Publicado: 16.03.2014 08:41 |Actualizado: 16.03.2014 08:41

Zouhier, expulsado de España tras ser excarcelado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El marroquí Rafá Zouhier , condenado a 10 años de cárcel por suministrar los explosivos de los atentados del 11-M, ha sido expulsado de España esta madrugada inmediatamente después de salir de la prisión Puerto I (Cádiz) tras cumplir su pena. Según han informado hoy a Efe fuentes del Ministerio del Interior, Zouhier, que salió de la cárcel a la una de la madrugada, fue trasladado por la Policía a Tánger (Marruecos) sobre las 02.30 horas.

El exconfidente de la Guardia Civil abandonó la prisión en un furgón policial que le recogió dentro del recinto penitenciario sobre la una de esta madrugada, una hora después de que quedara extinguida su condena.

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ya había señalado ayer que la voluntad de su departamento era que Rafá Zouhier dejara el territorio nacional tan pronto fuera excarcelado. Sin entrar en mas detalles, el ministro ha recordado que así se lo trasladó también a las víctimas de los atentados del 11 de marzo de 2004 y, en particular, a la presidenta de la Asociación 11-M Afectados del Terrorismo, Pilar Manjón.

El pasado 22 de enero la Audiencia Nacional acordó el licenciamiento definitivo de Rafá Zouhier y comunicó a la Policía Nacional que, en caso de considerarlo oportuno y procedente, iniciara los trámites pertinentes para su expulsión del territorio nacional, conforme al artículo 57 de la Ley de Extranjería.  Según ese artículo, "constituirá causa de expulsión, previa tramitación del correspondiente expediente, que el extranjero haya sido condenado, dentro o fuera de España, por una conducta dolosa que constituya en nuestro país delito sancionado con pena privativa de libertad superior a un año, salvo que los antecedentes penales hubieran sido cancelados".

La expulsión se topaba con la dificultad de que Rafá Zouhier contrajo matrimonio hace unos meses con una mujer española. El abogado de Rafá Zouhier, Antonio Alberca, se ha quejado hoy, en declaraciones a Efe, de que no se le ha sido permitido visitar la pasada tarde al preso en la cárcel, tal y como pretendía hacer para asesorarle de cara su posible expulsión del país y para que firmara "unos documentos importantes" para su defensa.

El 31 de octubre de 2007, la Audiencia Nacional condenó a Zouhier a 10 años de cárcel por un delito de colaboración con la célula islamista que perpetró los atentados del 11-M.

La sentencia dio por probado que Zouhier actuó como intermediario entre el exminero asturiano José Emilio Suárez Trashorras, que suministró los explosivos, y Jamal Ahmidan, líder de la célula que perpetró los atentados, pero le absolvió de cooperación necesaria en los atentados porque en su labor "era sustituible por otro" y porque el ex confidente no era la única alternativa de los terroristas.

En el juicio del 11-M, Zouhier se declaró "superinocente" y fue expulsado en varias ocasiones de la SalaEn el juicio, celebrado entre el 15 de febrero y el 2 de julio de 2007, Zouhier se declaró "superinocente" y fue expulsado en varias ocasiones de la Sala, una de ellas por darle un codazo a otro acusado sentado junto a él en el banquillo.

En una reciente carta que hizo pública esta misma semana decía que salía "de la injusta condena con la conciencia superlimpia de no haber hecho daño a nadie y menos a un pueblo que me ha tratado bien" y mostraba su confianza en que algún día se sepa "la verdadera verdad" de los atentados del 11-M que causaron la muerte a 191 personas.

Con la excarcelación de Zouhier son ya siete los condenados por el 11-M que han cumplido sus penas por su implicación en la masacre, aunque sólo cuatro se encuentran actualmente en libertad.

Se trata de Nasredine Bousbaa y Mahmoud Slimane —sentenciados a dos años de cárcel por falsificación de documentos—, así como Antonio Iván Reis y Sergio Álvarez, condenados a tres años por el tráfico de los explosivos empleados en los atentados.

Recientemente, el 8 de febrero, también quedó en libertad por el 11-M Mohamed Larbi Ben Sellam, aunque permanece en prisión pendiente de ser extraditado a Marruecos. El cuñado de Suárez Trashorras, Antonio Toro, también ha cumplido ya su condena a 4 años de cárcel por tráfico de explosivos, pero sigue en prisión para cumplir 18 años por condenas acumuladas, aunque es el único de los presos del 11-M que ha disfrutado de permisos penitenciarios.