Publicado: 27.03.2016 14:56 |Actualizado: 27.03.2016 14:56

Zapatero defiende volver al Estatut catalán anterior a la sentencia del Constitucional que lo recortó

"La salida al actual laberinto pasa por retornar al punto de partida. Hay que ir siempre al origen de los problemas", afirma el expresidente del Gobierno.

Publicidad
Media: 1
Votos: 2
Comentarios:
El expresidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. EUROPA PRESS.

El expresidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. EUROPA PRESS.

BARCELONA.- El expresidente de Gobierno José Luís Rodríguez Zapatero (PSOE) ha asegurado que una salida a la tensión política entre Catalunya y el resto de España es volver al Estatut anterior a la sentencia: "La salida al actual laberinto pasa por retornar al punto de partida. Hay que ir siempre al origen de los problemas", ha afirmado.

Lo ha dicho en una entrevista de La Vanguardia, donde ha subrayado que el Estatut de 2006 fue para Catalunya una gran oportunidad más que un gran problema, y ha insistido en que se debe volver al texto e invitar a la reflexión al PP y "a los que no eran independentistas y ahora dicen serlo".



Zapatero ha explicado que, a su juicio, un factor clave para entender los acontecimientos en Catalunya es que el expresidente de la Generalitat Pasqual Maragall debería haber gobernado en la primera legislatura que ganó en votos a CiU, entre 1999 y 2003, porque esto hizo que la propuesta de Maragall sobre el Estatut fuera "muy ambiciosa" bajo el mandato del expresidente del Gobierno José Maria Aznar.

"Aznar y su clima político. Situación propicia para las tensiones y la alimentación de los extremos", ha expresado, y ha aseverado que los hechos han demostrado que él siempre defendió el Estatut hasta los límites de la Constitución, e incluso, ha señalado, el Tribunal Constitucional (TC) creyó que había llegado más allá.

Zapatero también ha afirmado que el expresidente del PP en Catalunya Josep Piqué mostró capacidad de diálogo, aunque no le dejaron, según él, y ha explicado que el ahora presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se mostró siempre inflexible en el tema de Catalunya y el Estatut: "Era inflexible cuando se planteaba una visión plural de España y el reconocimiento de las 'comunidades nacionales'", ha dicho.

El expresidente ha expresado que el término 'comunidades nacionales' -sugerido por el exsecretario de Estado y exministro de Justicia, Francisco Caamaño- se debatió mucho como alternativa al término 'nación' en el Estaut de 2006 y que a Maragall "no le disgustaba", aunque ha insistido en que es partidario de una fórmula que pueda generar acuerdo a través del reconocimiento de la identidad de Catalunya y el respeto a la misma.