Publicado: 30.07.2016 13:35 |Actualizado: 30.07.2016 16:26

Sólo una de cada 100 víctimas de trata logra ser rescatada

La Organización Internacional del Trabajo calcula que casi 21 millones de personas en el mundo son víctimas del trabajo forzoso. En esa cifra se incluye también a las víctimas de trata para la explotación laboral y sexual.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Teléfono de contacto para denuncias de trata: 900 10 50 90 Email: trata@policia.es

Teléfono de contacto para denuncias de trata: 900 10 50 90 Email: trata@policia.es

MADRID.- La trata de personas es un delito que explota a mujeres, niños y hombres con numerosos propósitos, incluidos el trabajo forzoso y el sexo. La Organización Internacional del Trabajo calcula que casi 21 millones de personas en el mundo son víctimas del trabajo forzoso. En esa cifra se incluye también a las víctimas de trata para la explotación laboral y sexual.

Si bien se desconoce cuántas de éstas fueron objeto de trata, la cifra implica que en la actualidad hay millones de víctimas en el mundo. Todos los países están afectados por la trata, ya sea como país de origen, tránsito o destino de las víctimas.

Según la Oficina de la ONU contra la Droga y el Delito (UNODC) sólo una de cada cien víctimas de trata es rescatada en la actualidad, y llama a reforzar el combate a ese flagelo y a ayudar a quienes hayan caído en las redes de traficantes.



Con motivo del Día Mundial contra la Trata, que se celebra este sábado, 30 de julio, la UNODC recuerda que las víctimas de ese delito incluyen a quienes sufren matrimonios arreglados, trabajo forzado, explotación sexual, reclutamiento de menores en grupos armados, trabajo infantil y robo de órganos.

Los traficantes aprovechan las miserias humanas y se lucran con ellas.

El director ejecutivo de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), Yuri Fedotov, calificó la trata como "un crimen parasitario que se alimenta de la vulnerabilidad, crece en tiempos de incertidumbre y se aprovecha de la inacción".

En su mensaje para la jornada, Fedotov subrayó que los traficantes aprovechan las miserias humanas y se lucran con ellas, y resaltó que las personas atrapadas en conflictos armados y crisis humanitarias corren un alto riesgo de ser víctimas de explotación sexual, trabajos forzados, contrabando de órganos o esclavitud.

Fedotov adelantó que el Informe Mundial sobre la Trata de Personas 2016, que se lanzará a finales de año, establece un claro patrón que conecta la migración indocumentada con el tráfico de personas.

Los refugiados, posibles víctimas

Asimismo, destacó que ciertos flujos migratorios son particularmente vulnerables a la trata y citó el ejemplo del que llega a Estados Unidos, donde el 20% de las víctimas proceden de Honduras, Guatemala y El Salvador. El informe de UNODC también analiza la conexión entre trata y refugiados procedentes de Siria y Eritrea.

El director ejecutivo de la UNODC llamó a los gobiernos a ratificar e implementar de manera eficiente la Convención de la ONU contra la Delincuencia Organizada Transnacional y sus protocolos referentes a la trata y tráfico de migrantes.

Por su parte, la relatora especial sobre la trata de personas, Maria Grazia Giammarinaro, instó a todas las naciones a establecer o adaptar providencias para la asistencia y protección de las víctimas de trata y las exhortó a considerar la prolongación de medidas asistenciales a personas en riesgo de trata y explotación.

En 2010, la Asamblea General adoptó un Plan de Acción Mundial para Combatir el Tráfico de Personas, urgiendo a los Gobiernos de todo el mundo a derrotar este flagelo. El Plan llama a integrar la lucha contra la trata en los programas de las Naciones Unidas para el fomento del desarrollo y el refuerzo de la seguridad mundiales. Una provisión crucial del Plan es el establecimiento de un Fondo Voluntario Fiduciario para las víctimas del tráfico, especialmente mujeres y niños.

"El delito de la trata de personas es definido como el acto de captar, trasladar, recibir y acoger a cualquier ser humano con la finalidad de explotarlo, sea sexualmente, con trabajos forzados o para otros fines"

En 2013, la Asamblea General sostuvo una reunión para evaluar el Plan de Acción Mundial. Los Estados miembros adoptaron la resolución A/RES/68/192 y designaron el 30 de julio como el Día Mundial contra la Trata. En la resolución, se señala que el día es necesario para "concienciar sobre la situación de las víctimas del tráfico humano y para promocionar y proteger sus derechos".

Según la Oficina de las Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito, el delito de la trata de personas es definido como el acto de captar, trasladar, recibir y acoger a cualquier ser humano con la finalidad de explotarlo, sea sexualmente, con trabajos forzados o para otros fines.

De acuerdo con el último informe mundial sobre la trata de personas, de la UNODC "las organizaciones dedicadas a la trata de personas suelen valerse de una gran variedad de métodos de captación, entre las que se encuentran principalmente las redes sociales, a través de ofertas fraudulentas de trabajo, clasificados en páginas de internet, amistades y relaciones mediante redes sociales como Facebook. Posteriormente, una vez trasladada, la víctima es sometida mediante el retiro de sus documentos, la amenaza física y la existencia de una deuda con la red, coartando su libertad".

"Los traficantes de personas se aprovechan de los más desesperados y vulnerables. Para poner fin a esta práctica inhumana, debemos hacer más para proteger a los migrantes y refugiados, sobre todo a los jóvenes, las mujeres y los niños, de quienes se aprovechan de su deseo de alcanzar un futuro mejor, más seguro y más digno" ha destacado en su mensaje para esta jornada el Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon.

Teléfono de contacto para denuncias de trata: 900 10 50 90
Email: trata@policia.es