Publicado: 08.09.2016 14:45 |Actualizado: 08.09.2016 14:45

150 intelectuales, políticos y artistas advierten de que C's no quiere permisos parentales igualitarios

Vicenç Navarro, Juan Torres, Marina Subirats, Clara Lago y otras personalidades alertan de que la propuesta de Rivera —ocho semanas para cada progenitor más 10 de "libre distribución"— legitima la desigualdad y reclaman, a través de la PPiiNA, 16 semanas de baja intransferibles tanto para madres como para padres. 

Publicidad
Media: 3.31
Votos: 13
Comentarios:
Un padre con su hijo./ EFE

Un padre con su hijo./ EFE

MADRID.- Tanto en el pacto que firmó con el PSOE como con el PP, Ciudadanos proponía "equiparar y ampliar" los permisos de maternidad y paternidad. En el primer documento, incluso detallaba cómo hacerlo: la fórmula consistía en conceder ocho semanas intransferibles y pagadas al 100% para cada progenitor más 10 semanas de "libre distribución" dentro de la pareja pagadas también al 100%. En total, 26 semanas de baja frente a las 18 actuales, en las que seis son obligatorias para la madre, 10 se pueden repartir entre el padre y la madre y dos son exclusivas para el padre, todas pagadas al 100%. 

Lo que Ciudadanos vende como una medida igualitaria es, en realidad, un mecanismo que "consolida y legitima la desigualdad". Lo aseguran 150 personalidades del mundo de la política, la universidad y el arte que han firmado una carta dirigida a todos los diputados y diputadas del Congreso para pedirles que no caigan en "la trampa" del partido de Albert Rivera y aprueben por fin la propuesta de la Plataforma por Permisos Iguales e Intransferibles de Nacimiento y Adopción (PPiiNA), que aboga por 16 semanas intransferibles para cada progenitor pagadas al 100%.

Entre los firmantes se encuentran los economistas Vicenç Navarro y Juan Torres, la socióloga Marina Subirats, el teólogo Juan José Tamayo, la actriz Clara Lago, el ex delegado del Gobierno para la Violencia de Género Miguel Lorente, varios diputados de Podemos y la número cuatro de la lista del PSOE por Madrid en las pasadas elecciones, Ángeles Álvarez, entre otros.



¿Pero por qué es una "trampa" el planteamiento de Ciudadanos? Es cierto que la propuesta de Rivera aumenta de dos a ocho las semanas de paternidad, pero dado que las 10 semanas de más son compartidas y teniendo en cuenta que sólo un 2% de las madres españolas ceden parte de su baja a sus parejas, "serán ellas las que acaben teniendo 18 semanas y los hombres, ocho", denuncia la PPiiNA.

Ciudadanos contó recientemente a Público que en su propuesta no hay permisos transferibles sino "a elegir". La diferencia, según la diputada del partido naranja Marta Martín, es que en los primeros "se reconoce el permiso a la madre y, si quiere, lo transfiere" mientras que en los segundos "se respeta la libertad de las familias para organizarse porque pueden cogerlo cualquiera de los dos".

La PPiiNA, sin embargo, considera que los de Rivera "juegan con las palabras" porque el permiso de maternidad y paternidad es un derecho laboral y una prestación de la Seguridad Social que se gana con las cotizaciones. "Los padres no están disfrutando de un derecho que se han ganado trabajando, por lo que el modelo actual vulnera el principio de igualdad porque los derechos no se pueden transferir", advierte María Pazos, investigadora y miembro de la PPiiNA, que añade que "cualquier aumento del permiso de maternidad sin igualdad con el de paternidad —como propone C's— es un retroceso".

El 50% de las mujeres creen que tener un hijo es un obstáculo para su carrera profesional

En un país en el que el 50% de las mujeres creen que tener un hijo es un obstáculo para su carrera profesional y en el que sólo el 55% de las madres vuelven a sus puestos después de la baja frente al 100% de los hombres, según la Organización Internacional del Trabajo, la PPiiNA considera prioritario "cambiar la organización social del cuidado" para que éste no sea percibido como una responsabilidad exclusiva de las mujeres. Su proposición de ley para lograrlo está paralizada desde 2012 a pesar de que la Comisión de Igualdad aprobó ya dos Proposiciones No de Ley respaldándolas sin ningún voto en contra.

"Hay una masa crítica que pide este cambio en la ley", dice la PPiINA. De hecho, Rosa Cobo, profesora titular de Sociología del Género en la Universidad de A Coruña, ha señalado en la presentación del documento que los permisos igualitarios e intransferibles también serían "un elemento socializador" y supondrían una grieta en el imaginario social que "asume que los hombres no son cuidadores, sino sólo proveedores". Miguel Lorente, ex delegado del Gobierno para la Violencia de Género, también ha insistido en esta idea y, sobre todo, en la necesidad de romper la asociación entre la maternidad y el cuidado y la presencia; y entre la paternidad y el sustento y la distancia. 

El economista Juan Torres ha añadido que "la igualdad en el empleo y en el cuidado es un motor de la actividad económica" porque hace aumentar el PIB, la demanda efectiva, el empleo y la inversión. Además, ha afirmado que C's defiende un modelo competitivo "empobrecedor". "Piden que se innove experimentando con los recursos en lugar de generar empresas con una producción basada en otro tipo de innovación, la que se basa en la creación del capital social que haría posible un modelo social igualitario".