Público
Público

Zapatero tranquiliza al PSOE sobre la financiación

Blanco asegura que se recogerán nuevas aportaciones de Catalunya

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Una sensación de alivio se destila en la dirección del PSOE ante el espinoso problema de la financiación autonómica desde que el presidente del Gobierno tomó las riendas de la negociación. 'Nos temíamos un lío interno importante y resulta que no es tanto y, además, el follón está más bien en el PP', resumió un miembro de la Ejecutiva federal tras su reunión del lunes.

Hasta Miquel Iceta, el delegado de José Montilla en la Ejecutiva del PSOE, reconoció que se ha producido 'un avance muy significativo', aunque 'esto es una negociación y aún no ha terminado'.

José Luis Rodríguez Zapatero dijo a sus compañeros de la dirección que el Gobierno 'recogerá aportaciones' de las comunidades autónomas y su portavoz, José Blanco, concretó: 'Algunas de las observaciones hechas por el Gobierno de Catalunya serán tenidas en cuenta'.

No precisó cuáles, como tampoco hizo el presidente, que quiere cerrar definitivamente este frente en febrero, aunque reconoció que será preciso hacer esfuerzos importantes.

No se trata sólo de desactivar un asunto potencialmente explosivo en el ámbito interno de los dos grandes partidos, sino ya de una urgencia político-económica. 'Con el sistema actual, que quiere mantener Rajoy, las comunidades entrarían en bancarrota', aseguró Blanco, quien dijo que la situación financiera de las autonomías 'resulta insostenible'.

El vicesecretario del PSOE puso una gota de dramatización para acusar al PP de intentar 'torpedear el acuerdo' que se pueda producir y tachó de 'exótica' la posición de Mariano Rajoy.

'Es un exotismo abstenerse en el Consejo de Política Fiscal y Financiera, votar en contra en el Congreso de los Diputados y decir que sí por los gobiernos autonómicos', señaló.

El intento de conjugar esas tres posiciones es, según Blanco, una manifestación indubitable del 'desbarajuste y galimatías que tiene el PP en sus filas'.

El vicesecretario del PSOE apuntó que, de confirmarse esa estrategia de votaciones que atribuyó al PP, 'sus diputados de Madrid o de la Comunidad Valenciana tendrá muy difícil explicar cómo votan en contra de un sistema que a su presidentes les parece bien'.