Publicado: 25.02.2013 20:09 |Actualizado: 25.02.2013 20:09

Zarzuela veta a los medios tras las declaraciones de Corinna

Anula las acreditaciones de prensa solicitadas a una recepción del rey al ministro de Asuntos Exteriores portugués alegando "motivos de espacio". Sólo cubrirán la audiencia "en régimen institucional&quot

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Casa Real no quiere a los medios reunidos en torno al rey tras las declaraciones de Corinna zu Sayn-Wittgenstein en El Mundo y las de Iñaki Urdangarin y el secretario de las infantas, Carlos García-Revenga, en los juzgados de Palma de Mallorca. La única actividad del rey Juan Carlos prevista para esta semana (mañana martes 26 a las 18:30h) ha sido vetada a todos los medios de comunicación que no sean la agencia EFE y TVE, ambos públicos y sólo en su faceta gráfica.

En un comunicado emitido 24 horas antes de la recepción del rey al ministro de Asuntos Exteriores de Portugal, Paulo Sacadura Cabral Portas, en el Palacio de la Zarzuela, su departamento de Comunicación ha trasladado a la prensa su nueva decisión "por motivos de espacio", por lo que la cobertura se limitará al "régimen institucional".

La decisión de Zarzuela se produce tras haberse comunicado la agenda de la familia real el viernes con normalidad a los medios, incluyendo la recepción del rey al ministro luso. Antes, asimismo, de que el marido de la infanta Cristina acudiese a los juzgados de Palma para desvincular a la familia real de sus negocios presuntamente ilegales.

Sin embargo, la declaración del yerno de Juan Carlos de Borbón pasó a un segundo plano tras publicarse en dos días una entrevista a Corinna zu Sayn-Wittgenstein con declaraciones tan controvertidas como admitir su "entrañable amistad" con el monarca o que ha realizado trabajos para el Gobierno de especial delicadeza, interviniendo, incluso, en presuntas crisis políticas.

En el entorno de la Casa Real dan por terminada la "entrañable amistad" del rey con la conocida como 'princesa' Corinna desde el accidente de él en la polémica cacería de Botswana, cuando se publicaron fotos de ambos dentro del mismo grupo.