Público
Público

Zapatero condena la masacre de Israel y aboga por la diplomacia para solucionar el conflicto

El presidente del Gobierno ha expresado su "enérgico rechazo" a las conductas "irresponsables y provocadoras" de ruptura de la tregua y a las reacciones "desproporcionadas y contrarias" al derecho interncional

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha advertido hoy al gobierno israelí de que su actuación en el conflicto con Palestina no es el camino que llevará a su pueblo a la paz y a la seguridad.

Rodríguez Zapatero compareció ante los medios de comunicación en el Palacio de La Moncloa para hacer una declaración institucional sobre la situación en Oriente Próximo ante la guerra emprendida por Israel contra Hamás en la franja de Gaza. Zapatero ha expresado su 'enérgico rechazo' tanto a las conductas 'irresponsables y provocadoras' de ruptura de la tregua, como a las reacciones 'desproporcionadas y contrarias' al derecho interncional.

Zapatero ha hablado con el presidente francés, Nicolás Sakorzy, y con el primer ministro turco, Recep Tayip Erdogan, con quienes ha acordado la necesidad de coordinarse para 'presionar conjuntamente' en todos los ámbitos internacionales y pedir un alto el fuego inmediato, 'que es lo exige el Gobierno de España'. Subrayó en primer lugar que la ofensiva israelí ha causado más de 500 muertos y miles de heridos, 'muchos de ellos entre la población civil palestina' y que también ciudadanos de Israel 'han muerto bajo el fuego de los cohetes que se siguen disparando desde Gaza, sobre todo en la ciudad de Sderot'.

'Unas y otras sólo conseguirán sumir a la región y a los pueblos que la habitan en la desesperanza y frustración', advirtió, y por ello reafirmó el principio 'irrenunciable' de que la población civil 'no puede ser tomada como rehén de los conflictos políticos'. En este sentido, advirtió de que 'no hay una solución militar a la crisis'. 'Desde la amistad con el gobierno de Israel, tengo que decir a sus responsables que éste no será el camino que lleve a la paz y a la seguridad de su pueblo', y así, avanzó, se lo transmitirá al primer ministro israelí, Ehud Olmert, en una próxima conversación.

Rodríguez Zapatero reconoció que la seguridad es 'vital' para Israel, 'como para cualquier sociedad', pero alertó de que supeditarla a la fuerza de las armas 'sin atender al daño enorme e irreparable' que se causa a población inocente es 'un camino sin salida'. Abogó por ello por abrir un espacio a la política y la diplomacia, de respeto a la legalidad, que la comunidad internacional 'debe conseguir imponer con la misma contundencia a todas las partes'.

Explicó que desde el primer momento ha dado instrucciones al ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, Miguel Ángel Moratinos, para que la capacidad de interlocución de España sea aprovechada para estabilizar la región y hacer llegar ayuda a la población palestina.

Rodríguez Zapatero se mostró convencido de que la Unión Europea, en coordinación con todos esos actores regionales e internacionales, debe emprender la coordinación y supervisión de un alto el fuego que garantice la seguridad de Israel y también la vida digna de los palestinos de Gaza, y España participará en esos mecanismos 'sea cual sea la forma que adopten'.

En todo caso, el presidente cree que la actual situación exige 'retomar la senda de la reconciliación palestina, bajo su legitimidad internacionalmente reconocida, y reestablecer la plena normalidad de los pasos fronterizos'.

Rodríguez Zapatero subrayó el compromiso de España con la paz y su convicción de que un acuerdo entre las partes es el único horizonte de seguridad en la región. El recrudecimiento de la violencia, advirtió, sólo retrasa ese horizonte de lograr la paz mediante la existencia de dos estados con fronteras 'justas' y el respeto a Naciones Unidas.

Por ello, aseguró que hará 'todos los esfuerzos' para frenar una espiral de violencia que únicamente retrasa la paz y que amenaza con 'ocasionar nuevos conflictos'.