Público
Público

Zapatero garantiza igualdad salarial a las mujeres

Improvisó un mitin callejero ante varios centenares de socialistas andaluzas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Entre palmas, piropos y olés. Así abrigaron y llevaron ayer en volandas a José Luis Rodríguez Zapatero las mujeres socialistas de Andalucía, con un recibimiento tan entusiasta que, de existir un egómetro para medir el subidón de autoestima que debió producir en el líder socialista, seguramente se habría fundido. Sólo les faltó ponerle andas y pasearlo en procesión por las calles de Sevilla cual efigie laica de El Niño de los Remedios.

Zapatero respondió a tan efusiva acogida, que recordó a la que los fans dispensan a las estrellas de rock, rompiendo el protocolo presidencial con un improvisado mitin callejero.


Habían sido convocadas las mujeres socialistas en un hotel sevillano, pero el salón de actos se vio pronto abarrotado y desbordado en su capacidad por más de 2.000 personas, que no dudaron en tomar al asalto el corralito de la prensa.

Entre las que no habían podido entrar y las que salieron a la calle a aliviar el agobio de la espera -Zapatero visitó antes la planta termoeléctrica de Abengoa-, varios cientos se aglomeraron a las puertas del hotel. Cuando llegó la comitiva presidencial, el líder socialista se vio prácticamente rodeado y al decirle que querían escucharle, pero no podían acceder al interior, improvisó un breve mitin a capela, en el que les prometió trabajar sin descanso por la igualdad.

Mientras Zapatero hablaba -unos cinco minutos-, se desenfundaban decenas de móviles para retratar el momento. En el interior, las celosías con las que se montó un pasillo de protección para que pudiera acceder a la tarima del escenario estuvieron a punto de ceder ante el empuje de un enjambre que quería a toda costa darle un beso o estrechar su mano.

Ya con atril de por medio, Zapatero no se anduvo con rodeos en la búsqueda del voto femenino que, junto con el de los mayores, constituye el principal campo de disputa electoral, el que puede dar al PSOE una mayoría amplia y al PP la posibilidad de evitarla, según el diagnóstico de José Luis Zárraga, director del Publiscopio.

Compromisos

Zapatero renovó su compromiso del día anterior de que 1,2 de los 2 millones de empleos que promete crear sean para mujeres y añadió el de conseguir en los próximos cuatro años que, en cumplimiento de la Ley de Igualdad, se ponga fin a la discriminación salarial entre hombres y mujeres, que se calcula que afecta a 1,3 millones de trabajadoras.

El instrumento será 'implicar a empresas y sindicatos ' para que éste sea un objetivo primordial en la negociación de los convenios colectivos.
Zapatero, que recordó la oposición del PP a la Ley de Igualdad, se proclamó 'implacable contra el machismo, inflexible contra la discriminación e incansable en la lucha por la igualdad'. Y también protector 'de los humildes' ante el bache económico.

La oposición más destructiva

A quienes se sienten reflejados en esos valores, les reclamó una participación masiva para dar 'un no rotundo, inapelable' al PP, 'la oposición más destructiva que ha habido en la historia de la democracia'.