iniciativa del PSOE para que Madrid tenga un espacio de reconocimiento a las 75 víctimas. Creemos que este es el único mensaje que el Pleno de la capital de España debe transmitir", ha afirmado.

También Ciudadanos y Ahora Madrid han apoyado la proposición del PSOE, y en el caso de Ahora Madrid, la delegada de Cultura y Deportes, Celia Mayer, ha llamado la atención sobre que el avión militar regresaba de una guerra "que nunca tendría que haber ocurrido".