Publicado: 29.01.2016 11:37 |Actualizado: 29.01.2016 19:35

Zarzuela se ciñe al guión y expresa su "absoluto respeto" por la decisión de que la infanta siga siendo juzgada

Como ha hecho siempre desde que se destapó el 'caso Noos', la Casa Real se limita a ratificar su consideración por la independencia del poder judicial. El abogado de la infanta anuncia que elevará una protesta a la Audiencia provincial de Palma.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El rey Felipe VI. EP

El rey Felipe VI. EP

MADRID.— Tal y como ha hecho siempre, especialmente con con todos los episodios significativos que han afectado a la infanta Cristina en el procedimiento por el caso Nóos, la Casa del Rey ha reafirmado este viernes su "absoluto respeto a la independencia del poder judicial" tras saber que la hermana de Felipe VI continuará como acusada en el juicio.

La decisión de la Audiencia de Palma se conoció cuando el rey recibe en el Palacio de la Zarzuela a la portavoz de En Marea, Alexandra Fernández, dentro de la segunda ronda de consultas que el jefe del Estado lleva a cabo durante esta semana para buscar candidato a la Presidencia del Gobierno.



El tribunal considera que la hermana del monarca debe ser juzgada al legitimar a Manos Limpias para ejercer la acusación popular en su contra como cooperadora en dos delitos fiscales presuntamente cometidos por su marido, Iñaki Urdangarin.

Un portavoz de Zarzuela se ha limitado a ratificar el "absoluto respeto a la independencia del poder judicial" por parte de la Casa Real como único comentario a la decisión de la Audiencia.

Más expresivo fue Miquel Roca, abogado de la infanta, quien anunció a los medios que elevará una protesta ante la Audiencia de Palma tras la resolución por considerar que se aparta de la "literalidad de la ley y de la doctrina consolidada y vinculante del Tribunal Supremo".

"Desde la seriedad y el respeto a todas las instituciones judiciales", Roca valoró así en declaraciones a la prensa la resolución de la Audiencia de Palma. Miquel Roca contó que los periodistas y la propia Infanta se han enterado de la resolución de la Audiencia antes que él, lo que también lamentó, y reconoció que ahora se abre una nueva etapa en la estrategia de su defensa.

El distanciamiento de Felipe VI

Desde el comienzo del juicio por el caso Nóos, la Casa Real ha guardado la distancia respecto al procedimiento que afecta a la hermana del Rey y a su marido, Iñaki Urdangarin.

Doña Cristina quedó fuera de la Familia Real cuando don Felipe fue proclamado, en junio de 2014, al pasar de hija a hermana de rey.

No obstante, ella ya había quedado mucho antes alejada de la actividad oficial de la Familia Real, desde finales de 2011, y con la proclamación de Felipe VI quedó ratificado su completo apartamiento de los actos institucionales.

Especialmente significativo fue el gesto de don Felipe, el 11 de junio del año pasado, cuando revocó a doña Cristina el título de duquesa de Palma de Mallorca del que disfrutaba desde 1997 por decisión del Rey Juan Carlos.

Ya había pasado medio año desde que el juez instructor del caso Nóos, José Castro, decidió llevarla a juicio como presunta cooperadora necesaria en dos delitos fiscales, paso que desató las especulaciones sobre si ella debía renunciar al ducado o a sus derechos dinásticos.

Aunque su hermano le retiró el título, la infanta sigue manteniendo esos derechos, de los que no se le puede privar salvo que decida renunciar por propia iniciativa.

En los momentos clave del procedimiento, como la decisión del juez instructor de llevarla a juicio, adoptada ya bajo el reinado de Felipe VI, Zarzuela se limitó a expresar su respeto absoluto a la independencia del poder judicial, tal y como ha hecho hoy.

Etiquetas