Publicado: 23.09.2015 20:55 |Actualizado: 24.09.2015 07:00

Zapatero, el gran ausente de la campaña del PSC en Catalunya

El ex presidente alega motivos de agenda por no acudir a ningún acto.

Publicidad
Media: 3
Votos: 2
Comentarios:
Zapatero en una de sus últimas apariciones públicas, la semana pasada en la presentación de un libro junto a Ángel Gabilondo en Madrid. /EFE

El expresidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en una de sus últimas apariciones públicas, la semana pasada en la presentación de un libro junto al exministro Ángel Gabilondo en Madrid. /EFE

Para algunos es uno de los culpables de la actual situación que se vive en Catalunya; para otros, fue quien vio el problema y quiso arreglarlo, pero no acertó con la fórmula adecuada y le pusieron demasiados palos en las ruedas. Sea como sea, el PSC y el PSOE han prescindido completamente de la figura de José Luis Rodríguez Zapatero en la campaña electoral catalana que están haciendo mano a mano los dos partidos.

Fuentes de Ferraz confirmaron que Zapatero no ha hecho ningún acto con Miquel Iceta, ni les consta su presencia en actos menores durante toda la campaña en Catalunya. En principio, desde el PSOE no explican los motivos, porque añaden que todo está coordinado con el PSC y que también depende de sus decisiones.



Pero el hecho es que el hombre que anunció que aprobaría “el Estatut que viniera del Parlament de Catalunya”, provocando un auténtico terremoto político con aquella promesa que luego no cumplió, parece que ahora ya no es deseado en los actos socialistas en Catalunya.

Y es más que significativo, porque el PSOE ha movilizado a todos sus dirigentes. Estuvo en campaña hasta el anterior secretario general, Alfredo Pérez Rubalcaba –que, curiosamente, fue quien cambió el Estatut que vino de Catalunya-, participando en un acto muy potente con Miquel Iceta el 18 de septiembre. Han acudido todos los barones del partido, los miembros más destacados de la Ejecutiva Federal, y este miércoles la estrella invitada era el ex presidente Felipe González.

Unas fuentes apuntan a que la figura de Zapatero “no suma” en Catalunya, otras a que no tiene buena relación con Pedro Sánchez y algunos lo circunscriben a que su nuevas ocupaciones pueden que no se lo hayan permitido. De hecho, fuentes cercanas al ex presidente aseguran que sólo ha sido por motivos de agenda no estar presente en la campaña, donde le hubiera gustado participar.

El ex presidente del Gobierno dejó el Consejo de Estado el 1 de septiembre para presidir el grupo de asesores de la Fundación alemana Instituto de Diplomacia Cultura, una ONG que tiene su sede en Berlín. Zapatero ya advirtió, cuando se dio de baja temporal del Consejo de Estado, de que dicha responsabilidad le obligaba a tener “dedicación completa”.

Sin embargo, Zapatero siempre ha dicho que él estaba a disposición de su partido cuando se lo pidieran y, hasta ahora, ha cumplido, incluso acudiendo a actos donde no ha estado muy cómodo.

No obstante, todo indica que con su nueva ocupación el líder socialista ha dado un paso atrás en lo que es su relación con el partido y tiene una nueva agenda internacional muy exigente.

Pero, además, era evidente que estaba en la hipotética operación en favor de Susana Díaz como futura líder del PSOE; y actualmente sabe que en el marco político su margen de maniobra es muy escaso. Otra cosa será cuando se convoque el 39º Congreso Federal del PSOE –a principios de 2016-, y cómo los socialistas lleguen al mismo. Ahí, lo mismo, puede reaparecer. “Queda la segunda parte”, avisan fuentes cercanas al ex presiente.
No obstante, hay algunos dirigentes que no les gusta el “ninguneo” con el que se está tratando en esta etapa a Zapatero, y hasta se ven obligados a recordar que fue secretario general del PSOE durante once años y el segundo presidente socialista de la democracia durante casi ocho. Pero cuatro años después de su marcha del Gobierno, parece que su figura sigue sin rehabilitarse, ni en su propio partido. Zapatero, no se inmuta por estas cosas.